Greenpeace lleva a las calles de Bruselas una caravana de coches eficientes para pedir que se limiten las emisiones de CO2

08 septiembre 2008

No es necesario más tiempo para cumplir con el límite de 120 gramos de CO2 por kilómetro

Bruselas, España – Una caravana organizada por Greenpeace compuesta por automóviles eficientes ha recorrido, este medio día, las calles de Bruselas para demostrar que ya existen modelos que cumplen con el objetivo de reducción de las emisiones de CO2 de la Unión Europea (UE). Una reducción que la UE plantea para los nuevos coches que se vendan en Europa a partir de 2012.

Con este acto, la organización ecologista quiere demostrar los argumentos de la industria automovilística de que es necesario más tiempo para llegar a cumplir con limite de 120 gramos de CO2 por kilómetro.

La caravana de ocho vehículos ha finalizado su recorrido en la Plaza de Luxemburgo, en frente del Parlamento Europeo (1) Todos los coches presentes en el evento cumplen ya con el objetivo de reducción de las emisiones de CO2 de la UE (120 g/km), lo que demuestra la disponibilidad en el mercado de muchos modelos con esas características y a un precio competitivo para la mayoría de los fabricantes de coches.

“Todos los vehículos que hemos llevado al Parlamento están ya a la venta y sus emisiones son inferiores a las marcadas por los objetivos de la UE. Esto demuestra que si la industria quiere retrasar tres años más estos objetivos, hasta 2015, es para ganar más tiempo y seguir con su visión anticuada del mercado”, ha declarado Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Transportes de Greenpeace.

Este acto, coincide con la publicación del informe de Greenpeace “Fuera de la carretera: La industria automovilística infla sus costes para reducir la ambición en la lucha contra el cambio climáticoque explica cómo los costes financieros y sociales de cumplimiento de las legislaciones medioambientales han sido exagerados repetidamente por parte de la industria automovilistica como parte de su estrategia de debilitación de la ambición de la política europea en materia de salud y medio ambiente (2).

Uno de los ejemplos más llamativos es el caso de la /Directiva sobre los límites de las emisiones de los vehículos. Según denuncia Greenpeace en su informe, cuando entró en vigor la Directiva, el precio de los automóviles no varió ni de forma repentina ni en una cantidad ingente. Hoy en día, un catalizador cuesta entre 40 y 70 euros por unidad, casi una décima parte de lo que los fabricantes habían previsto (entre 420 y 560 por vehículo. Además en 2005, la evaluación del impacto positivo de esta Directiva sobre la salud y el medio ambiente estimaba beneficios por unos 2.000 millones de libras tan sólo en el Reino Unido (2.500 millones de euros).

Los límites propuestos para las emisiones de CO2 están siendo atacados por parte de la industria automovilística que pide más tiempo para cumplirlos, alegando una supuesta imposibilidad técnica y tecnológica de los cambios requeridos en el tiempo marcado. (3) La presión de la industria ha conseguido ya que la Comisión de Industria del Parlamento Europeo apoyase estas demandas en la votación del pasado 1 de septiembre (4).

Greenpeace pide a los euro parlamentarios que voten para que la industria automovilística produzca coches más eficientes y menos contaminantes para 2012 y cumpla así con su parte de responsabilidad frente al cambio climático.

“Esta legislación tiene como objetivo acelerar la reducción de las emisiones de CO2 del sector automovilístico, tras el fracaso de los objetivos voluntarios de la industria”, ha añadido Pizzinato. “Si los legisladores no ponen freno a las peticiones de la industria y no les obligan a actuar antes de 2012, pondrán en ridículo su propio papel de reguladores.

(1) La caravana de automóviles de bajas emisiones incluye: Opel Corsa 1.3 cdti (119 g/km; Renault Clio 1.5 dci (119 g/km); Ford Fiesta 1.5 dtci (119 g/km); VW Polo 1.4 TDI 70 CV (119 g/km); Citroen C4 1.6 HDI (120 g/km); Smart Fortwo 0.8 CDI 30 KW(88 g/km); Toyota Prius 1.5 WTHybrid (104 g/km); Peugeot 207 1.4 Hdi (117 g/km).

(2) El resumen ejecutivo del informe”/Fuera de la carretera: La industria automovilística infla sus costes para reducir la ambición en la lucha contra el cambio climático” en castellano se puede descargar en:

http://www.greenpeace.org/raw/content/espana/reports/fuera-de-la-carretera.pdf

La versión completa del informe (en inglés) se puede descargar en:

_www.greenpeace.org/offtrack http://greenpeace.org/offtrack_

(3) La Comisión Europea ha propuesto una legislación para obligar a los fabricantes de coches a reducir la medida de las emisiones de CO2 de sus coches a 130 g/km para 2012. Se supone, además que se llegue a reducir hasta 120 g/km de CO2 mediante “medidas complementarias”.

(4) La Comisión de Industria ha votado una opinión sobre el texto de la legislación para informar a la Comisión de Medio Ambiente que decidirá sobre este tema a finales del mes. La Comisión de Industria votó en favor de una introducción paulatina del objetivo. Esto implica que sólo el 60% de todos los nuevos coches vendidos en Europa en 2012 tendrán que cumplir con el objetivo de 130 g/km de CO2. Si llegara a ser definitiva esta propuesta, la media de las emisiones de CO2 de la nueva flota de la UE tan solo se reduciría a 154 g/km para 2012, demasiado cerca de los 158 g/km actuales (2007).

Jaume Satorra

Greenpeace

A %d blogueros les gusta esto: