Greenpeace pide a Rajoy y a Zapatero que se desmarquen del negacionismo climático de Aznar

23 octubre 2008

Los líderes políticos españoles deben apoyar sin fisuras el paquete de medidas europeo para hacer frente al cambio climático


España – Greenpeace pide a los líderes del PP y PSOE, Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero, que dejen claro si están a favor de la política europea de lucha contra el cambio climático o si, como propone Aznar, consideran que hay que ignorar las evidencias científicas para volver a los tiempos en que se desconocía la urgencia de actuar frente a este grave peligro.
Para la organización ecologista, hoy no basta con hacer declaraciones a favor o en contra de la lucha frente al cambio climático, sino que urge pasar a los hechos. Europa está proponiendo un plan de acción que los Gobiernos están discutiendo activamente. La propuesta de la Comisión Europea para 2020 consiste en reducir las emisiones de co2 en un 30% (si hay un acuerdo mundial, y si no al menos unilateralmente en un 20%), aumentar al 20% la contribución de las energías renovables al uso final de la energía y reducir en un 20% el consumo energético.
“Es imprescindible que el paquete europeo de clima se apruebe antes de fin de año y que se evite cualquier intento de rebajar sus contenidos”, ha declarado Juan López de Uralde, director de Greenpeace España. Rajoy y Zapatero deben explicar que están haciendo para lograr que Europa continúe liderando la lucha mundial contra el cambio climático.

“No es ninguna novedad que Aznar defienda las tesis de Bush, Berlusconi o Klaus, tan partidarios de la guerra de Irak como de acabar con el Protocolo de Kioto. Su agenda está perfectamente diseñada por las multinacionales de la energía sucia, buscando distraer la atención con debates desfasados, para envitar o al menos retrasar, cualquier compromiso de reducción de emisiones que obligaría a usar menos carbón o petróleo”, ha declarado José Luís Gracia Ortega, responsable de la campaña Cambio Climático y Energía de Greenpeace “Si no se actúa ahora contra el cambio climático por hacer caso a los negocionistas, ¿quién respondrá luego cuando se produzcan las consecuencias catastróficas que advierten los científicos y que se pudieron haber evitado?”.

Greenpeace pide al Partido Popular que confirme si apoya el Protocolo de Kioto contra el cambio climático, que firmó Aznar como presidente español, o si comparte con Anar este nuevo revisionismo para que los grandes grupos industriales puedan seguir contaminando sin pagar por ello.
Al Gobierno del PSOE, Greenpeace le pide que exija la aprobación urgente del paquete europeo de clima, preservando toda su integridad ambiental, garantizando la puesta en práctica del principio de “quien contamina, paga”.
En tiempos de crisis, no se puede aceptar que la misma población que va a padecer las consecuencias del cambio climático siga pagando, a través de sus impuestos, las subvenciones a las empresas que causan el cambio climático.

Jaume Satorra
Greenpeace

Greenpeace pide a Manuel Chavez un giro en las politicas de la Junta de Andalucía hacia "más medio ambiente"

22 octubre 2008

Destrucción a toda costa, 2008. Hotel Ilegal Algarrobico, Cabo de Gata. Almeria
España – La organización ecologista Greenpeace ha pedido al Presidente de la Junta de Andalucia, Manuel Chavez, un giro en sus políticas para prestar mucha más atención a los problemas ambientales de Andalucía. En rueda de prensa en Sevilla, Celebrada esta mañana, Greenpeace ha puesto de manifiesto que desde el comienzo de la última legislatura andaluza se ha producido un alejamiento continuo del Gobierno andaluz de las políticas ambientales más básicas.
.
Andalucia se presenta como ejemplo de sostenibilidad ambiental”, pero esta realidad se derrumba si atendemos a la aplicación de sus normas y leyes de protección ambiental, turismo y suelo. Se dictan grandes principios de protección que no van acompañados de medidas reales. La planificación y gestión del territorio en Andalucia se subyuga a las presiones de la industria constructora, turística o química, que moldea las decisiones de la Junta dejando de lado la salud ambiental del territorio andaluz y el bienestar de sus ciudadanos.
.
Los casos más paradigmáticos los encontramos en el hotel ilegal de El Algarrobico (Almería), la contaminación de Fertiveria (Huelva), los vertidos en la bahía de Algeciras y la ampliación del puerto de Tarifa.
.
“La crisis no debe servir de excusa para la especulación inmobliaria, el urbanismo slavaje o la contaminación impune. Por el contrario debería servir para replantearse un modelo de política ambiental de calidad que salvaguarde los valores naturales de la Comunidad Autónoma a largo plazo”, -ha declarado Juan López de Uralde, Director de Greenpeace España.
.
Hotel ilegal de El Algarribico
El caso del hotel “Azata del Sol” en la playa del Agarrobico (Carboneras) es, sin duda, uno de los mayores símbolos de la destrucción del litoral. Con más de 20 plantas y 441 habitaciones, el Hotel se incluye dentro de un complejo residencial integrado por otros siete hoteles, 1.500 viviendas y un campo de golf de 18 hoyos.
.
A todas las sentencias que confirman su ilegalidad se le suma la última dictada por el Juzgado nº2 de lo Contencioso Administrativo de Almeria de 5 de septiembre de 2008, que declara ilegal la licencia de obras que el Ayuntamiento de Carboneras concedió. El Juez en esta última sentencia, además, ha apreciado la posible comisión de un delito en la concesión de la licencia y solicita su investigación por parte de la Fiscalía.
.
Greenpeace exige que los esfuerzos de la Junta de Andalucia se encaminen urgentemente a cerrar un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, sin más demora para derribar el hotel y que deje de escudarse en un proceso judicial eterno que sólo favorece a la promotora Azata“. -ha declarado Pilar Marcos, responsable de Costas de Greenpeace.
.
Algeciras
La Bahía de Algeciras se encuentra en estado de excepción continuado, ya que está expuesta a sufrir en cualquier momento una catástrofe ambiental y sanitaria de grandes proporciones. El descontrol en el tráfico marítimo, la absoluta descoordinación de las administraciones andaluzas, central, gibraltareña y del Reino Unido provoca que año tras año se sucedan hundimientos, colisiones, vertidos y contaminación crónica en aguas de la Bahía y del Estrecho de Gibraltar. Se trata de una situación insostenible que necesita solución. Es imprescindible establecer un régimen especial de vigilancia, control y sanción en todas las aguas de la Bahía de Algeciras y Gibraltat con el fin de evitar que se produzcan nuevos accidentes.
.
Las cifrs son realmente preocupantes. Más de 100.000 buques al año atraviesan sus aguas, más de 21.000 transportan sustancias tóxicas y peligrosas, el bunkering aumenta año tras año (ya se superan los seis millones de toneladas de fuel transferido en estas operaciones de repostaje), en menos de dos años se han producido cinco accidentes importantes (Samothraki, Sierra Nava, New Flame, Fedra y Tawe).
.
La ampliación del puerto de Tarifa
La Autoridad Portuaria Bahía Algeciras (APBA) ha proyectado la ampliación del Puerto de Tarifa, con el propósito inicial de trasladar desde Algeciras a Tarifa gran parte del tráfico de pasajeros, que cruzan el Estrecho. El proyecto supone la construcción de seis atraques para ferrys, dos para rampas de camiones (RO – RO), estación marítima, aduana, etc. Abarca desde el actual puerto hasta El Camorro, con una superficie de 31 hectáreas construidas en un total de 61,4 hectáreas de superficie ocupada, e incluye la construcción de un espigón de 1.210 metros de langitud hacia el este, haciendo de dique “natural” de poniente La Isla de Las Palomas y su itsmo.
.
“La Consejería de Medio Ambiente afirma reiteradamente que es la Comunidad Autónoma con más espacios costeros protegidos pero el proyecto de ampliación del puerto de Tarifa en la linde con el Parque Natural del Estrecho y en la Reserva de la Bioefera demuestran la preocupante política medioambiental” -ha añadido Pilar Marcos.
.
Fertiberia
Los reiterados incumplimientos de leyes ambientales y sentencias judiciales de la empresa Fertiberia lejos de ser motivo para solucionar el grave problema sanitario y ambiental que sufre Huelva, han servido a la Junta de Andalucia para conceder, fuera del plazo fijado por Europa, Autorización Ambiental Integrada a la Planta. Esta actuación ha hecho que la Comisión europea tenga prevista a la ciudad para investigar las irregularidades que la Administración está cometiendo. La Junta de Andalucia con una actuación ambigua y haciendo dilación de sus obligaciones está impidiendo que se busquen salidas reales al problema del vertido de fosfoyesos en las marismas del Tinto.
.
“La Administración andaluza está perdiendo un tiempo precioso para elaborar un plan de empleo con futuro para el sector de los fertilizantes en Huelva y emprender las labores de descontaminación y recuperación de la zona. Fertiberia tendrá que costear estas operaciones pues es la causante del problema. De no ser así la Administración estará  defendiendo los intereses particulares e interesados de la industria, no velando por el bien común, la salud y la preservación del medio ambiente”, ha declarado Julio Barea responsable de la campaña de contaminación de Greenpeace.
.
Jaume Satorra
Greenpeace / España

Greenpeace denuncia que el Gobierno finacie el puerto de exterior de Pasaia (Guipuzcoa) para lograr el apoyo del PNV a los presupuestos del Estado

21 octubre 2008

Hoy se debate en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado para 2009 que incluyen fondos para esta dañina infraestructura
España – A pesar de que todavía no hay un proyecto aprobado definitivo para la construcción del puerto exterior de Pasaia y de que sus promotores no han podido demostrar la viabilidad económica de la infraestructura, el Gobierno y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) han cerrado el acuerdo inicial de la partida presupuestaria que irá e Euskadi. Esta partida incluye financiación para el puerto exterior de Pasaia.
Su construcción supondría la afección directa a un espacio natural protegido a nivel autonómico y europeo de valor ambiental singular como es el monte Jaizkibel.
“De momento no existen los preceptivos informes de impacto ambiental, ni europeos ni gubernamentales, para un inmenso proyecto como éste del que ya hay tres alternativas para su construcción”, -ha declarado Juan López de Uralde, Director de Greenpeace España.- “Adjudicar presupuestos del Estado a este puerto supone una alarmante política de hechos consumados, obviando las leyes de protección ambiental”.

Greenpeace ha expresado su preocupación por el hecho de que, utilizando como excusa la crisis económica, se puedan aprobar infraestructuras de gran impacto sobre el medio ambiente sin que se haya evaluado adecuadamente su impacto ecológico.
Jaume Satorra
Greenpeace

Los Grupos Ecologistas denuncian la ocultación de datos de la Administra´ción ante la crisis ambiental de la Bahía de Algeciras

17 octubre 2008

Los ecologistas han conocido que la Junta de Andalucia ha prohibido el consumo de mariscos y moluscos en la Bahía de Algeciras y zona de Tarifa.
Greenpeace denuncia que las Administraciones Públicas no han informado adecuadamente sobre los vertidos del buque Fedra en la Bahía de Algeciras.
España – Los grupos ecologistas Agadén, Greenpeace y Verdemar, Ecologistas en Acción denuncian que las Administraciones Públicas no han informado de forma adecuada sobre los vertidos de hidrocarburos en la Bahía de Algeciras. Además han tratado de eludir su responsabilidad echando la culpa de los vertidos únicamente al temporal.
Los grupos ecologistas critican que, hasta el momento, no se conozca qué tipo de hidrocarburos cargaban ambos buques, ni tampoco el volumen de vertido. Por otro lado, se está suponiendo que el fuel que está llegando a la costa procede del buque Fedra. Sin embargo, se desconoce si la Junta de Andalucia o el Ministerio de Fomento han analizado el fuel de ambos buques para cerciorarse de si este hecho es cierto. A esta situación hay que añadir que, por lo que han podido observar los ecologistas, se podría estar haciendo uso de dispersantes (sustancias químicas que sirven para favorecer que las manchas de fuel se disgreguen en el agua) lo que implica un impacto medioambiental aún mayor.
“En caso de contaminación grave las administraciones responsables deben actuar con transparencia y mantener informada a la población de los detalles de los vertidos. Sin embargo, en este caso aún existe mucha información desconocida e incluso errónea, lo que demuestra el poco interés de los responsables políticos por solucionar de manera eficiente el problema”. – ha declarado Sara del Río, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace.
Las organizaciones ecologistas, han conocido, ayer, que inspectores sanitarios de la Junta de Andalucia prohibieron el consumo de marisco y moluscos en Bahía de Algeciras, especialmente en el entorno del río Palmones, así como en Tarifa. Esta información contradice las declaraciones de normalidad y control que transmiten las administraciones.
“Son contradictorios los mensajes de “no pasa nada” y “todo está controlado” con el hecho de que prohíban el consumo de algunas especies marinas en las zonas afectadas por el vertido. No se entiende que, sin embargo, haya otras especies como la dorada o la lubina sobre las que se sigue permitiendo el consumo. La Junta debe informar públicamente de cuál es el alcance real de los vertidos”.-ha declarado Javier Gil, portavoz de Agden.
Los ecologistas denuncian que las administraciones tratan de eludir su responsabilidad haciendo creer que se trata de un problema puntual, debido al temporal, y no estructural, a pesar de que la Bahía de Algeciras reune muchas variables para que este tipo de accidentes se repitan de forma cotidiana. Un claro ejemplo de esto, es el hacho de que el Puerto de Algeciras tenga situado uno de sus fondeaderos junto a un espacio natural protegido.
“La situación de contaminación no es un caso puntual, los grupos ecologistas venimos denunciando las practicas en la Bahía de Algeciras desde hace años. Hay que solucionar el problema de riesgo permanente en el que está la zona antes de que tengamos que lamentar una situación irreversible”,-ha declarado Antonio Muñoz, portavoz de Verdemar.
El Estrecho de Gibraltar es el punto de mayor tráfico marítimo de la costa española. En la Bahía de Algeciras se mueven unos 20 millones de toneladas de productos petrolíferos al año. Más de seis millones de toneladas se utilizan en operaciones de repostaje de barco a barco (bunkering). Este tipo de situación, de entrar por unas horas a repostar, se repite constantemente en la Bahía, lo que hace que exista un riesgo permanente de catástrofe y vertidos casi continuados de hidrocarburos.
Jaume Satorra
Greenpeace

Endesa fracasa con su proyecto hidroeléctrico en la Patagonia

15 octubre 2008

La ministra de Medio Ambiente chilena afirma que los planes presentados por la multinacional eléctrica “no están a la altura”
Activistas y escaladores de la organización ecologista Greenpeace han descolgado una enorme pancarta de la sede madrileña de la multinacional eléctrica española ENDESA, Los ecologistas exigen a Endesa que abandone sus planes de construir cinco grandes presas en la Patagonia chilena. 2008 – 07 – 21.
España – El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Endesa para su proyecto energético Hidraysén en la Patagonia chilena ha recibido numerosas críticas de las más altas instituciones del país sudamericano. La mayoría de las opiniones coinciden en que el estudio no es riguroso ni completo.
Entre las abundantes críticas algunas se refieren a la falta de presión sobre el número de hectáreas inundadas o la cuota máxima de inundación; extensión de bosque afectada; o deficiencias en la calidad de la cartografía.
De las 36 instituciones gubernamentales y ambientales chilenas implicadas en la Evaluación, 32 han rechazado el proyecto Hidroaysén y han presentado más de mil observaciones al Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
I ncluso la ministra de Medio Ambiente de Chile, Ana Lya Uriarte, denunció que el Estudio de Impacto presentado por las promotoras del proyecto “noestá a la altura” de la evaluación.

Las empresas Endesa y Colbún pretenden construir en los ríos patagónicos Baker y Pascua cinco grandes presas hidroeléctricas que inundarían, en caso de llevarse a cabo el proyecto, casi 6.000 hectáreas de territorio de alto valor ecológico. El proyecto afectaría a Parques Naturales y áreas protegidas. Además, debe ir acompañado de la construcción de la red de transmisión eléctrica de más larga del mundo, con más de 2.000 kilómetros de longitud para transportar la energía desde la Patagonia hasta Santiago.
Greenpeace se opone a este proyecto por sus enormes impactos ambientales, y está realizando una campaña de protesta contra el mismo. Por ello, el pasado 27 de julio activistas de la organización desplegaron una enorme pancarta en la fachada de la sede de Endesa en Madrid (1) para pedirle a la eléctrica que abandone su plan de construcción de las represas en una zona casi virgen.
Según la ministra de Medio Ambiente de Chile, ante la insólita situación de la escasa calidad del Estudio presentado por las empresas promotoras quedan dos únicas opciones: que la empresa retire voluntariamente el estudio o que lo mantenga.
“El proyecto Hidraysen nunca podría salir adelante si se siguen criterios técnicos y ambientales. Esperamos que Endesa retire el proyecto, y que la presión política no convierta mañana en bueno lo que hoy es inaceptable”, ha asegurado Juan López de Uralde, director de Greenpeace España.
(1) Escaladores de Greenpeace despliegan una pancarta en la sede de ENDESA para que no destruya la Patagonia.

Jaume Satorra
Greenpeace/Internacional

links.mailing.greenpeace.org/ctt?

http://links.mailing.greenpeace.org/ctt?kn=1&m=30434861&r=MTExMzU3MjA2NwS2&b=0&j=NDI2MTg4NjES1&mt=1&rt=0

weblog.greenpeace.org/cars/

http://weblog.greenpeace.org/cars/

A %d blogueros les gusta esto: