Yahoo! España (Noticias)

27 octubre 2008 12.24

Las energías renovables, un edén para los inversores, según Greenpeace

Una inversión masiva en energías renovables podrí permitir la emergenci de un industria con volumen de negocios anual de 360.000 millones de dólares, según un estudio presentado por la organización ecologista Greenpeace este lunes en Berlin.

Esta industria de energías renovables suministraría la mitad de la electricidad mundial y permitiría ahorrar en el futuro 18 trillones (un trillón es un millón de billones) de dólares en gastos de petróleo, además de proteger el clima, de acuerdo con este informe que esboza un plan de acción para reducir las emisiones de CO2.
La inversión en la protección del clima es rentable económicamente hablando, asegura Greenpeace cuando, e plena crisis financiera, se alzan voces contra los planes de lucha contra el calentamiento global.
“El mercado mundial de las energías renovables puede aumentar de tal manera que antes del 2050 tendría el tamaño de la industria fósil de hoy”, afirmó Oliver Schaefer, un director del Consejo Europeo de las Energías Renovables (EREC), coautor del proyecto junto con Greenpeace Internacional.
“Actualmente, el mercado de las energías renovables tiene un valor de 70.000 millones de dólares y duplica su tamaño cada tres años”, añadió.
“A causa de la economía de escala, las energías renovables, como la eólica, ya se encuentran en condiciones de competir con las energías convencionales”, agregó Schaefer, quien asegura que no existen barreras técnicas para este desarrollo, sino políticas.
Jaume Satorra
Greenpeace

La caza de ballenas

26 octubre 2008

44 activistas de los barcos de Greenpeace Esperanza y MV Arctic Sunrise llamamiento para ayudar en su campaña para poner fin a la caza de ballenas en el Océano Austral Santuario de Ballenas, por la ortografía de las palabras “ayudar a poner fin a la Caza de Ballenas” Utilizando sus cuerpos.

La sobreexplotación, trucos, agotan. El ciclo detrás de la codicia de la industria mundial de la caza de ballenas llevó a una población de ballenas tras otro hacia el olvido.
Aún no se sabe si algunas especies se recuperará nunca, incluso después de décadas de protección

La sobreexplotación, trucos, agotan. El ciclo detrás de la codicia de la industria mundial de la caza de ballenas llevó a una población de ballenas tras otro hacia el olvido.
Aún no se sabe si algunas especies se recuperará nunca, incluso después de décadas de protección.
Las estadísticas lo dicen todo. El azul de las ballenas en la Antártica se encuentra en menos del 1 por ciento de su abundancia original, a pesar de 40 años de protección completa. Algunas poblaciones de ballenas se están recuperando, pero algunos no lo son. 
Sólo una población, la oriental de ballena gris del Pacífico, de cree que se han recuperado a su abundancia original, pero estrechamente relacionados con el Pacífico occidental la población de ballenas gris es el más en peligro de extinción en el mundo. Se cierne sobre el borde de la extinción con poco más de 100 restantes.
Hechos y cifras

Las recientes pruebas de ADN demuestra que el impacto de la caza comercial de ballenas puede ser incluso peor que se había pensado anteriormente.
La mayoría de las estimaciones de histórico el tamaño de la población de ballenas se han extrapolado a partir de las cifras, desde la caza de la ballena, pero este método es a menudo muy inexacta, de conformidad con el biólogo marino Steve Palumbi de la Universidad de Stanford de la Estación Marina Hpokins, en California, EE.UU..
eN 2003 Palumbi y sus colegas utilizaron muestras de ADN para estimar que las ballenas jorobadas podrían haber 1,5 millones de los números antes del inicio de la caza comercial de ballenas en el 1800.
Esa cifra empequeñece la cifra de 100000 aceptado previamente por la CBI sobre la base de la caza de ballenas de siglo 19. Las ballenas jorobadas que actualmente sólo son 20.000.
Japonés a los delegados de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) constantemente se refieren a una estimación de 1990 de la Antártica mike población de 760.000. Sin embargo, esa cifra fue retirada por la CBI en el 2000, porque estudios recientes encontraron mikes mucho menos que los mayores.
Las nuevas estimaciones son la mitad de la edad en cada área que ha sido resurveyed. Los científicos de la CBI no entienden las razones de ello y hasta ahora no han sido capaces de acordar una nueva estimación,
Consumo, la contaminación, la catástrofe

La caza de ballenas ya no es la única amenaza para las ballenas. Los océanos, o más bien, los impactos humanos sobre los océanos, han cambiado drásticamente en el medio siglo desde que la ballenas han sido protegidas.
Conociendo, amenazas ambientales a las ballenas incluye el calentamiento global, la contaminación, la sobrepesca, el agotamiento del ozono, el ruido, tales como sonar las armas, buques y las huelgas. La pesca industrial amenaza el suministro de alimentos de las ballenas y ballenas también pone en riesgo de enredo en las artes de pesca.
Si estás pensando en comer ballena, tal vez quiera pensar de nuevo – la grasa de ballena muerta en algunas zonas es tan altamente contaminados con organoclorados como los PCB y los plaguicidas que se clasifican como residuos tóxicos.
Organoclorados se sabe que el daño desarrollado de los niños y afectar a la reproducción.
A pesa de la acumulación de estas amenazas, un número cada vez mayor de las naciones en la Comisión Ballenera Internacional (CBI) están votando a favor de una inmediata reanudación de la caza comercial de ballenas. Algunos de los nuevos y entusiastas miembros de la CBI son Benin, Gabón, Tuvalu y Nauru.
Obviamente, estos nuevos miembros y votantes número no reflejan un cambio en la opinión mundial. Estos países han sido reclutados para unirse a la CBI y voto, en lo que se denomina un “programa de consolidación de voto” por el Organismo de Pesca del Japón.
Grandes Expectativas

Las expectativas para la recuperación de las poblaciones de ballenas se han basado en el supuesto de que, a excepción de la caza comercial de ballenas, su lugar en los océanos es tan seguro como lo era hace cien años.
Lamentablemente, esta suposición ya no es válida. Es por ello que creemos que la caza comercial de ballenas en todas sus formas debe ser detenido.
Jaume Satorra
Greenpeace

Greenpeace evidencia en un informe los peligros a los que la industria del cloro expone a ciudadanos y medio ambiente

29 octubre 2008

El estudio, el primero de estas características realizado en España, analiza la grave contaminación que genera este sector industrial con la connivencia de la clase política


España – Greenpeace ha presentado hoy el informe La industria del cloro: contaminación silenciosa en el que se pone en evidencia la grave contaminación, aparentemente invisible, que genera este sector industrial y cuyos efectos tóxicos permanecen a lo largo de los años deteriorando lentamente la salud de las personas y el medio ambiente.
Paradójicamente, este sector contamina para producir un producto altamente contaminante como es el cloro, cuyo uso, a día de hoy, no está justificado ya que existen elementos y técnicas para sustituirlo sin perjudicar a la población y al medio natural.
En lo que supone el primer estudio de estas carcterísticas realizado en España, la organización ecologista ha realizado muestreos de agua y sedimentos en los alrededores de las nueve plantas productoras de cloro que operan en España (1). Ocho de ellas utilizan una tecnología obsoleta, denominada “de celdas de mercurio”, una técnica muy contaminante que libera al medio ambiente grandes cantidades de elementos tóxicos, por lo que ha sido abandonada por la mayoría de países, hasta el punto que las fábricas españolas representan el 20% de las que utilizan esta técnica en Europa.
“Hemos decidido analizar la industria productora de cloro porque es un sector representativo del país, y donde operan un reducido número de empresas provocando niveles muy altos de contaminación que persisten a lo largo de los años” ha declarado Sara del Rio, responsable de la campaña de contaminación de Greenpeace.
Análisis de las plantas

Tres de las industrias analizadas vierten directamente a ríos, en Monzón, Sabiñánigo y Flix, y el resto lo hacen a través de emisarios submarinos, en Hermani, Torrelavega, Palos de la Frontera, Lourizán, Villa-Seca y Martorell, por lo que se tomaron muestras en las proximidades de los puntos históricos de vertido donde, a pesar del tiempo transcurrido, siguen detectándose niveles preocupantes de contaminación Poe ejemplo, junto a la planta de Elnosa (Pontevedra), donde no se vierte desde hace cinco años, se midieron 1,5 mg/kg de mercurio en una zona en la que actualmente se marisquea.

En la mayoría de los vertidos se han detectado metales pesados, como mercurio, cadmio y otros contaminantes característicos de esta industria, tales como clouro de vinillo, dicloroetileno o cloroformo. En el área en torno a Flix se han registrado los contenidos de mercurio más elevados de todo el estudio con 144 mg/kg en una zona donde se ha documentado una mayor tasa de nacimientos prematuros y un índice elevado de desarrollo infantil deficiente.

En ,os vertidos de Sabiñánigo se detectaron niveles muy preocupantes de una sustancia cancerigéna como es el cromo (VI), y los de la planta de Química del Cinca, de Monzón, triplicaban los limites que establece el Convenio OSPAR, firmado por España, de cloruro de vinillo, una sustancia también altamente cancerigena. Por su parte, las muestras recogidas en las balsas de almacenamiento previas al vertido al mar de Palos de la Frontera se hallaron elementos como el cloroformo y diclorometano, sustancias que según la Directiva Marco del Aguas de la UE deben ser eliminadas de las aguas superficiales, ya que su naturaleza volátil puede provocar pérdidas.
A pesar de las recomendaciones europeas y convenios internacionales para la tecnología de “celdas de mercurio” antes del año 2010, el Gobierno español ha firmado un acuerdo con la industria que le permite seguir utilizando esta tecnología hasta el 2020, sin tener que emplear las Mejores Técnicas Disponibles (MTD), que establece la Directiva Europea de Prevención y Control Integrado de lo Contaminación.
“Lo más preocupante es que estas industrias cuentan con el beneplácito de los poderes públicos para seguir contaminando libremente y han demostrado abiertamente su intención de no invertir en las técnicas más limpias existentes y de incluso sortear, si fuera necesario, la legislación que limita sus emisiones”, ha declarado Juan López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace.
Tras analizar los datos obtenidos, Greenpeace considera que la única solución eficaz para atajar este grava problema es endurecer los controles y propiciar la sustitución paulatina de las sustancias, materiales y tecnologías más contaminantes, para lo que la promesa electoral del Gobierno de crear una Agenda de Sostenibilidad Química, no debe hacerse esperar más.
NOTAS:

(1) Las muestras se han analizado en los laboratorios de la Unidad Científica de Greenpeace en la Universidad de Exeter (Reino Unido). De estos análisis surgió el estudio científico.
http://www.greenpeace.to/publications/spain, que es la base de este informe.
Los tres parámetros analizados en cada una de las muestras tomadas se han centrado en metales pesados, compuestos orgánicos volátiles y organocloros, característicos de esta industria.
Jaume Satorra
Greenpeace/espana
A %d blogueros les gusta esto: