La subida del nivel del mar

mar012

Algunos expertos sostienen que millones de personas de todo el mudo, incluida España, podrían sufrir sus consecuencias, aunque otros consideran alarmista esta previsión.

Científicos escépticos

No todos los científicos de la comunidad internacional comparten esta visión catastrófica del incremento del nivel del mar. El geólogo Nils-Axel Morner, en su día director del departamento de Paleogeofísica y Geodinámica de la Universidad de Estocolmo, lo considera un “fraude total”. Morner critica los datos del IPCC, ya que recuerda que se basan únicamente en modelos informaticos y no en estudios geológicos sobre el terreno.

En este sentido, el equipo del propio Morner realizó un estudio en las Maldivas, citando como ejemplo de lugar en peligro, que demostrba que el nivel del mar alrededor de estas ialas no habría aumentado, sino descendido en las últimas tres décadas. De manera similar se posiciona por ejemplo Chris de Freitas, climatólogo de la Universidad Auckland, en Nueva Zelanda, al recordar que el nvel de los mares disminuye en algunas partes del Pacífico.

Por su parte, el climatólogo de la NASA Jay Zwally considera también muy exageradas las predicciones del IPCC. Utilizando datos obtenidos entre 1992 y 2002 por sensores y satélites, su equipo llegó a la conclusión de que el mar se había elevado una media anual de entre 0,03 mm y 0,05 mm. Es decir, que serían necesarios mil añps para que el mar subiera los cinco cm del IPCC y 20.000 años para llegar a los seis metros que apunta Al Gore en su palícula “Una Verdad incómoda”.

En España, Antón Uriarte, experto de la Universidad del País Vasco en Paleoclimatología y Cambios Climáticos, considera “un cuento” que el ser humano esté causando un cambio climático, y recuerda que no se dispone de datos suficientes sobre la supuesta subida global media del nivel del mar acurrida durante los últimos 100 años, por lo que en realidad no hay una conclusión definitiva.

Por qué es complejo estudiar el nivel del mar

Todos los expertos están de acuerdo en que el aumento del nivel del mar y los cambios asociados son muy difíciles de cuantificar. Las razones que inciden son muy diversas, si bien las principales son el hielo derretido de los glaciares y las capas polaresm así como el descenso de la densidad de las aguas oceánicas y los mares por el aumento de la temperatura de las mismas. Asimismo, el hundimiento del subsuelo (como en el caso de Venecia), la construcción de embalses, la extracción de aguas subterráneas, los cambios de caudal y curso de los ríos, o los movimientos de tierra en zonas de costa y en deltas de los ríos también pueden variar el nivel del mar.

Además, cabe recordar que el mar no es liso, por lo que su nivel no es el mismo en todos los lugares del planeta. Las corrientes oceánicas amontonan agua en unas zonas y la vacían percialmente en otras, y las variaciones de las presiones y de los vientos predominantes ocasionan cambios diarios en el nivel del mar de varios centímetros. La salinidad también influye, como por ejemplo en el sur del Báltico, que está 40 cm más bajo que en el norte, al ser más salado que éste, mientras que en el Atlántico hay diferencias de hasta metros. Asimismo, el fenómeno de El Niño también provoca diferncias interanuales de hasta medio metro en amplias áreas del Pacífico.

Cuánto sube el mar en el mudo y España

Diversas investigaciones han señalado en los últimos meses que el aumento del nivel del mar podría ser incluso mayor de lo que se creía hasta ahora. Este problema podría afectar a millones de habitantes de todo el mundo y a países como España, donde algunos estudios señalan la desaparición de playas y el impacto en cultivos costeros e infraestructuras portuarias. No obstante, algunos cietíficos recuerdan que los dtos actuales no son suficientes para lanzar estas catastróficas previsiones, y que incluso en algunos casos el nivel del mar estaría bajando. En cualquier caso, todos los expertos solicitan más investigaciones, ya que la influencia de los océanos en un pasible cambio del clima es muy importante.

Un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores ha señalado que el nivel del mar entre 1961 y el 2003 aumentó un 50% más de lo estimado en el informe de 2007 del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Tras utilizar resultados generados por madelos climáticos y observaciones mejoradas, los cientifícos han afirmado que subió 1,5 milímetros al año, es decir 6,3 centímetros en dicho periodo.

Asimismo, investigadores británicos y finlandeses han predicho mediante un madelo informático que para finales de siglo XXI el nivel podría subir entre 0,8 cm y un metro y medio. Este resultado también es muy superior a los pronósticos del IPCC, que señalan una subida promedio de entre 28 y 43 cm. Por su parte, el investigador alemán Stefan Rahmstrof, utilizando en este caso datos de satélite, llegaba a unos resultados similares (entre 0,5 y 1,4 metros).

Las consecuencias de este incremento padrían ser nefastas en muchos lugares del planeta, alertan algunos expertos. En este sentido, 150 millones de personas viven a menos de un metro de le línea de costa, mientras que otros 250 millones viven a menos de cinco metros. Así, millones de habitantes de islas y países con costas bajas o tierra bajas productoras de arroz, como Vietnam, China, India o Tailandia, podrían verse especialmente afectados, y ya hay quien habla de “refugiados climáticos”.

Greenpeace asegura que las zonas más expuestas serían Asia meridional y sudoriental, con aumentos menores pero igualmente importantes en África oriental y occidental y el Mediterráneo, desde Turquía hasta Argelia. Bangladesh o islas como las Maldivas se encontrarían entre las víctimas más probables.

Asimismo, apuntan los responsables de esta organización ecologista, las islas bajas del Pacífico, el océano Índico y el Caribe son especialmente vulnerables: naciones insulares como Kiribati corren riesgo de desaparecer bajo el agua por la combinación de una subida del nivel del mar y de maremotos.

Cómo podría impactar en España el aumento del nivel del mar

En el caso de España, el informe del IPCC de 2007 señalaba que las costas españolas serán más vulnerables por un cambio en la energía del oleaje, destacando un mayor impacto en el Cantábrico y Mediterráneo que en el Atlántico andaluz. Además la acentuación de la erosión costera afestará a las infraestructuras, fundamentalmente portuarias, tanto de la Península como de Baleares y Canarias.

Greenpeace drstaca que se perderán un número importante de playas, sobre todo en el Cantábrico, y buena parte de las zonas bajas costeras se inundarán: Delta del Ebro, Llobregat, Manga del Mar Menor y costa de Doñana.

Por su parte, Iñigo Losada, catedrático de la Universidad de Cantabria, asegura en un estudio sobre la influencia del cambio climático en la costa que las playas del sur y las rías del norte, con excepción de las gallegas, son las más sensibles al aumento del nivel del mar y del oleaje. Así, además de las citadas Manga del Mar Menor y Delta del Ebro, las playas bajas de Murcia y Alicante son las que cuentan con un riesgo mayor. Por ello, este experto cree probable que la zona del Delta del Ebro tenga que cambiar los cultivos de arroz y que el turismo de playa en el Mediterráneo disminuya por la menor superficie de arena.

Asimismo, “El impacto del cambio climático en las zonas costeras” aseguraba que de aquí a 2050 el mar se comerá buena parte de las playas españolas: las del Cantábrico retrocederán unos 15 metros; las del Golfo de Cádiz unos 10 metros y las de la Costa Brava, el sur de Canarias y el sur de Baleares hasta 70 metros. El riesgo de inundaciones por temporales aumentará, y su impacto será mayor en el Mediterráneo, debido a la falta de mareas que actúen de colchón, número de veces que el agua rebase espigones, mientras que en la cornis cantábrica ese fenómeno se duplicará y en los archipiélagod crecerá un 35%.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: