Bosques y selvas

México tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo. Pierde una superficie de bosque equivalente a 23 veces el tamaño del Zócalo de la ciudad de México, ¡en sólo una hora! Los problemas que viven los bosques de México son graves y exigen una atención urgente.

Los datos son elocuentes:

· De mantenerse el ritmo de deforestación de México, en las próximas seis décadas desaparecerán sus bosques y selvas.
· La pérdida será enorme, pues actualmente México ocupa el sitio número once entre las naciones con mayor cobertura forestal.
· De hecho, ya está desapareciendo la magnífica diversidad mexicana de reptiles, mamíferos, anfibios y plantas.
· Esta degradación conlleva la expulsión de las comunidades que por generaciones han realizado un uso no destructivo del bosque, al que consideran parte de su cosmovisión.
· El problema no sólo afecta a los pobladores locales, pues los bosques proveen tres cuartas partes del agua que beben todos los mexicanos.
· Además, estabilizan el clima regional y, a escala planetaria, nos protegen contra el cambio climático.
· Pese a ello, se ha promovido compulsivamente el desmonte para ampliar las tierras de pastoreo y de cultivo.
· Además, la tala ilegal ha invadido y deformado el mercado de la madera.

A pesar de este panorama tan adverso, existen comunidades que están haciendo grandes esfuerzos por preservar sus bosques y manejar sus recursos en forma adecuada.

· Campesinos e indígenas han creado al menos 290 empresas forestales comunitarias, de las cuales 30 ya están certificadas porque realizan un adecuado manejo de sus bosques, cuidadoso del medio ambiente.
· Eso les ha permitido obtener el sello FSC, el cual garantiza que los productos obtenidos de sus bosques no contribuyen a la deforestación.
· Estas prácticas sólo prosperarán si cuentan con el apoyo de un actor fundamental: el consumidor.

· Campesinos e indígenas han creado al menos 290 empresas forestales comunitarias, de las cuales 30 ya están certificadas porque realizan un adecuado manejo de sus bosques, cuidadoso del medio ambiente.

· Eso les ha permitido obtener el sello FSC, el cual garantiza que los productos obtenidos de sus bosques no contribuyen a la deforestación.
· Estas prácticas sólo prosperarán si cuentan con el apoyo de un actor fundamental: el consumidor.

Greenpeace ha puesto en marcha una campaña para promover a las comunidades que están realizando un buen manejo de sus bosques. Entre otras cosas, proponemos que el gobierno incluya a la madera certificada en sus compras para respaldar este mercado, que las empresas madereras y muebleras, así como la industria de la construcción, utilicen madera certificada, y que los consumidores exijan estos productos en los establecimientos que venden madera.

Con estas acciones y con tu apoyo podemos respaldar a los últimos guardianes de los bosques mexicanos. Únete a Greenpeace.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: