La justicia exige que el INB medidas para garantizar agua potable en Caetité

04 de junio de 2009



Ativistas do Greenpeace coletam amostra de água contaminada em poço de Juazeiro, Caetité (BA).


CAETITÉ (BA), BRASIL – MP Bahía Acción Civil Pública propuesta el pasado mes de diciembre sobre la base del informe de Greenpeace sobre la contaminación del agua en la región de uranio.

El juez del distrito de ley Caetité, José Eduardo Brito das Neves, determinó que las Industrias Nucleares de Brasil (INB), el Estado de Bahía y los municipios de Lagoa Real Caetité y adoptar medidas urgentes para garantizar el suministro de agua potable a los hogares que viven alrededor de la minería de uranio en la región e investigar la relación entre la explotación de uranio y la contaminación radiactiva del agua verificado por el Instituto de Gestión del Agua del Estado de Bahia (Inga) y por Greenpeace, que fue la primera en denunciar el hecho en octubre del año pasado a través del ciclo de Peligro informe.

Una multa diaria de 5 mil dólares fue establecido por el juez si las decisiones no se cumplen.

“Greenpeace espera que la determinación de la justicia son adecuadamente satisfechas. Esto es un caso grave, donde el medio ambiente se ve afectada en su conjunto, incluida la salud pública”, dice André Amaral, coordinador de la campaña nuclear de Greenpeace , recordando que la mayoría de las determinaciones del juez en relación con las condiciones de Caetité la licencia ambiental concedida por el IBAMA para la operación de la INB de la región, que hasta ahora no se han cumplido.

La región de Caetité hogar de la única unidad de la actividad minera del uranio en el Brasil de hoy, responsable de las materias primas que el suministro de combustible al país las plantas de energía nuclear en Angra dos Reis.

El 16 de octubre de 2008, Greenpeace denunció la contaminación del agua en la región de Caetité uranio en niveles por encima de los tipos máximos propuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Quince días más tarde, el Instituto para la Gestión del Agua del Estado de Bahia (Inga) recogidos con nuevas muestras de agua y también alta contaminación.

La decisión judicial responde a muchas de las demandas de los movimientos sociales y organizaciones que durante más de 20 años han venido denunciando los riesgos inherentes a la minería de uranio en la región, la omisión de las autoridades estatales y municipales para determinar el origen y el alcance de la contaminación, la falta por órganos de control, y la falta de control social de la empresa.

El INB de minas comenzó en 2000, sin la licencia para operar el Ibama, sólo se concede en 2002. Hasta hoy, opera sin un permiso de la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN) y sin cumplir con las condiciones establecidas por la concesión de licencias, el registro de varios accidentes e incidentes en los locales o con sus empleados.

Entre las determinaciones del juez José Eduardo Brito das Neves son los siguientes:

– Que el estado de Bahía y la Municipalidad de Caetité suministrar agua a sus expensas, a través de camiones, las cometas, a la falta de suministro de agua d `en todos los establecimientos y residencias situadas alrededor de la unidad de la INB de exploración de uranio en Caetité / Lagoa Real;

– ¿Qué los municipios para promover, en un plazo máximo de 30 días, la formación de una junta compuesta por un médico, una enfermera y dos auxiliares de enfermería, para trabajar durante 60 días consecutivos en los territorios de dos ciudades, ahora impulsados en registro de todos los expuestos a agua del pozo donde se encontró el índice de concentración de uranio por encima de los permitidos por la resolución de CONAMA, y, por casualidad, tiene alguna de las enfermedades relacionadas con la exposición al uranio, especialmente la neoplasia;

– ¿Qué se libera periódicamente, el resultado de análisis de agua, la alimentación y la cartografía hidrogeológica, de forma que la población de Lagoa Real Caetité y permanecer informado.

Haga clic aquí para ver el texto completo de las determinaciones de Justicia.

Basta de discursos, ¡salven el clima ya!

05 junio 2009



La pareja de osos polares que visita XCaret para exigir que los tomadores de decisiones actúen ya en contra del cambio climático sostienen una manta en la parte externa del hotel en que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente en México



XCARET, QUINTANA ROO, México — Activistas de Greenpeace intentaron desplegar mantas con mensajes dirigidos a los políticos asistentes a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente que se lleva a cabo en XCaret en Quintana Roo; sin embargo, fueron desalojados por la seguridad del lugar que no permitió que la prensa fuera testigo de este acto

Dos activistas de Greenpeace caracterizados como osos polares quisieron entrar al evento organizado en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente (DMMA) para desplegar, de manera pacífica, mantas con el mensaje: “¡Basta de discursos, salven el clima ya!” (“No more talkings, act now!” en inglés), para exigir liderazgo y compromiso por parte de los políticos y que adquieran compromisos contundentes frente a la crisis del clima.

Sin embargo, fueron desalojados del recinto por seguridad de XCaret en Quintana Roo quienes tampoco permitieron que la prensa saliera para ser testigos de este acto.

Y fue en la parte externa del hotel en que se llevan a cabo las celebraciones del DMMA donde los activistas desplegaron los mensajes.

Los osos polares llegaron a Cancún, desde el martes 3 de junio, para enviar mensajes de alerta a los políticos asistentes a los eventos del DMMA, porque el derretimiento del Ártico es cada vez más grave y constituye una evidencia clara de que el cambio climático está devastando ecosistemas, por lo que es necesario revertir sus efectos urgentemente.

Entre los asistentes al evento se encontraban Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Carlos Slim Helú, Presidente del Grupo Carso; Agustín Carstens Carstens, Secretario de Hacienda y Crédito Público; Félix González Canto, Gobernador de Quintana Roo; Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Mario Molina Pasquel, Director del Centro Mario Molina; José Sarukhán Kermes, Coordinador Nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad; Carter Roberts, Presidente y CEO de World Wildlife Fund; y Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de México.

En el evento se presentaron: el estudio sobre la Economía del Cambio Climático en México, también llamado “Informe Stern México”; así como las metas de mediano plazo del Programa Especial de Cambio Climático (PECC) 2008-2012. Ambos documentos reconocen el impacto que el fenómeno tendrá en los sectores económicos del país, así como las medidas que el gobierno mexicano adoptará para hacerle frente.

“El que México se haya dado a la tarea de desarrollar un programa en materia de cambio climático y la evaluación económica de sus efectos es un esfuerzo digno de reconocerse. Sin embargo, vemos que las medidas contenidas en el PECC están plagadas de debilidades institucionales y no conseguirán cumplir con el punto de inflexión de las emisiones nacionales para el año 2012 que el mismo programa promete”, señaló María José Cárdenas, coordinadora de la campaña de Clima y energía de Greenpeace.

Cabe señalar que durante la 14ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en Polonia, el gobierno de México se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 50 por ciento para 2050, mediante –entre otras medidas- un programa dirigido a empresas públicas, en específico a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) para que se comprometan a reducir sus emisiones, lo que pretende incentivar al resto de los sectores de la industria a asumir compromisos similares.

El presidente Calderón se comprometió a reducir a la mitad las emisiones de México para mediados de siglo. Sin embargo, el sector energético, que contribuye con el 27.3 por ciento de dichas emisiones, planea seguir invirtiendo en tecnologías sucias y peligrosas como el carbón y la energía nuclear, en lugar de aprovechar el gran potencial de nuestro país en energías limpias como la solar, la eólica, la geotermia y las pequeñas hidroeléctricas. Por ello, el mensaje de México al mundo es incongruente con las políticas y acciones domésticas y no muestra señales coherentes de su aspiración de liderar la lucha global contra el cambio climático.

“Un ejemplo claro de liderazgo por parte de México en la lucha contra el cambio climático sería anunciar medidas contundentes para garantizar que nuestro país abandone su apego a los combustibles fósiles causantes del calentamiento global, a través de la cancelación de nuevas carboeléctricas. Asimismo, debería asumir un compromiso de cero deforestación para 2020, una de las medidas de mitigación con mayor impacto y relativamente más económicas para reducir emisiones a gran escala. Con éstas y otras medidas, México apoyaría de forma significativa los esfuerzos del resto del mundo ante la crisis climática”, añadió Cárdenas.

Cabe señalar que en diciembre de este año en Copenhague, Dinamarca, se llevará a cabo la Cumbre del Clima, en la que los países, como México, deberán acordar medidas para combatir este fenómeno mediante compromisos obligatorios para la reducción inmediata de emisiones GEI, tanto de los países industrializados como de los países en desarrollo, así como el establecimiento de un mecanismo de financiamiento para acciones de mitigación y de adaptación.

Como parte del acuerdo de Copenhague, Greenpeace exige que:

Las emisiones globales alcancen su punto de inflexión para el 2015 y desciendan drásticamente hasta acercase lo más posible a cero en 2050.
los países industrializados, como grupo, reduzcan sus emisiones en al menos 40 por ciento para 2020 en comparación con los niveles de 1990. Al menos tres cuartas partes de dichas reducciones deberán de provenir de acciones locales.
los países en desarrollo reduzcan paulatinamente el aumento de sus emisiones proyectadas en 15 a 30 por ciento para 2020, con ayuda de los países industrializados.

Se establezca un mecanismo de financiamiento para detener la deforestación y las emisiones asociadas en todos los países en desarrollo para 2020, y alcanzar la cero deforestación áreas clave como el Amazonas, la selva tropical de la cuenca del Congo y los Bosques Paraíso de Indonesia y Papúa Nueva Guinea, para 2015. Asimismo, dicho mecanismo financiará medidas de adaptación urgentes, así como impulsará una revolución energética a través de la investigación y la transición hacia tecnologías limpias.

— Greenpeace México

¡Salven el clima ahora!, exige Greenpeace a políticos

04 junio 2009



Activistas de Greenpeace desplegaron el mensaje “Salven el clima” en un paracaídas frente al hotel en que se llevan a cabo las reuniones que celebran en México el Día Mundial del Medio Ambiente en Cozumel, Quintana Roo





COZUMEL, QUINTANA ROO, México — Activistas de Greenpeace desplegaron este mensaje en un paracaídas en frente del hotel donde se realizan los eventos con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente en Cozumel, Quintana Roo

Para exigir que los gobiernos del mundo tomen acciones económicas y contundentes con el fin de combatir el cambio climático, Greenpeace envió el mensaje ¡Salven al clima ahora!, desplegado en un paracaídas en frente del hotel donde se realizaban los eventos con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

La organización ambientalista lanzó esta demanda minutos antes de que iniciara el panel “Revitalizando la economía a través de la acción climática”, en el que intervinieron Juan Rafael Elvira Quezada, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y el empresario Carlos Slim, entre otros.

“México es anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, sin embargo, nuestro país es un claro ejemplo de cómo se violan las leyes ambientales y una evidencia de ello es Cancún. El Caribe mexicano es una de las regiones más vulnerables al cambio climático no sólo por los efectos inherentes de fenómenos como los huracanes, sino también por la presión del sector turístico sobre los ecosistemas de la región, que ha dejado a su paso una tasa de deforestación 2.5 por ciento anual, lo que equivale a 1,618 hectáreas al año (1), ocasionando la erosión de la costa, entre otros impactos ya visibles”, señaló Alejandro Olivera, coordinador de campañas de Greenpeace México.

Nuestro país no es la excepción, según el Programa Especial de Cambio Climático (PECC) elaborado por el gobierno federal y que será presentado el día 5 de junio en Xcaret, México se ubica entre los de mayor vulnerabilidad en el mundo, debido a que 15 por ciento del país, 68.2 por ciento de su población y 71 por ciento de su PIB, se encuentran altamente expuestos al riesgo de impactos adversos directos del cambio climático (2).

Respecto al compromiso que México asumiera durante la Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático de reducir a la mitad sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para mediados de siglo, según el PECC, ya se cuenta con un sólido conjunto de estudios que cifran entre 3.5 y 4.2 por ciento del PIB, el costo anual previsible del cambio climático para nuestro país en función de la pérdida de producción agropecuaria, menor disponibilidad de agua, deforestación, efectos en la salud y pérdida de biodiversidad; mientras el cumplimiento de la meta indicada representaría un costo de 0.56 por ciento del PIB.

“Desde hace tres años sabemos que el costo de no hacer nada para detener el cambio climático supera por mucho los beneficios que traería actuar tiempo. Es por eso que estamos aquí. Los políticos y los empresarios del mundo deben darse cuenta de que el tiempo se acaba para definir el plan de rescate emergente del clima. Desde fines del año pasado, los gobiernos se han dedicado a rescatar bancos y empresas, pero no han puesto un solo peso, dólar o euro para salvar al clima. Para el rescate de Citigroup, el paquete total que el gobierno de Estados Unidos puso en marcha asciende a 326 mil millones de dólares, y para salvar a la decadente General Motors tanto ese país como Canadá destinarán 60 mil millones de dólares. En México, el Fondo de Promoción Turística contará con 1,200 millones de pesos (aproximadamente 86 millones de dólares). Y para proteger a sus ciudadanos del cambio climático catastrófico, ¿cuánto y cuándo?”, agregó María José Cárdenas, coordinadora de la campaña de clima y energía de Greenpeace.

De acuerdo con un informe del Foro Humanitario Global presentando recientemente, se calcula que actualmente más de 300 millones de personas –provenientes mayoritariamente de los países más pobres- mueren cada año a causa del cambio climático, lo que supone un costo económico de aproximadamente 125 mil millones de dólares. De seguir así, se espera que para el año 2030, el número de víctimas se incrementará a 500 mil muertes anuales, ocasionando costos de 300 mil millones de dólares.

“¡México también requiere de acciones contundentes ahora!, los tomadores de decisiones deben comprometerse para salvar el clima y a los más de 70 millones de mexicanos que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad”, finalizó Cárdenas.

— Greenpeace México

Fuentes:
1. Evaluación preliminar de las tasas de pérdida de superficie de manglar en México. Instituto Nacional de Ecología. Septiembre 2005.
2.- World Bank Global Framework for Disaster Risk Reduction

Llega una familia de osos polares a México

04 junio 2009


Los osos polares llegan al aeropuerto de Cancún para exigir que los tomadores de decisiones actúen ahora para detener el cambio climático y señalan que no hay nada qué celebrar en el Día Mundial del Medio Ambiente




Una familia de osos polares arribó el 3 de junio a las 18:30 hrs en un vuelo directo hacia Cancún, Quintana Roo, México, en donde se llevan a cabo las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente.

Los miembros de la familia polar estaban nerviosos y entusiasmados tras muchas horas de permanecer detenidos en el Aeropuerto de la Ciudad de México debido a que fueron afectados por la suspensión de vuelos que decretó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes este miércoles.

Y vuelan desde el Ártico a México para saber por qué los tomadores de decisiones no hacen algo y actúan ya para detener el cambio climático que los está dejando sin hábitat.

Al llegar a la terminal aérea de Cancún fueron recibidos por los reporteros locales que estaban interesados en conocer sus actividades en esa ciudad, por qué venir desde el Ártico y arribar a una reunión donde se habla de medio ambiente y cambio climático.

Alejandro Olivera, coordinador de campañas de Greenpeace México explicó que los osos arribarán este 4 de junio a Cozumel, donde estarán personalidades como Juan Rafael Elvira Quesada, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Arnold Schwarzeneger, gobernador de California y el empresario Carlos Slim, quienes participarán en el panel “Revitalizando la economía a través de la acción climática”.

¿Será que algún político querrá hablar con ellos?

— Greenpeace México

Camino a COPENHAGUE

¿Qué puedes hacer tú?

¿Qué puedes hacer tú?

Ampliar imagen

Comenzamos por las buenas noticias:podemos hacer algo sobre el calentamiento global. Si actuamos juntos, gobiernos, industria y poblaciones de todo el mundo, podremos mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2ºC.

La mala noticia es que, si seguimos actuando como hasta ahora, la temperatura media global podrá subir casi 6 ºC durante el curso del siglo.

Tenemos que actuar rápidamente los próximos diez años son cruciales.

¡Así es como podemos hacerlo! Juntos debemos proteger el único planeta que tenemos. Eligiendo un modelo energético sostenible basado en energías renovables y ahorrando y utilizando la energía de forma más sostenible. ¡Hazlo posible!

Infórmate

Comienza por tí mismo

Enseña y aprende con otros

Participa

Más información

Ahorra energía

¡Hay que expulsar a los ‘ladrones de energía’ de casa! Muchos electrodomésticos consumen mucha más energía de la necesaria, incluso cuando están apagados.

Seguir leyendo

La temperatura ideal

Todos deberíamos tener un hogar cálido durante el invierno y fresco durante el verano, pero lo importante es calentar o enfriar tu casa, no la atmósfera que la rodea.

Seguir leyendo

Vive en verde

Cuanto más, mejor, lo antes posible y lo más barato posible: ésta es la filosofía del mundo moderno. El consumo masivo de energía no hace al mundo más feliz, y sin embargo el medio ambiente paga las consecuencias.

Seguir leyendo

El ciclo nuclear

Desde que el uranio es extraído del suelo produce en cada etapa enormes cantidades de residuos radiactivos con los que no se sabe qué hacer con ellos. La secuencia de operaciones encaminadas a la producción de armas nucleares o combustible para el funcionamiento de reactores nucleares, se denomina ciclo del combustible.

En muy pocos lugares del mundo hay uranio lo suficientemente concentrado como para que su extracción resulte económicamente rentable. Aún así en estos lugares hay que remover ingentes cantidades de tierra para conseguir cantidades apreciables de mineral útil.

El uranio después de ser aplastado, molido y bañado en ácido, es secado y empaquetado como concentrado de uranio o torta amarilla. Aunque ésta es sólo ligeramente radiactiva, la extracción y el proceso de molido del uranio expone a los trabajadores a la inhalación de polvo y del gas radón causando altos porcentajes de cáncer de pulmón en los mineros.

Más del 99% del mineral extraído se convierte en residuo radiactivo (estériles). Para conseguir una sola tonelada de torta amarilla se generan varios centenares de toneladas de estériles.

Para concentrar el uranio suficientemente para su uso, la torta amarilla debe ser primero convertida en un gas llamado hexafluoruro de uranio y posteriormente envasado y enviado a una planta de enriquecimiento.

El enriquecimiento es un complejo y costosísimo proceso por el que se incrementa artificialmente el porcentaje del isótopo U-235, que es capaz de fisionarse. Este proceso genera el cuádruple de residuos radiactivos que el uranio útil.

Una vez que el uranio ha sido enriquecido, se envía a una planta de fabricación de combustible donde se convierte en óxido de uranio, pasando a tener forma de polvo negro. Este polvo es comprimido en pequeñas pastillas que se introducen en largos tubos de metal llamados barras de combustible, que son cerradas herméticamente e insertadas en unos cartuchos, denominados elementos combustibles, y así el uranio ya está listo para ser utilizado en un reactor nuclear.

Dentro de un reactor nuclear tienen lugar una serie de reacciones nucleares que provocan que parte del combustible de uranio original se transforme en elementos extremadamente radiactivos, lo que convierte al combustible gastado en material sumamente peligroso, que emitirá una gran cantidad de radiactividad a lo largo de decenas de miles de años.

En algunos casos el combustible gastado no sufre más transformaciones y se considera ya residuo de alta actividad. En otros casos, los elementos gastados se mandan a una planta de reprocesamiento de combustible nuclear. Es un proceso que produce un volumen final de residuos radiactivos entre 160 y 189 veces mayor que el que entra inicialmente en el proceso.

Las barras de combustible gastado, después de cortadas, son disueltas en soluciones de ácido. Después de diversos tratamientos químicos, se separan algunos de los productos radiactivos. De este proceso surgen tres productos:

Residuos de alta radiactividad, uranio que puede ser reintroducido en el ciclo de fabricación del combustible y plutonio, el material utilizado para la fabricación de bombas atómica.


Costas

La atracción que ejercen las costas sobre el hombre viene de muy antiguo. En nuestro caso, las costas españolas acogen a más de 24 millones de habitantes (cerca del 60% de la población), a lo que hay que añadir casi 50 millones de turistas que nos visitan cada año.

La franja marina más rica, productiva y diversa es la más cercana a la costa. Esta riqueza ha sido aprovechada por el ser humano desde tiempos inmemoriales para desarrollar su modo de vida. Pero el mal uso realizado por el hombre, ha puesto nuestras costas en una situación de amenaza y destrucción.

La ocupación física del litoral se ha resuelto con la urbanización masiva y descontrolada de la franja costera, a la que hay que sumar la alarmante proliferación de instalaciones portuarias (puertos deportivos y comerciales), que han sembrado este espacio de espigones, muelles y diques de abrigo, desdibujando el perfil de la costa y alterando irreversiblemente la dinámica litoral.

La mala planificación de muchas actuaciones llevadas a cabo en la costa y la deficiente previsión de sus efectos es una realidad en nuestro litoral, debido por lo general a la masificación turística.

Una de las consecuencias más directas de esta alteración es la erosión costera, que afecta gravemente al litoral sedimentario español y cuya expresión más visible es la alarmante desaparición de las playas. Se calcula que el 90% de nuestro litoral sufre problemas de regresión. A esta erosión hay que sumar los graves impactos sobre los hábitats costeros y sobre los sistemas ecológicos relacionados.

Los temporales que azotan cada otoño el litoral mediterráneo evidencian la fragilidad de nuestras playas. La solución propuesta desde el Ministerio de Medio Ambiente, laregeneración por aporte artificial de áridos, no es más que un parche caro e insostenible, tanto desde el punto de vista económico, como desde el ambiental que, además, no ataja el origen real del problema.

La contaminación es otra de las grandes amenazas a la que se enfrentan las costas españolas. A la originada por el Prestige hay que añadir los vertidos de aguas residuales urbanas e industriales sin depurar que siguen produciéndose. España ocupa un lugar destacado en cuanto a infracciones referentes a la calidad de sus aguas. Y lo más preocupante es que no se actúa decididamente para solucionarlo.

Las actitudes y políticas observadas tanto por la Dirección General de Costas y algunas Comunidades Autónomas, ensombrecen el paisaje litoral. Las actuaciones del Ministerio de Medio Ambiente no presagian un futuro muy halagüeño para nuestras costas, sirva como ejemplo la modificación de la Ley de Costas, que se realizó en diciembre de 2002 encubierta dentro de la Ley de acompañamiento de los presupuestos generales del Estado, y que fue aprobada gracias a la mayoría del Partido Popular. La modificación aprobada, diseñada al servicio de las empresas constructoras, echa más leña a la hoguera de la especulación urbanística, olvidándose completamente de la protección y conservación de nuestras dañadas y frágiles costas.

Pese al cambio de gobierno esta situación no se ha revertido. Nuestro privilegiado litoral, desde los acantilados más abruptos hasta las marismas y playas, es patrimonio común de todos y así debe ser entendido por Administraciones, agentes sociales y sectores relacionados con él si queremos conservarlo y seguir disfrutándolo.


A %d blogueros les gusta esto: