Ordenan al estado de California a liberar presos por graves problemas sanitarios

La división de tres jueces federales redactó un fallo tentativo que dirigía a que se pusiera en libertad a reos. (Foto: Efe)

La iniciativa llega en medio de una batalla estatal por cerrar la brecha existente en el presupuesto estal, que en su última edición, incluye recortes sustanciales a los programas en su última edición, incluye recortes sustanciales a los programas de bienestar social, escuelas y cuidado médico. En ese sentido, el gobernador californiano, Arnold Schwarzenegger, planeó aligerar los reclusorios en unas 27 mil personas, pero los oficiales de la ley y los grupos defensores de las víctimas frenaron su idea. g

Jueces federales de Estados Unidos (EE.UU.) ordenaron este martes a las autoridades del estado de California (suroeste) que se aliste para dejar en libertad a más de 40 mil de sus 150 mil presidiarios, con el fin de reducir la cifra de reos en las prisiones estatales, afectadas por graves problemas sanitarios.

Los magistrados calcularon que las 33 prisiones estatales californianas estaban desbordadas, lo que había llevado a las autoridades locales a buscar soluciones inadecuadas para recibir a los miles de convictos que llegaban a las instalaciones.

“En estas condiciones, la violencia entre los presos es imposible de prevenir, las enfermedades infecciosas se contagian más fácilmente y el confinamiento es algunas veces la única forma de mantener el control”, aseguraron los jueces en su declaración.

Previamente, el estado, que atraviesa problemas financieros, tenía pensado liberar a convictos enfermos o con condenas cortas por asuntos presupuestarios. Eso podría dejar libres unos 37 mil lugares en dos años, según estimó el secretario del Departamento Correccional y de Rehabilitación de California, Matthew Cate.

No obstante, el funcionario dijo que una orden emitida por jueces federales establecería un “peligroso precedente” y sostuvo, en una conferencia de prensa, que California había limpiado las prisiones y contratado profesionales médicos para cubrir ausencias crónicas que habían dejado a los presos sin el adecuado cuidado físico o mental.

La división de tres jueces federales redactó un fallo tentativo que dirigía a que se pusiera en libertad a presidiarios.

El martes los jueces ordenaron al estado californiano que prepare en 45 días un plan para recortar la superpoblación al 137,5 por ciento de la capacidad.

Dicho porcentaje representa un recorte de 40 mil 591 presos en las 33 cárceles del estado. Pero las autoridades intentan apelar la orden de libertad, que seguiría a la orden judicial del martes para que se elabore un plan.

Los centros penitenciarios de California fueron diseñados para recibir a 84 mil personas y actualmente alojan a casi 160 mil, un excedente de reclusos que ha encontrado acomodo en literas de tres camas en gimnasios, pasillos y otras estancias donde algunos presos han llegado a morir por falta de tratamiento.

El caso llegó hasta la justicia federal después de que varios presos denunciaran ante los tribunales ordinarios en 2006, la precaria atención sanitaria que recibían en los centros penitenciarios debido a la masificación.

teleSUR – Efe – Reuters / in – PR

Jaume Satorra

A %d blogueros les gusta esto: