Submarinos nucleares de ataque pasan el Canal de Suez con aprobación de Egipto

Un submarimo Dolphin emergió del agua frente a los bañistas en Eilat, el puerto israelí en el Golfo de Aqaba en el Mar Rojo.

Israel: Irán en la mira del Dolphin. Juegos de guerra en el Mar Rojo

gLos primeros submarinos de esta clase, equipados con sofisticados sistemas de navegación y combate, fueron suministrados a Israel por Alemania en los años noventa, dos de ellos como regal

Por:     Manlio Dinucci
::Global Research/ il manifesto

El Dolphin emergió del agua frente a los bañistas en Eilat, el puerto israelí en el Golfo de Aqaba en el Mar Rojo. No se trataba de un mamífero marino sin de un Dolphin, uno de los submarinos israelíes armados con misiles nucleares. Aunque la noticia hizo sensación, en realidad no es un misterio que los Dolphin cruzan de un lado al otro por el Mar Rojo para mantener a Irán en sus puntos de mira. Escribí al respecto hace siete años en ‘il manifesto’ (5 de abril de 2002). Los primeros submarinos de esta clase, equipados con sofisticados sistemas de navegación y combate, fueron suministrados a Israel por Alemania en los años noventa, dos de ellos como regalo. A pedido de Israel, aparte de los seis lanzatorpedos de 533 milímetros adecuados para misiles crucero de corto alcance, todos los submarinos tienen cuatro tubos adicionales de 659 milímetros para lanzar misiles crucero nucleares de largo alcance: los Popeye Turbos, que pueden alcanzar objetivos a hasta mil 500 kilómetros de distancia. Esos misiles son derivados de versiones estadounidenses y fueron fabricados en conjunto por la firma israelí Rafael y Lockheed-Martin en una versión aerotransportada.

En 2010 dos nuevos submarinos para ataques nucleares se sumarán a los tres actuales, también desde Alemania. Fueron construidos en los astilleros Howaldtswerke-Deutsche Werft AG a un coste de mil 270 millones de dólares, de los cuales el gobierno alemán financió un tercio. El Jerusalem Post confirma que también los dos nuevos, del tipo U-212, fueron construidos según “especificaciones israelíes”: son más rápidos (20 nudos), tienen un campo de acción más amplio (cuatro mil 500 kilómetros), y son más silenciosos, lo que les permite acercarse a los objetivos sin ser identificados.

Según expertos militares uno de los tres Dolphin entregados por Alemania patrulla el Mar Rojo y el Golfo Pérsico, el segundo está desplegado en el Mediterráneo, mientras el tercero es mantenido en reserva. Con la integración de otros dos, la cantidad de los que navegan, listos para lanzar un ataque nuclear, se ha prácticamente duplicado. Y esto es sólo una parte del poder nuclear de Israel, calculado en entre 200 y 400 ojivas, el equivalente a casi cuatro mil bombas del tipo Hiroshima, y cuyos vectores incluyen sobre trescientos F-16 y F-15 cazas bombarderos estadounidenses y unos cincuenta misiles balísticos Jerichó II sobre ramplas móviles de lanzamiento. Estas y otras armas nucleares están listas para ser lanzadas a toda hora.

El gobierno israelí, que rechaza el Tratado de No-Proliferación, no admite la posesión de armas nucleares (cuya existencia es reconocida por la Agencia Internacional de Energía Atómica), pero deja que se piense que las tiene y que puede utilizarlas. Esto explica el motivo por el cual el Dolphin apareció ante los ojos de los bañistas en Eilat y el Jerusalem Post publicó la noticia de que había pasado por el Canal de Suez de vuelta de maniobras en el Mar Rojo. Como explica el propio Jerusalem Post: “Es una señal a Irán.” En otras palabras, una manera de dejar en claro a Irán y a otros países en la región, que no poseen armas nucleares, que Israel sí las tiene y está listo a utilizarlas

Otra “señal de advertencia a Irán” es la noticia, publicada por el diario israelí Haaretz, de que ayer dos barcos de guerra israelíes, el Hanit y el Eilat, pasaron por el Canal de Suez hacia el Mar Rojo. El Hanit ya había transitado en junio junto con el Dolphin. Eso parece indicar un acuerdo israelí-egipcio contra Irán. Las propias fuentes israelíes hablan de un “cambio de política” que permitiría que unidades navales transiten libremente por el Canal. Fue confirmado por el ministro de exteriores egipcio Ahmed Aboul Gheit, quien definió el uso del Canal de Suez por Israel como “legítimo”, porque fue aprobado formalmente por “un acuerdo entre el Cairo y Jerusalén”. Consecuentemente, ahora hay un vínculo estratégico más estrecho entre el Mediterráneo, el Mar Rojo y el Golfo Pérsico.

Y mientras Israel practica para un ataque nuclear contra Irán, los dirigentes del G-8 (casi todos sustentadores activos del programa nuclear militar israelí) denuncian “los riesgos de proliferación debidos al programa nuclear de Irán” en documentos aprobados en L’Aquila en la cumbre del pasado 8 de julio “durante la cena”.

Lea también

50 años de transición al socialismo

El cuento viejo de las nuevas bases militares de EE.UU. en Colombia

Jaume Satorra

A %d blogueros les gusta esto: