Brasil: Bases militares son materia exclusiva de Colombia, siempre que se limiten a su territorio

El presidente Álvaro Uribe concluyó con su visita en Brasil su gira por suramerica para explicar alcances de acuerdo con EE.UU.

TeleSUR _ 07.08.2009 5h.am

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorín, dijo este jueves que la instalación de bases militares estadounidense en territorio colombiano, es una materia exclusiva “de la soberanía colombiana, siempre y cuando se limite” a su territorio.

El tema de las bases militares colombianas fue abordado en una reunión que el general retirado James Jones, asesor del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, sostuvo con el canciller Amorim en Brasilia.

Según Amorim, esa conversación “tendrá continuidad”, al señalar que habrá otros diálogos con Colombia y con Estados Unidos.

Amorim hizo estas declaraciones tras una visita que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, realizó en Brasil a su homólgo, Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de una gira que realizó el mandatario colombiano por siete países suramericanos, con el objetivo de explicar el polémico acuerdo militar que negocia con Estados Unidos.

“Interpretamos como un gesto muy positivo (la decisión de Uribe de explicar el acuerdo)”, dijo Amorim, quien señaló que la reunión de hoy transcurrió “en un clima de diálogo y de entendimiento”.

“Nuestras preocupaciones fueron expresadas y el presidente Uribe dio las explicaciones que consideró que debía dar sobre los objetivos del acuerdo”, informó Amorim.

En el encuentro también se mencionó la intención que tiene el gobierno de Brasil de pedir garantías formales a Washington y Bogotá de que la presencia militar estadounidense se limitará al territorio colombiano, dijo Amorín.

En este sentido,  el asesor del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca James Jones afirmó que la negociación para el uso de bases militares colombianas por parte de tropas de su país “se podría haber hecho mejor” y con “mayores explicaciones”.

Durante su estancia en Brasilia, Jones se reunió con Amorim, con el asesor para Asuntos Internacionales de la Presidencia, Marco Aurelio García, y con el titular de Defensa, Nelson Jobim, entre otros miembros del Gobierno brasilero.

En todos los contactos que tuvo en Brasil, Jones escuchó el rechazo de este país a la presencia de tropas ajenas a la región en Suramérica, y por ello reiteró que el acuerdo que se negocia con Colombia se enmarca sólo en el contexto de la lucha contra el narcotráfico.

“La soberanía de ningún país estará en riesgo”, garantizó Jones, quien incluso reafirmó la voluntad manifestada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de relacionarse con América Latina “de una manera nueva, abierta y transparente”

Sin embargo, las explicaciones del asesor de la Casa Blanca no parecieron convencer al Gobierno brasileño, de acuerdo con lo expresado por Marco Aurelio García, un influyente consejero del presidente Lula.

García manifestó que la presencia de tropas estadounidenses en Colombia no amenazaría la soberanía nacional, pero acotó que no sería “positivo” que esos soldados estén “cerca de la frontera con la Amazonía, que muchas veces es objeto de la codicia internacional”.

Álvaro Uribe concluyó con el presidente Lula su gira para explicar el acuerdo con EE.UU, el mandatario  regresó a su país después de agradecer “el diálogo amplio” que tuvo con el presidente de Brasil  y los comentarios de la reunión estuvieron a cargo del ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim.

Tal como ocurrió en sus anteriores escalas en Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Paraguay y Uruguay, en Brasil el presidente colombiano no hizo declaraciones y cumplió así la “gira muda” que el pasado lunes anunció la Casa de Nariño.

Las negociaciones que Colombia sostiene con Estados Unidos fueron uno de los detonantes de la decisión del presidente venezolano, Hugo Chávez, de “congelar” las relaciones con Colombia y retirar a todo el personal diplomático de su país de Bogotá.

El presidente venezolano Hugo Chávez consideró el pasado miércoles que la eventual presencia de los militares estadounidenses en Colombia podría propiciar una “guerra en Suramérica”.

Otros países como Ecuador, Bolivia, han expresado también su preocupación por considerar este acuerdo comoi una amenaza a la paz de la región.

Jaume Satorra

Una respuesta

  1. […] Brasil: Bases militares son materia exclusiva de Colombia, siempre que se limiten a su territorio […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: