Habitantes de Isla de Pascua no quieren más vecinos

SANTIAGO DE CHILE (AP) – Una veintena de nativos de la Isla de Pascua paralizó el domingo por segundo día consecutivo el aeropuerto local en protesta por el creciente número de continentales que llegan para quedarse, informó el canal estatal de televisión.

La ocupación de la pista del aeropuerto de Mataveri ocasionó la suspensión de algunos vuelos y la demora de otros, según el reporte.

Isla de Pascua o Rapa Nui se ubica a 3.800 kilómetros al oeste del continente, frente al puerto de Valparaíso, en medio del Pacífico sur y su gran atractivo son los moais, gigantescas estatuas de piedra cuyo peso oscila entre las 2 y las 20 toneladas, todas miran fijo al mar. El lugar es patrimonio de la humanidad declarado por Naciones Unidas.

Carolina Hotus, gobernadora de la isla, declaró al Canal 13 de televisión que los manifestantes exigen que el gobierno central controle la llegada de continentales, chilenos y extranjeros, que llegan a quedarse.

Consideran que el crecimiento poblacional daña el patrimonio y ambiente de la isla, que es un museo al aire libre de 160 kilómetros cuadrados, habitada por unos 4.000 pascuenses de origen polinésico y un par de miles de continentales.

Entre los atractivos de Rapa Nui están los tres “ahu” o altares ceremoniales, unos 600 moais, varios volcanes, en uno de los cuales se puede bucear y la aldea ceremonial de Orongo.

Algunos isleños han pedido una visa especial que asegure que los continentales que visiten Rapa Nui regresen luego al continente. Se les ha ofrecido verificar que no lleguen delincuentes.

Jaume Satorra

2 comentarios

  1. Tienes un error.
    Los moais no miran al mar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: