Los fumadores perseguidos y acosados en una “Nación con Estado de Derecho”

17.08.09 – 16:45 -Madrid

Un hombre fuma un cigarrillo. / Archivo

SALUD

La Ley está en “fase de evaluación”, para ver cuál es el grado de éxito en su aplicación, y ha agregado que lo siguiente será ampliar las áreas libres de humo.

“Las personas que fuman utilizan más los servicios sanitarios y consumen más fármacos, lo que aumenta los gastos sanitario y el farmacéutico”

El Ministerio de Sanidad se plantea por primera vez ampliar la Ley Antitabaco para prohibir fumar en todo los lugares públicos, incluidos los bares y lugares de ocio, ha avanzado Trinidad Jiménez. “Estamos preparados para plantearnos ampliar los términos de aplicación de la Ley”, ha señalado la ministra, al ser preguntada por si estaba dispuesta a endurecer la normativa que entró en vigor en enero de 2006.

Jiménez ha explicado que la Ley está en “fase de evaluación”, para ver cuál es el grado de éxito en su aplicación, y ha agregado que lo siguiente será ampliar las áreas libres de humo.

La ministra ha reconocido que la Ley contra el tabaco produjo un efecto “muy beneficioso en su momento”, ya que, al año siguiente de que se aprobara, habían dejado de fumar más de un millón de personas. No obstante, ha declarado que “en este momento” las autoridades sanitarias se han encontrado con que existen “muchas lagunas” en su aplicación, por un lado, y por otro, que “ése carácter disuasorio inicial no se ha completado”.

Jiménez ha subrayado que “la prohibición de fumar en espacios públicos se ha extendido prácticamente a todos los países europeos” y a algunos, como Turquía, que tienen “una tradición de consumo muy alto”. “Una vez que España ya puso en marcha su Ley y se aprobó la posibilidad de que determinados espacios públicos quedarán libres de humo -ha proseguido-, creo que en este momento estamos preparados para plantearnos si hubiera que ampliar los términos de aplicación de la misma”.

Un problema de salud pública

Las razones que ha esgrimido la titular de Sanidad para ampliar los espacios sin humo son que el tabaquismo es “un problema de salud pública” y que, además, es preciso velar por “el buen funcionamiento y el uso racional de los servicios sanitarios”. “Las personas que fuman utilizan más los servicios sanitarios y consumen más fármacos, lo que aumenta los gastos sanitario y el farmacéutico”, ha aseverado.

Jiménez se ha solidarizado con el clamor de numerosas organizaciones sociales, científicas y de pacientes que piden que se prohíba fumar en todos los establecimientos públicos. “Hay una cosa en la que tengo una profunda convicción y es que es muy importante que actuemos desde todos los frentes para erradicar el tabaquismo de la vida de los ciudadanos”, ha recalcado.

Nuevos pictogramas

Ha indicado que “en muy poco tiempo” se incorporarán a las cajetillas de tabaco los nuevos pictogramas que disuaden de este hábito, entre los que, previsiblemente, figuran pulmones destrozados, tumores en carne viva o dentaduras podridas.

La titular de Sanidad ha abundado en que el tabaco mata, no solamente desde el punto de vista de las afecciones respiratorias o el cáncer de pulmón, sino también por ser un factor de riesgo para sufrir infartos y cardiopatías.

Actualmente está permitido fumar en restaurantes y bares de menos de cien metros cuadrados, que suponen el 80 por ciento del total, con lo que los efectos prácticos de la Ley son muy limitados. De hecho, sólo 40.000 de los más de 350.000 locales de ocio existentes en España están libres de humo o cuentan con espacios compartimentados para los fumadores.

El pasado 18 de junio, el Congreso instó al Gobierno a endurecer la Ley Antitabaco, “avanzando en la ampliación de los espacios libres de humo de manera progresiva”. Los grupos parlamentarios solicitaron al Ejecutivo que elaborase un informe de evaluación del cumplimiento e impacto de la normativa, que tendría que presentarse en la Comisión Sanidad al finalizar 2009, como base que permita mejorar el texto legal.

«Nuestra sociedad está madura para prohibir el tabaco en lugares públicos»

Trinidad Jiménez advierte de que las encuestas revelan que el 70% de los españoles estaría de acuerdo con la medida.


La ministra Jiménez espera llevar adelante la modificación de la Ley Antitabaco, y evitar así que el humo invada los espacios públicos. / Archivo

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha asegurado que “nuestra sociedad está madura” para aceptar que las autoridades sanitarias prohíban el consumo de tabaco en todos los lugares públicos y de ocio a través de un “endurecimiento” de la actual Ley Antitabaco.

Según Jiménez, la actual ley -puesta en marcha en 2006- “fue buena en su momento ya que nos habituó a dejar de fumar en los centros de trabajo y en determinados lugares públicos, generando una cultura y un hábito en los españoles que se ha ido consolidando. Sin embargo, todavía existen lagunas e indefiniciones en la aplicación de la ley, como si se puede fumar o no en todos los lugares públicos de ocio”, ha indicado.

“Nuestras encuestas dicen que el 70% de los españoles estaría de acuerdo con una prohibición total y con no dejar la decisión a los propietarios de los lugares de ocio”, ha asegurado la ministra en declaraciones a la Cadena Ser. “A casi todo el mundo le apetece entrar en un lugar en el que no le moleste el humo, fume o no fume, porque siempre será un espacio más agradable”.

En este sentido, “viendo lo que ocurre en Italia, Turquía o Irlanda, decisiones de estas características están funcionando bien”, ha precisado Jiménez . “Revisar y evaluar la ley fue una promesa que hice al inicio de mi mandato, porque el tabaquismo es una enfermedad, una patologia que afecta a todos los ciudadanos, que puede provocar la muerte, y que de hecho es la causa de 55.000 muertes al año. Como responsable de Salud Pública, tengo que tratar de dar una respuesta”, subrayaba.

Los hosteleros auguran su ruina si el Gobierno endurece el veto al tabaco

La mayoría de establecimientos de menos de cien metros se decantaron por permitir fumar. LUCÍA RIVAS

La Federación granadina recuerda que el sector ya perdió un 25% en ventas y tacha de «experimento» la medida anunciada por Sanidad.

Las últimas declaraciones de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en las que repetía su intención de prohibir totalmente el tabaco, indignan y preocupan a los hosteleros. Bares y restaurantes de la provincia granadina acumulan ya una caída en las ventas del 25% y un nuevo revés para los usuarios “nos supondrá un problema muy serio”. Así lo indicaba el secretario de la Federación de Hostelería y Turismo, Antonio García.

La titular de Sanidad dijo ayer que la “sociedad española está madura para prohibir fumar en lugares públicos”. Pero la visión de los hosteleros es bien distinta. En un momento delicado para el sector, el representante granadino tachó de “experimento” esta medida, que sería un golpe letal para bares y restaurantes.

Antonio García se lamentó de que la cartera de Sanidad tome esas medidas sin contar con los empresarios y que además no se tenga en cuenta el importante gasto que hicieron los hosteleros para adaptarse a la Ley Antitabaco en enero de 2006.

Jaume Satorra

3 comentarios

  1. Hola, Jaume!! Te invito a que, además de seguir “lo que se dice” sobre el tabaco, te informes CIENTÍFICAMENTE de que TODO ESO ES UN FRAUDE. Estoy divulgando los estudios científicos “no amañados” en TODO SOBRE el TABACO:
    http://alacaida.wordpress.com

    No sigas a la oscuridad a ciegas ¡Enciende una vela!
    Alacaída

  2. Que el humo de tabaco es muy dañino y mortal no lo duda nadie. Adjunto informe del Cirujano General de USA.
    http://www.hhs.gov/news/press/2006pres/20060627sp.html

    Dejar las decisiones sobre salud en particulares es abandonar las responsabilidades propias de las autoridades sanitarias.

    No queremos ser fumadores INVOLUNTARIOS.

    Unete y firma. SIN MALOS HUMOS.
    http://www.ondacero.es/antitabaco/index.jsp

  3. Hola Alcaida y Ricardo, he leido por encima asi depriasa y vuestros Blog los encuentro interesantisimos sobre el tema de Tabaco…Yo soy fumador, he intentado muchisimas veces dejarlo, sin conseguirlo y lo mas vergonzoso de este Pais con las Políticas que sea el partido que sea siempre vamos como los cangrejos, es que después de haber cotizado mas de 20 años a la seguridad social y habiendo pagado el impuesto del tabaco mas de 30 años, la medicación que te recepta el médico de la Seguridad Social, te la tienes que pagar de tu bolsillo, dicha medicación, nada barata por cierto y sin garantia de exitó no entra por dicha seguridad social, cuando una persona que quiere el cambio de sexso, nada barata la operación es gratuita…..

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: