Greenpeace acusa a petroleras de EEUU de crear “una falsa opinión pública”

CAMBIO CLIMÁTICO

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) – Foto: Reuters

Greenpeace acusó este miércoles a varias empresas petroleras de Estados Unidos de intentar poner en marcha una campaña para crear “una falsa opinión pública” contraria a la lucha contra el cambio climático. Para ello, algunos de sus empleados se harían pasar por “ciudadanos preocupados” por las medidas anunciadas al respecto por el Gobierno de Barack Obama, según la asociación.

En un documento del Instituto del Petróleo Americano (API, por sus siglas en inglés), filtrado a Greenpeace la semana pasada, las compañías petroleras instan a “ordenar a los mandos de sus empresas que apoyen con fuerza la participación de sus empleados en esta campaña”.

Nada más conocer esta estrategia, activistas de Greenpeace han desplegado una pancarta con el mensaje ‘Fraude climático financiado por las grandes petroleras’ frente a las oficinas del API en Washington (Estados Unidos), junto con los logos de empresas como Exxon Mobil, Shell, BP y Chevron.

Según un responsable de Greenpeace, Melanie Francis, “las oscuras maniobras de las petroleras suponen una burla al debate público sobre las acciones a emprender con respecto al cambio climático”. “Necesitamos centrarnos en los límites que los científicos han marcado, y no en los acuerdos de mínimos que pretenden las petroleras”, aseveró.

En opinión de Francis, “es necesaria una reconversión para que los trabajadores de este sector vean las nuevas oportunidades de empleo que ofrece una revolución energética ‘verde’ y no que la teman y se enfrenten a ella en estas campañas de desinformación”.

Jaume Satorra

Un cambio climático hace 50 millones de años dejó una fuerte huella en la biodiversidad

ESPECIALMENTE EN MAMÍFEROS

MADRID, 10 Ago. 2009  (EUROPA PRESS) – Foto: Reuters

Un período de calentamiento global que ocurrió de 53 a 47 millones de años atrás influyó enormemente en las plantas y animales y estimuló un incremento de la biodiversidad en el oeste de América del Norte, según informan los investigadores de tres museos en un artículo que publica esta semana en Internet la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

“Hoy el centro de Wyoming es un vasto desierto y todo lo que uno ve es unos pocos antílopes y ciervos”, dijo el autor principal, Michael Woodburne, custodio honorario de Geología en el Museo del Norte de Arizona. “Pero hace 50 millones de años cuando las temperaturas estaban en su máximo, ésta era un área de jungla tropical húmeda en la que pululaban primates similares a los lemures, caballos pequeños y numerosos roedores pequeños de los bosques y otros mamíferos. De hecho, había más especies de animales que vivían en la parte oeste de América del Norte en esa época que en cualquier otro período”.

Woodburne y los coautores Gregg Gunnell, del Museo de Paleontología de la Universidad de Michigan, y Richard Stucky, del Museó de Naturaleza y Ciencia de Denver, examinaron los datos de las temperaturas antiguas y la información sobre plantas y animales fósiles que habitaron América del Norte durante el eoceno y encontraron que la diversidad aumentó y disminuyó con el incremento y la caída de las temperaturas.

El eoceno comenzó hace unos 65 millones de años con un período corto de aumento de las temperaturas durante el cual muchos grupos modernos de mamíferos aparecieron por primera vez en América del Norte probablemente migrando de otras áreas. El período que estudiaron los investigadores, llamado Óptimo Climático del Eoceno Temprano se inició unos tres millones de años más tarde e incluyó un incremento a largo plazo de la temperatura acompañado por un aumento a largo plazo de la diversidad.

Durante ese período, cuando las temperaturas medias anuales pasaron de unos 15 grados a unos 23 grados Celsius (60 a 73 grados Fahrenheit) la vegetación cambió y aparecieron muchas formas nuevas de plantas, y la diversidad de los mamíferos creció de unos 90 géneros a la cifra más alta de todos los tiempos de 104 géneros, según determinaron estos investigadores.

“Ésta es también la parte del eoceno cuando vemos el mayor número de apariciones nuevas de mamíferos debidas a la innovación evolucionaria más que a la inmigración”, dijo Stucky, quien es curador de paleocología y evolución en el Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver. Más de treinta roedores, carnívoros, primates y artiodactilos (el grupo que incluye ovejas, cabras, camellos, porcinos, bovinos, ciervos, jirafas y antílopes entre otros) aparecieron en el escenario.

Pero cuando las temperaturas disminuyeron nuevamente, el número de géneros de mamífero bajó a 84, con la pérdida completa de muchos grupos de mamíferos que habían estado muy bien representados. Las temperaturas más bajas y el clima más seco continuaron influyendo en la evolución de mamíferos y plantas a medida que empezaron a surgir los hábitat de sabana.

Hasta esta investigación la mayoría de los paleontólogos que han estudiado los vertebrados norteamericanos creía que el clima sólo había desempeñado papeles ecundarios en el sustento de la evolución de mamíferos durante el paleoceno y el eoceno (de 65 a 35 millones de años atrás), y que sólo al final del eoceno, cuando comenzaron las glaciaciones árticas, el clima de la Tierra se deterioró lo suficiente como para causar cambios observables en la diversidad de los mamíferos terrestres.

“Nuestro estudio documenta el hecho de que el cambio climático global tuvo un impacto de gran escala sobre plantas y animales”, dijo Gunnell, científico investigador asociado y coordinador de la colección de vertebrados en el Museo de Paleontología de la UM. “Algunas plantas y animales medraron en tanto que otras sufrieron”.

Cuando se considera el calentamiento global actual, dijo Woodburne, “la cuestión es en qué parte de este panorama quedará la humanidad”

Jaume Sarorra

El arranque de la agricultura ya pudo contribuir al calentamiento global

POR LA QUEMA MASIVA DE BOSQUES

MADRID, 17 Ago. 2009 (EUROPA PRESS) – Foto: Reuters

Los métodos agrícolas empleados por las primeras poblaciones humanas pudieron contribuir al calentamiento global, según un estudio de la Universidad de Virginia y la Universidad del Condado de Maryland-Baltimore en Estados Unidos que se publica en la edición digital de revista ‘Quaternary Science Reviews’.

Según los autores, la quema masiva de los bosques para usos agrícolas hace miles de años podría haber aumentado el dióxido de carbono atmosférico lo suficiente para alterar el clima global y conducirlo a una tendencia de calentamiento que continúa hasta la actualidad.

Los investigadores señalan que los 6.000 millones de personas de la actualidad utilizan alrededor del 90 por ciento menos de tierra por persona para cultivar alimentos que lo que se usaba por las poblaciones más pequeñas en los inicios de la civilización. Las primeras sociedades probablemente se basaban en técnicas de talado y quema para limpiar grandes áreas de tierra para conseguir una producción de alimentos relativamente pequeña.

Según explica William Ruddiman, responsable del estudio, “utilizaban más tierra para la agricultura porque tenían pocos incentivos para maximizar la producción a partir de menos tierra y porque sobraban los bosques para quemar. Pudieron haber alterado el clima sin saberlo”.

Según afirma el investigador, las primeras poblaciones probablemente utilizaban un método de limpieza de la tierra que implicaba quemar los bosques y plantar las semillas entre los restos vegetales en el suelo enriquecido. Utilizarían una gran cantidad de terreno hasta que la producción comenzara a declinar y entonces quemarían otra área de bosque para plantar en ella.

Estos primeros agricultores continuarían con esta forma de producción rotatoria expandiendo las áreas desforestadas a medida que la población crecía y posiblemente utilizarían cinco o seis veces más tierra de lo que se ha empleado en cualquier otro momento de la historia.

Probablemente fue únicamente cuando las poblaciones crecieron mucho más y existía menos tierra para la agricultura o para estar en barbecho cuando las sociedades adoptaron técnicas de agricultura más intensivas y consiguieron producir más a partir de menos tierra.

El investigador señala que con los métodos agrícolas altamente eficaces e intensivos actuales, las poblaciones están utilizando menos tierra por cabeza para la agricultura. Los bosques están regresando en muchas partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, Europa, Canadá, Rusia e incluso áreas de China.

Sin embargo, Ruddiman concluye que el efecto ambiental positivo de esta reforestación está siendo cancelado por la quema a gran escala de combustibles fósiles desde la revolución industrial, que comenzó hace 150 años. Los humanos continúan así añadiendo niveles excesivos de dióxido de carbono a la atmósfera, contribuyendo a la tendencia de calentamiento global.

Jaume Satorra

Casi 400 especies de plantas invaden las islas oceánicas y amenazan su biodiversidad

DESDE EL PACÍFICO AL ÍNDICO

MADRID, 17 Ago. 2009 (EUROPA PRESS) -Foto: GEISA

Científicos de la Universidad de Hawai en Honolulú (EE.UU) han descubierto que un total de 383 especies de plantas invasoras ocupan actualmente hasta 30 grupos de islas oceánicas distintas del Atlántico, el mar Caribe, el Pacífico y el océano Índico occidental, “invadiendo su hábitat y amenazando a la biodiversidad del lugar” y culpan a su población de ser responsables de ello por introducirlas en sus granjas y jardines.

Así, según recoge la BBC, 181 de estas especies dominan en estos momentos casi el 50 por ciento del hábitat en “al menos” una de las islas mencionadas, por lo que los investigadores predicen que “si el proceso invasivo continua creciendo a ese ritmo, entre 500 y 800 plantas ‘espermatofitas’ se convertirán en maleza en los archipiélagos ubicados entre los 35 grados de latitud al norte y los 35 grados al sur”.

En este sentido, alertan de que las especies, tanto vegetales como animales, que no son autóctonas pueden llegar a ser “extremadamente destructivas”. No obstante, señalan que si bien en el caso de animales invasores como ratas o gatos el peligro que representan para la biodiversidad es “indiscutible”, “todavía no se conoce con certeza en qué medida las plantas pueden afectar a los hábitats originales”.

Para averiguarlo, un equipo encabezado por el botánico, Christoph Kueffer, inició una investigación con el objetivo de evaluar los efectos de esta invasión en los 30 grupos de islas escogidos como muestra y concluyeron que, de ellas, Hawai se hallaba especialmente afectada por las malas hierbas. “Sólo en este archipiélago detectamos 10.000 nuevas especies no autóctonas”, explicó.

CERCA DE 22 CLASES DE MALEZA EN CANARIAS

A pesar que de la mayoría de ellas no pasaron de ser plantas ornamentales en los jardines de diversas poblaciones del archipiélago, 47 han evolucionado hasta convertirse en “maleza peligrosa” que domina el paisaje hawaiano, según asegura el equipo. Asimismo, enumera otros puntos perjudicados por las invasiones como la isla Reunión en el océano Índico, donde 35 especies dominan algunos zonas, o las Islas Canarias en el Atlántico, con 22 tipos de plantas peligrosas.

Como parte del análisis, los científicos examinaron “en profundidad” todas las características que “mejor revelan” las condiciones de vida de las malas hierbas, como la biología de la planta, su nivel de aislamiento, la geografía de la misma y las claves de la ecología de las islas y del grado de desarrollo humano existente en la zona.

“Uno de nuestros retos más importantes es tratar de descubrir cuáles, de todo el conjunto de estas clases de maleza, resultan verdaderamente nocivas para la biodiversidad de las islas con el fin de impedir su introducción masiva en nuevos lugares”, apunta Kueffer. En esta línea, denuncia que la acción humana “es un factor predominante para su proliferación, pues en la mayoría de los casos son introducidas de forma deliberada por las personas”.

Jaume Satorra

Descubren en República Dominicana herramientas de piedra de hace 6.500 años

EN UNA CUEVA INUNDADA USADA POR LOS INDÍGENAS QUE ENCONTRÓ COLÓN

Foto: Universidad de Indiana

Una cueva prehistórica llena de agua en la República Dominicana se ha convertido en “una fuente de tesoro” con el anuncio hecho por arqueólogos de la Universidad de Indiana sobre el descubrimiento de herramientas de piedra datadas hace 6.500 años correspondientes a los primeros habitantes del Caribe. También se ha localizado una calavera pequeña de primate en condiciones extraordinarias, las garras, la mandíbula, y otros huesos de varias especies de perezosos.

Los descubrimientos extienden por miles de años el alcance de las investigaciones de Charles Beeker, director del Programa Académico de Buceo y Ciencia Submarina, parte de la Facultad de Salud, Educación Física y Recreación (HPER) de la Universidad de Indiana en Bloomington, y su equipo interdisciplinario de colaboradores. El enfoque de los investigadores ha sido sobre la época empezando hace apenas 500 años cuando el Viejo Mundo y el Nuevo Mundo se conocieron después de que Cristóbal Colon pisara la costa del Caribe, y en la tradición popular de los piratas. Se espera que este descubrimiento aporte nuevos conocimientos sobre los habitantes primitivos de las Antillas Mayores y de los animales con los que se encontraban.

“Para ser sincero, no podía creer mis ojos cuando vi cada uno de estos asombrosos descubrimientos bajo el agua,” dijo Beeker. “Los esqueletos casi intactos de fauna extinta realmente me impresionó, pero lo que quizás resulte ser un fogón de la primera ocupación humana de la isla parece demasiado bueno para ser cierto. Pero ahora que las herramientas líticas (herramientas de piedra) han sido autenticadas, estoy ansioso por dirigir otra expedición bajo agua a lo que podría convertirse en uno de los sitios prehistóricos más importantes de todo el Caribe.”

Beeker y los investigadores Jessica Keller y Harley McDonald encontraron las herramientas y huesos en agua fresca a sólo unos metros de profundidad en una cueva llamada Padre Nuestro. Cerca, y también bajo agua en la misma cueva, se encontraron más artefactos recientes de los Taíno. Los Taíno fueron los primeros indígenas americanos en encontrarse con europeos. Beeker y sus colegas han estado buceando en esta cueva (la cual está situada debajo de un risco de piedra caliza y solamente es accesible tras la inmersión a una alberca pequeña) desde 1966, estudiando su uso por los Taíno como sitio para recoger agua.

Geoffrey Conrad, Director del Museo Mathers de Cultura Mundial en la Universidad de Indiana en Bloomington y profesor de antropología, dijo que se calcula que las herramientas datan de entre hace 4,000 a 6,500 años. Los huesos podrían tener entre 4,000 y 10,000 años. Mientras que los huesos de perezoso son más comunes, él solamente sabe de pocas calaveras de primates encontradas en el Caribe.

“No sé de ningún otro lugar que tenga perezosos, primates, y herramientas de piedra hechas por seres humanos en un solo conjunto alrededor del mismo tiempo,” dijo Conrad, quien es también Vicerrector Asociado para la Investigación Académica en IU Bloomington. “Ahora mismo, esto tiene el potencial de ser una fuente de tesoro de datos que nos ayudará a fijar la relación de tiempo entre humanos y animales extintos en las Antillas Mayores. Este sitio definitivamente merece una investigación amplia.”

Las tres herramientas de piedra y los retazos, hechas de basalto y caliza, fueron examinados por los antropólogos Nicholas Toth y Kathy Schick, reconocidos a nivel internacional, quienes dijeron a los investigadores que las piedras (del tamaño de la palma de la mano) muestran señas indudables de que fueron hechas por seres humanos. Toth y Schick son co-directores del Centro de Investigación de la Fundación Antropológica de Tecnología (CRAFT), Instituto de la Edad de Piedra en Bloomington.

El experto en primates de la Universidad de Indiana, Kevin Hunt, dijo a los investigadores que el primate podría haber sido un mono aullador, especie desaparecida en el Caribe. Keller dijo que los huesos de perezoso vinieron de seis, posiblemente siete perezosos e incluso de varias especies, incluyendo una del tamaño de un oso negro y otro del tamaño de un perro grande. Ella dijo que la calavera de primate es significativamente diferente de las demás calaveras de primates encontradas en el Caribe.

“Muy pocas calaveras de primates se han descubierto en el Caribe,” dijo ella. “Las otras, encontradas a fines de los años 1800 y a principios de los 1900, son tres veces más grandes. Hemos recibido permiso para traer la calavera a la Universidad de Indiana para más análisis. Todo esto es muy emocionante.”

Conrad dijo que las herramientas líticas y los huesos, los cuales han llegado al laboratorio de Beeker en la Facultad de HPER, no solo han expandido el programa de investigación a una época más temprana, sino que también a un tema de interés mundial — la extinción de aves nativas y animales al tiempo de la llegada de los seres humanos. Los perezosos caribeños son entre las muchas especies que desaparecieron poco después de la presencia humana.

Los investigadores de la Oficina de Ciencia Submarina en la Facultad de HPER trabajan junto con organizaciones culturales, históricas, y agencias de turismo en la República Dominicana para proteger y explorar el patrimonio cultural del país y su historia natural. Keller dijo que el interés local por estos descubrimientos ha sido fenomenal. La cueva donde fueron descubiertos, que es parte de un acuífero y sistema de cuevas que provee agua a los centros turísticos cercanos, se ha cerrado para asistir a los propósitos de la investigación.

Jaume Satorra

Greenpeace instala placas solares en la casa de la abuela africana de Barack Obama

GreenpeaceMADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) – F

Jóvenes de Kogelo, en Kenia, junto con la ‘Generación Solar’ de Greenpeace han instalado paneles solares en el tejado de la casa de ‘Mama Sarah’, la abuela de Barack Obama, y en la escuela que lleva el nombre del presidente estadounidense en la localidad de Kogelo.

De esta manera, estos jóvenes ecologistas quieren abordar “el problema de la pobreza energética y el cambio climático”. Ante el regalo, según transmitió la organización, ‘Mama Sarah’ dijo estar “muy contenta” de que su casa hubiese “mejorado gracias a la energía solar” y aseguró que se lo hará saber a su nieto.

“La energía solar es limpia, segura y asequible, a diferencia del queroseno que se utiliza en esta zona”, afirmó la abuela de Obama, que también destacó que ahora cuentan con “jóvenes cualificados en el pueblo que pueden ayudar en el mantenimiento de los sistemas”.

La instalación de paneles solares es una parte del taller de 20 días sobre energía renovable llevado a cabo por la Generación Solar de Greenpeace con 25 participantes del  Programa Joven de la Comunidad de Kibera y miembros de la comunidad de ‘Nyang’oma Kogelo’. Estos jóvenes keniatas están aprendiendo la instalación y el mantenimiento de paneles solares fotovoltaicos para la generación de electricidad, la fabricación de lámparas solares de automontaje y el potencial de su comercialización.

“El taller y las prácticas de la instalación de energía solar son una oportunidad para desarrollar nuestras propias capacidades en la instalación de energía renovable”, indicó el coordinador del proyecto, Robert Kheyi. En este sentido, precisó que no sólo quiere actuar “en contra de los efectos devastadores del cambio climático en Kenia”, sino también desarrollar “una fuente de ingresos”.

Kenia, al igual que muchos otros países de África, se encuentra “en la primera línea de los impactos del cambio climático”, según explicó Greenpeace, ya que “se han reducido drásticamente las precipitaciones en los últimos años”. “La sequía ha agravado los problemas en la agricultura causados por el mal uso de la tierra y la desertificación, y hace imposible la utilización a gran escala de la energía hidroeléctrica”, relató al asociación.

En esta línea, pide “que los países ricos contribuyan con 110 mil millones de euros anuales para apoyar la adaptación al cambio climático, la mitigación y la protección de los bosques en el mundo en los países en desarrollo”. Así, insta a los dirigentes del mundo a que imiten a los jóvenes de Kibera y Kogelo y “cambien sus palabras por hechos”.

Jaume Satorra

Anuncian el regreso de Zelaya a Honduras para antes del 1 de septiembre

“NO HA RENUNCIADO AL CARGO QUE EL PUEBLO LE OTORGÓ”

TEGUCIGALPA, 20 aGO. 2009 (EUROPA PRESS)

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, regresará al país centroamericano antes del 1 de septiembre según anunció Beatriz Valle, viceministra del gabinete de Gobierno del derrocado mandatario.

En declaraciones ofrecidas desde Tegucigalpa, Valle indicó que “se equivocan quienes creen que el presidente Zelaya no volverá al país, él estará regresando antes del 1 de septiembre” y agregó que éste no había renunciado “al cargo que el pueblo le ha otorgado”, contradiciendo así las palabras del presidente interino, Roberto Micheletti, quien días antes aseguró que Zelaya no quería volver al poder.

Previamente, Zelaya anunció desde Lima tras la reunión mantenida con el mandatario peruano, Alan García, que su “regreso es inminente” a pesar de que Micheletti ha amenazado con arrestarle. “Yo no puedo renunciar a eso y no puedo aceptar vivir desterrado, no tengo ningún proceso judicial, ninguna sola falta, ninguna sentencia”, dijo en la rueda de prensa.

Valle denunció que altos funcionarios del gobierno de Zelaya “siguen siendo amenazados por el régimen de Roberto Micheletti”, formado tras el golpe del pasado 28 de junio que obligó a Zelaya a dejar el poder y abandonar el país. Desde entonces, muchas han sido las ocasiones en que sus seguidores e incluso el derrocado mandatario han afirmado que dejaría el exilio y volvería a su nación.

Respecto a las amenazas, Valle manifestó que ella es una de las que está siendo acosada con mensajes a su correo electrónico y a su teléfono móvil, informan la cadena Telesur.

NOTICIAS RELACIONADAS


Jaume Satorra

A %d blogueros les gusta esto: