La ANE activa la alerta naranja en el Pirineo por riesgo de fuertes lluvias y tormentas

PAMPLONA, 31 Ago.2009- (EUROPA PRESS)

La Agencia Navarra de Emergencias (ANE) ha activado la alerta naranja (nivel 2 de 3) por fuertes lluvias y tormentas en el Pirineo después de recibir la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el último boletín enviado por este organismo, se prevén para mañana lluvias de intensidad fuerte en zonas de montaña, que podrían alcanzar en una hora acumulaciones de 30 milímetros de agua por metro cuadrado.

La probabilidad de que este fenómeno ocurra oscila entre un 40 y un 70 por ciento, según la Aemet. Además, las lluvias podrán venir acompañadas de tormentas, granizo y rachas fuertes de viento. La alerta naranja se mantendrá activada entre el mediodía de mañana y las 21 horas. Durante el resto de la jornada, se espera que continúe lloviendo en el Pirineo, pero con menor intensidad.

El Gobierno de Navarra informó hoy en una nota de que la ANE también mantendrá una alerta amarilla por lluvias en el centro y en la vertiente cantábrica de la Comunidad foral, si bien éstas serán menos fuertes que en área de montaña.

La acumulación de agua podría alcanzar los 20 milímetros por metro cuadrado en una hora. En este caso, la alerta amarilla se mantendrá activada entre las 7 y las 22 horas de mañana.

RECOMENDACIONES

Ante este nivel de riesgo, la ANE recomendó a los ciudadanos que adopten las precauciones necesarias. En concreto, aconsejó “extremar la cautela en zonas de montaña y evitar hacer salidas innecesarias si el tiempo no acompaña”.

Asimismo, aconsejó, antes de las tormentas, abandonar lugares de baño, evitar cimas de montes u otros lugares destacados y protegerse en lugares seguros como zonas bajas y llanas, edificios y automóviles cerrados.

Además, la ANE recordó que durante la tormenta es importante evitar los lugares descampados, desprenderse de objetos metálicos y evitar la proximidad a alambradas, tendidos eléctricos, vías de ferrocarril, postes, tiendas de campaña y otros objetos metálicos es igualmente importante.

Para aquellos que circulen con vehículos, recomendó extremar la precaución al volante, reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad y no detenerse en zonas donde podría haber corrientes de agua.

Finalmente, apuntó que se debe evitar atravesar con el vehículo áreas inundadas en las que la altura del agua supere el eje de las ruedas, ya que la fuerza del agua o los posibles socavones pueden hacer flotar el coche y arrastrarlo. Si el vehículo se para, aconsejó salir de él y refugiarse en un lugar alto y seguro.

NOTICIAS RELACIONADAS

Jaume Satorra

A %d blogueros les gusta esto: