Entre químicos y basura viven en barrio Cambalache de Bolívar

Quema de desechos y las lagunas de la CVG,producen cuantiosos daños ambientales

PUERTO ORDAZ.- Los vecinos de la comunidad Cambalache, cercana a la Zona Industrial Matanzas, de Puerto Ordaz, se declaran cansados de esperar respuestas por parte de las autoridades del Gobierno Nacional. Y es que vivir entre la quema de basura que a diario se registra en el vertedero municipal de Ciudad Guayana y el riesgo que implica la cercana ubicación de las lagunas de oxidación de la empresa CVG Bauxilum se ha convertido, según los afectados, “en el peor de los karmas”.

En los últimos 24 meses al menos unas 10 protestas han puesto de manifiesto el descontento de los habitantes del sector Cambalache, el que nació como una invasión y hoy en día no sólo alberga a más de 3 mil familias sino también cuenta con Centro de Diagnóstico Integral, escuelas, liceos, infocentro y otros institutos de atención pública.

Pedro Rodríguez, vecino de Cambalache desde hace 12 años, se declara “a la buena de Dios”: asegura que sólo un milagro lo mantiene con vida y salud.

“Yo vivo casi frente con frente a las lagunas de Lodo Rojo donde el olor que emana todos los días es puro amoniaco que está en el ambiente y no muy lejos está el basurero; cada mañana lo primero que veo es la humareda que deja la quema de la basura, que es tanta que ya ni el Gobierno Nacional sabe qué hacer con ella”, dijo.

Las exigencias de los afectados pasan desde la reubicación inmediata del vertedero, el cese en la quema de los desechos sólidos y la eliminación total de las lagunas de Lodo Rojo.

Aunque las autoridades han aceptado el “colapso” del vertedero municipal aún no se cuenta con fecha o lugar para la reubicación. A finales del 2008 se reveló que se requieren entre 5 y 6 millones de bolívares fuertes para un nuevo vertedero.

Versión oficial Para el director local del Ministerio para el Ambiente, Rodolfo González, la situación de las lagunas de oxidación provenientes de las empresas básicas de Guayana responde a la evasión de los lineamientos e incumplimientos de los cronogramas de adecuación emitidos desde la cartera ambiental.

Aseguran que actualmente la empresa responsable ha propiciado acercamientos en intensión de trabajar en la situación que supera los 12 años, de conflicto comunitario.

Rodríguez apuesta por la productividad de las lagunas de soda cáustica, explicando que los licores que forman esos lodos poseen propiedades similares a los químicos necesarios para elaborar bases que permitan acondicionar metales para pinturas, limpiadores de horno y limpiadores de inyectores y carburadores automotores.

Confían no sólo en el pronto inicio de las labores para aminorar las consecuencias de las lagunas tóxicas, sino también en afinar lo necesario para la reubicación del vertedero de Ciudad Guayana.

Ante los planteamientos, conocidos por los vecinos, Sonia Flores, afectada, aseguró que ya no cree en las autoridades “porque nos han vacilado año tras año pero ahora sí somos capaces de irnos a todas las instituciones gubernamentales en Caracas para que vean que no es nada digna la vida que llevamos aquí”, advirtió.

De no concretarse las mejoras, los afectados anunciaron el inicio de trancas de calles y avenidas de todo el estado Bolívar.

Sailú Urribarrí

ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

.

JAUME SATORRA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: