Unos colmillos de mastodonte reciben el premio Guinness de los Récords

Martes 8 de Septiembre de 2009 -07:35

Milia, un pequeño pueblo de 400 habitantes en el norte de Grecia, guardaba un secreto de tres millones de años que le ha valido un premio Guinness: un par de colmillos de mastodonte de 400 kilos y cinco metros, los más largos del mundo.Se trata de ‘un tesoro paleontológico que puede contarnos mucho del pasado del planeta y ayudarnos a aceptar que un día todas la especies, incluyendo los humanos, se extinguirán’, dijo el paleontólogo holandés Dick Mol, en la ceremonia del Libro Guinness de los Récords Mundiales.

‘Es un día de reconocimiento internacional para Grecia e histórico para la paleontología’, agregó la geóloga de la Universidad de Salónica Evangelia Tsoukala, jefa de la excavación del sitio en el que se descubrieron los fósiles, así como de los estudios que vienen realizando desde hace 20 años en el área.

Los colmillos de 5,02 metros de largo y 400 kilos pertenecieron a una hembra de la especie ‘Mammut borsoni’, de seis toneladas de peso, 3,5 metros de alto y unos 30 años de edad, que vivió en un clima casi tropical, en una sabana a las orillas de un gran río que ya no existe, dijo Tsoukala.

A pesar del parecido del nombre, el ‘Mammut borsoni’ no pertenece a la familia de los mamuts -los elefántidos-, sino a la de los mamútidos, por completo extintos y conocidos como habitualmente como mastodontes.

‘Los restos del mastodonte se pudrieron en la ribera del río y los fósiles quedaron esparcidos por varios cientos de metros’, dijo Mol.

‘Estos mastodontes están completamente extintos, no sabemos la razón, pero tenemos que aceptarlo. Tal vez, un día los elefantes de Africa también desaparezcan porque el planeta está cambiando’, añadió.

En Milia, en el pequeño edificio que sirve como precario museo, hay una exhibición de fósiles de un mínimo de diez ejemplares prehistóricos hallados en la zona.

Entre ellos destaca el esqueleto de un elefante de la especie Elephas antiquus, de 200.000 años de antigüedad, así como rinocerontes, caballos, felinos, ciervos y otras especies prehistóricas.

Desde que se exhiben los colmillos ‘estrella’, el museo ya ha sido visitado por 11.000 personas y el sueño de Tsoukalas de construir un centro de Paleontología en Milia parece que se hará realidad dentro de un par de años.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE

Jaume Satorra

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: