Transgénicos

Activistas de Greenpeace marcan un campo de maíz transgénico experimental con una gigantesca señal de “PROHIBIDO”.

.Un transgénico (Organismo Modificado Genéticamente, OMG) es un organismo vivo que ha sido creado artificialmente manipulando sus genes. Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el material hereditario de otro.

Por ejemplo, el maíz transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacteriaque le permiten producir una sustancia insecticida.

La diferencia fundamental con las técnicas tradicionales de mejora genética es quepermiten franquear las barreras entre especies para crear seres vivos que no existían en la naturaleza. Se trata de un experimento a gran escala basado en un modelo científico que está en entredicho.

Algunos de los peligros de estos cultivos para el medio ambiente y la agricultura son el incremento del uso de tóxicos en la agricultura, la contaminación genética, la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos y “malas hierbas” o los efectos no deseados en otros organismos. Los efectos sobre los ecosistemas son irreversibles e imprevisibles.

Los riesgos sanitarios a largo plazo de los OMG presentes en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos no se están evaluando correctamente y su alcance sigue siendo desconocido. Nuevas alergias, aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados son algunos de los riesgos.

Los OMG refuerzan el control de la alimentación mundial por parte de unas pocas empresas multinacionales. Los países que han adoptado masivamente el uso de cultivos transgénicos son claros ejemplos de una agricultura no sostenible. En Argentina, por ejemplo, la entrada masiva de soja transgénica exacerbó la crisis de la agricultura con un alarmante incremento de la destrucción de sus bosques primarios, el desplazamiento de campesinos y trabajadores rurales, un aumento del uso de herbicidas y una grave sustitución de la producción de alimentos para consumo local.

.La solución al hambre y la desnutrición pasa por el desarrollo de tecnologías sostenibles y justas, el acceso a los alimentos y el empleo de técnicas como la agricultura y la ganadería ecológicas. La industria de los transgénicos utiliza su poder comercial e influencia política para desviar los recursos financieros que requieren las verdaderas soluciones.

Defendemos la aplicación del Principio de Precaución y nos oponemos por lo tanto a cualquier liberación de OMG al medio ambiente. Los ensayos en campo, incluso a pequeña escala, presentan igualmente riesgos de contaminación genética, por lo que también deben prohibirse.

Greenpeace no se opone a la biotecnología siempre que se haga en ambientes confinados, controlados, sin interacción con el medio. A pesar del gran potencial que tiene la biología molecular para entender la naturaleza y desarrollar la investigación médica, esto no puede ser utilizado como justificación para convertir el medio ambiente en un gigantesco experimento con intereses comerciales.

Demandas de Greenpeace

Preguntas frecuentes

¿Sabías que…

a España llegan unos 6 millones de toneladas de soja, de las cuales aproximadamente el 66% es transgénico, y un millón y medio de toneladas de maíz que han sido cultivados en países que han optado por el uso masivo de transgénicos?

España es el único país de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala y que en 2008 se cultivaron unas 80.000 hectáreas de maíz modificado con genes de bacterias?

dos terceras partes de los alimentos que ingerimos contienen derivados de soja y de maíz?

en los cultivos transgénicos se emplean muchos productos tóxicos, al contrario de lo que dicen las empresas que los promueven, con el consiguiente daño para el medio ambiente y la salud?

se está experimentando con genes de vaca en plantas de soja, con genes de polilla en manzana e incluso con genes de rata en lechuga?

que desde el 18 de abril de 2004 todos los alimentos (excepto los productos derivados de animales como la carne, leche y huevos) procedentes de cosechas transgénicas tienen que tener en la etiqueta la mención “modificado genéticamente”?

Jaume Satorra/Greenpeace España

Océanos

Sin océano, no habría vida sobre la Tierra. El océano transporta mayor cantidad de agua que la de todos los ríos de la tierra, creando un flujo de energía y nutrientes que recorre el mundo y nos proporciona recursos imprescindibles como oxígeno, minerales y proteínas.

Vista desde el espacio, la Tierra está cubierta por un manto azul. Es un planeta en el que los continentes quedan mermados por la inmensidad de los mares y océanos que los rodean.

Un asombroso 80% de toda la vida en nuestro planeta se encuentra bajo las aguas. Los océanos proporcionan fuentes vitales de proteína, energía y minerales, crean la mitad del oxígeno, y son el motor del clima y del flujo natural de energía y nutrientes por el mundo.

Sin el océano global no habría vida en la Tierra.

Por esto, es muy preocupante que estemos dañando los océanos a una escala inimaginable para muchos. Sabemos que los impactos de la actividad humana pueden ser graves sobre las fuerzas vitales que gobiernan nuestro planeta. Hemos modificado nuestro clima global y sólo ahora estamos comenzando a entender las consecuencias.

De una forma menos visible, pero igual de grave, la actividad humana está ejerciendo sus impactos sobe los océanos de forma directa e indirecta. Como consecuencia, la destrucción de los hábitats marinos y la pérdida de especies está llevando a los ecosistemas oceánicos al colapso.

Debemos defender nuestros océanos por que sin ellos, la vida en la Tierra no podría existir.

Los principales impactos que sufren nuestros océanos son:

Cambio climático
* Pesca insostenible
Sobrepesca
Pesca Pirata

Acuicultura insostenible
Langostinos y Manglares

Destrucción costera
Contaminación marina

Proponiendo soluciones.
Se necesita una mejora urgente de la gestión oceánica para lograr que las actividades humanas sean sostenibles. Si queremos que las próximas generaciones puedan disfrutar de los mismos recursos y servicios que disfrutamos nosotros, debemos:

* Establecer una Red de Reservas Marinas
* Aplicar Principios de Pesca Sostenible  

¿Qué hace Greenpeace?
* Últimas campañas. Bucea en las novedades!!!
Campañas antiguas. Empápate de historia!!!
* Mejora de la gestión pesquera 
Campaña de mercados pesqueros

Jaume Satorra/Greenpeace España

Greenpeace denuncia la falta de transparencia del CSN y de Euratom en su visita a Huelva

19 septiembre 2009

Las balsas de fosfoyesos en Huelva ocupan 1.200 ha y albergan más de 120 millones de residuos tóxicos y radiactivos.

La Administración española y europea se ponen de acuerdo para ocultar el grave problema de contaminación que vive Huelva

HUELVAEspaña — A pesar de que Greenpeace es uno de los denunciantes que ha motivado el paso esta semana por Huelva del comité Euratom (de la Dirección General de Transportes y Energía de la Comisión Europea), tanto este organismo europeo como la Administración española han ocultado a los ecologistas y a la ciudadanía la visita. En un ejercicio de absoluta falta de transparencia sólo se han reunido y tenido en cuenta las explicaciones de la empresa Fertiberia, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y otras instituciones públicas.

Tanto Greenpeace como otras organizaciones ecologistas, movimientos ciudadanos de Huelva y científicos han denunciado desde hace años la catástrofe sanitaria y ambiental que sufre la ciudad, con las tasas de mortalidad por cáncer más altas de España. Estas afirmaciones están apoyadas en estudios como los del CRIIRAD, el Ayuntamiento de Huelva o el informe Esturión y del Servicio Andaluz de Salud de la propia Junta de Andalucía. Hay que añadir el elaborado recientemente por la Universidad de Huelva y por médicos del hospital Juan Ramón Jiménez que alertan de “niveles significativos” de uranio 238 acumulados en el organismo de trabajadores del Polo Químico de Huelva.

Los técnicos de Euratom sólo han evaluado la metodología de control de la radiactividad de las balsas y del CRI-9 que lleva a cabo el CSN y otras instituciones públicas. No han efectuado analíticas propias ni analizado los vertidos o lixiviados que van a parar a las aguas de la ría de Huelva. A pesar de ello, Greenpeace considera que tanto las Administraciones involucradas en el problema como el organismo europeo se han erigido como juez y parte y determinan que no existe ningún problema de contaminación radiactiva en la zona, con lo que demuestran su total desprecio por la ciudadanía que reclama soluciones inmediatas. 

“De nuevo se nos vuelve a plantear que no existen problemas en Huelva. La elevada mortalidad por cáncer es consecuencia, como afirman las autoridades andaluzas, de los malos hábitos de los onubenses. Este desprecio por la ciudadanía es una temeridad que pasará factura a sus responsables”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace.

Ante este nuevo atropello por parte de la Junta de Andalucía y Ministerios de Medio  Ambiente e Industria, Greenpeace está estudiando interponer una denuncia ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo por la forma en que se ha llevado a cabo esta visita y exigir una inspección con la toma de analíticas por un laboratorio independiente.

Jaume Satorra/Greenpeace España

A %d blogueros les gusta esto: