¿Camino al abismo?

La solución al conflicto en Honduras deber ser pacífica y regional, dice parte de la prensa europea este miércoles. Otros editorialistas advierten de injerencias externas en ese país centroamericano.

LA PRENSA OPINA/23.09.2009

Manifestantes demuestran su apoyo a Manuel Zelaya, en Tegucigalpa.

El País, de Madrid: “Micheletti creía ir ganando la batalla del olvido y apostaba por un descenso de la presión exterior tras la elección presidencial prevista en noviembre. La presencia de Zelaya en Tegucigalpa altera esos planes y multiplica el peligro de que el conflicto de poderes en el pequeño país pueda convertirse en una confrontación más amplia y de carácter regional. No en vano en Honduras juegan sus cartas Venezuela, Cuba o Nicaragua, entre otros caracterizados actores. Si el golpe de Estado de junio fue absolutamente condenable, igualmente lo sería intentar darle la vuelta mediante la violencia. La dividida Honduras no tiene en estos momentos otra salida mejor que una mediación cualificada, preferentemente regional.”

Preocupante injerencia

También de la capital española, el ABC: “No conviene llamarse a engaño: Zelaya no ha vuelto a Tegucigalpa para quedar en manos de los jueces. La irrupción de la izquierda iberoamericana -la populista radical y la más pragmática de Lula- en este conflicto por vías ajenas a la diplomacia, y con métodos similares a los que ha censurado a Micheletti, no deja de ser una preocupante injerencia interna cuyo objetivo es impedir la celebración de las elecciones en paz. Sólo de esa manera puede interpretarse la advertencia de Hugo Chávez: ‘Ahora nos toca hacer lo que toca en este momento’. Si a los errores cometidos por Micheletti se une el provocador y orquestado regreso de Zelaya, la suma es un duro pulso al pueblo hondureño, que afrontará las elecciones más relevantes de su historia reciente bajo la inasumible presión de una clase política que no merece.”

Nueva dinámica

En Alemania, el Frankfurter Rundschau: “El regreso clandestino de Zelaya impone una nueva dinámica al conflicto. Dos hombres reclaman para sí la oficina presidencial de Tegucigalpa. No hace falta mucho para darse cuenta de que eso no puede tener buen fin en un país dividido tras el golpe de Estado. Sólo habrá oportunidad para la paz si el gobierno golpista modifica su posición y asume que está aislado. Pero Micheletti quiere mantener el poder a cualquier costo. La comunidad internacional se enfrenta a un nuevo desafío.”

Pobreza sin solución

En Berlín, el Junge Welt: “El golpe de Estado causó un efecto que ni los golpistas ni sus patrocinadores esperaban. La sociedad hondureña está paralizada como desde hace mucho tiempo no lo estaba, y cientos de miles de personas deben afrontar el estado de excepción, los toques de queda y la violencia. Es dífícil imaginar que los sindicatos, los partidos de izquierda, las asociaciones de mujeres y estudiantes así como los miles de ciudadanos que se movilizaron espontáneamente, se den por satisfechos; el éxito en la discusión sobre reformas constitucionales y sobre las heridas abiertas por el golpe de Estado en la sociedad hondureña solamente sería cosmético. Problemas esenciales como la pobreza, la corrupción o la exclusión permanecen sin solución.”

El factor Chávez

Der Standard, de Austria: “El único crimen que Micheletti y la clase pudiente de Honduras achacan a Zelaya consiste en haberse acercado a Chávez. Cada vez es más frecuente en América Latina que presidentes populares intenten cambiar la Constitución a fin de reelegirse. El mandatario colombiano, el conservador Álvaro Uribe, busca un tercer mandato por esta vía e incluso el premio Nobel Oscar Arias, de Costa Rica, logró regresar a la presidencia tras un largo litigio en las cortes. Para evitar una mayor radicalización en América Latina, la comunidad internacional y la Unión Europea harían bien en mostrar ‘cero tolerancia’ a los golpistas y promover prontas elecciones en Honduras.”

Jaume Satorra

Zelaya vs. Micheletti: ¿qué papel le toca a la comunidad internacional?

La preocupación es que la situación escale en Honduras. ¿Qué papel ha desempeñado en el conflicto la comunidad internacional? ¿Qué le toca hacer ahora? DW-WORLD consultó con políticos y expertos.

AMÉRICA LATINA | 23.09.2009

“El régimen golpista está desafiando al mundo; la comunidad internacional quiere una salida negociada, pacífica, pero aquí lo que hay como respuesta es violencia, represión contra el pueblo”, declara Manuel Zelaya desde la embajada de Brasil, seguro del respaldo internacional. Roberto Micheletti– presidente de facto- afirma que está dispuesto a negociar si Zelaya reconoce la legitimidad de los comicios presidenciales convocados para el 29 de noviembre, en los que no participaría el depuesto mandatario, y aclaró que en las negociaciones no estaría a discusión su posible restitución. Las órdenes de arresto siguen vigentes.

A estas declaraciones se unen las imágenes de manifestantes en Tegucigalpa vitoreando la vuelta del depuesto presidente Zelaya. También las de las fuerzas de seguridad dispersándolos y las noticias de que se prolonga el toque de queda dispuesto por el Gobierno de facto de Roberto Micheletti, y Brasil –en cuya embajada se alberga Zelaya- declara que no tolerará actos violentos contra su representación y pide una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Llamado a la calma

Las reacciones internacionales no se hacen esperar: Washington también urge a respetar la inmunidad de la delegación diplomática y diversas voces internacionales exhortan a la búsqueda de una solución negociada. “Esta crisis ha tenido para Honduras un coste en términos humanos, pero también políticos y económicos. Su resolución tendría que haberse producido mucho antes”, subraya la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner. El Acuerdo de San José– en el que se exige como condición sine qua non la restitución de Manuel Zelaya- seguiría siendo la base.

Cabe recordar que en julio, pocos días después del golpe de Estado que sacó del poder a Zelaya, los países miembros de la UE suspendieron sus programas de cooperación al desarrollo con Honduras, a excepción de la asistencia humanitaria y la ayuda de emergencia, y congelaron las relaciones con el “Gobierno golpista”.

¿Se equivoca la comunidad internacional?

“La reacción de la comunidad internacional es equivocada”, decía a Deutsche Welle un ciudadano hondureño, pues apoyar a Zelaya es como apoyar a un político que pretende el totalitarismo y eternizarse en el poder.

“Yo no estaba de acuerdo con Zelaya ni con el referéndum ni con el cambio de la Constitución que hubiera permitido su reelección”, dice a Deutsche Welle Luis Yáñez, portavoz del grupo socialista del Parlamento Europeo para América Latina y presidente de Eurolat, y puntualiza: “Yo defiendo el orden democrático, que tanto esfuerzo ha costado”. Por eso, la Unión Europea y todos los organismos internacionales por unanimidad apoyan a Zelaya, pues “en los temas de los principios hay límites que nunca se pueden sobrepasar. La deposición de un presidente constitucional por unas fuerzas militares no puede ser aceptada. Crearía un futuro imprevisible para Honduras y sería un mal ejemplo, como si hubiese golpes malos, golpes buenos, golpes aceptables”.

Al respecto del apoyo a Zelaya, el europarlamentario alemán Wolfgang Kreissl-Dörfler- quienha visto crecer las relaciones entre Unión Europea y América Latina– opina: “Era una exigencia necesaria; todo el resto hubiese sido una señal equivocada”.

La postura internacional entorpece la salida negociada”

Policía frente a la embajada de Brasil, donde se encuentra encerrado Zelaya.

Mariana Llanos, investigadora del Instituto para Estudios Globales de Hamburgo, opina por el contrario que la comunidad internacional reaccionó muy rápidamente, muy abruptamente y muy parcialmente de parte de una de las posturas. “Al ponerse tan a favor de Zelaya e interpretar de entrada esto como un golpe de Estado, sin discusiones, se ha entorpecido una salida negociada”.

Convertir el nombre de Zelaya en sinónimo de democracia ha hecho imposible cualquier otra vía: “una comisión que conduzca la transición, sin poner ninguna figura como incuestionable”, analiza la politóloga, que está a punto de sacar un libro acerca de las caídas de presidentes en América Latina, recordando que, en el caso de Zelaya, los otros poderes democráticos apoyaban su destitución.

¿Cómo aportar a la solución?

Como fuere, aparte de la exhortación al diálogo, ¿cómo puede contribuir la comunidad internacional para que se encuentre la salida a este conflicto? ¿Apoyando la convocatoria a las elecciones de noviembre?

“Sólo si se permite la participación de todos los candidatos. Unas elecciones que son sólo una pantalla no pueden ser apoyadas”, dice Kreissl-Dörfler. “Si las convoca un Gobierno de facto, no pueden recibir nuestro apoyo”, coincide Yánez.

¿Entonces? “Hay una sola cosa que podamos hacer”, dice a Deutsche Welle Kreiessl-Dörfler, quien no cree que las sanciones hagan mella en las elites hondureñas: “Junto con Estados Unidos, Naciones Unidas, la OEA  y la Unión Europea ejercer la presión sobre ambos mandatarios para que vean que, así, la cosa no va”.

Jaume Satorra

Europa de a pie y en bicicleta por el medioambiente

Por un mejor clima en las ciudades, Europa se moviliza del 16 al 22 de septiembre por el cambio climático, de a pie y en bicicleta, concluyendo hoy con un día libre de automóviles.

ECOLOGÍA | 22.09.2009

Sin autos también se vive, y mejor.

Una vez por año, los ciudadanos europeos deberían poder experimentar las ventajas de vivir en un medioambiente libre de gases de caños de escape, y respirar un mejor aire mientras recorren su ciudad en bicicleta. Para ello, cerca de dos mil ciudades europeas fomentan la Semana Europea de la Movilidad. Este año, el lema es Por un mejor clima en la ciudad, y el clima no sólo se refiere al cuidado del medioambiente, sino que incluye aspectos como la atmósfera y la calidad de vida motivada por el trato humano y el comportamiento de pasajeros y automovilistas.

Del 16 al 22 de septiembre se invita a los europeos a dejar el auto en el garaje y subirse a la bicicleta o, simplemente, volver a disfrutar del placer de caminar por sus lugares favoritos. Esta iniciativa, que culmina hoy con el Día sin automóviles, se organiza de cara al nuevo acuerdo sobre cambio climático, el Tratado de Copenhague, que, de lograrse en diciembre de 2009, remplazaría en 2012 al Protocolo de Kyoto.

Historia de un día a pie

El 22 de septiembre de 1998 se celebró por primera vez elDía sin automóviles, idea que surgió del ministerio francés de Ecología y Espacio Social como un aporte al desarrollo sostenible en el área de tráfico automotor. En 35 ciudades francesas las ruedas de los coches se detuvieron para dar paso a peatones y ciclistas. Y el eco fue tan positivo que, en el año 2000, la Comisión Europea, bajo la dirección de la entonces secretaria de Medioambiente Margot Wallström, estableció que el día 22 de septiembre de cada año se pondría en práctica la iniciativa A la ciudad sin auto.

Para las ciudades europeas, este día, exento del acostumbrado tráfico, refleja el interés de los habitantes por participar activamente del cuidado del medioambiente. No es tarea fácil sensibilizar a la población acerca de un tema que toca a todos, como es el de renunciar a ciertas comodidades para reducir el efecto invernadero y, con él, el riesgo de acentuar las consecuencias del cambio climático que ya hoy se hace sentir en todo el planeta.

El auto, gran enemigo del medioambiente

Otro de los objetivos de la “Semana Europea de la Movilidad” es Demasiados caños de escape en las ciudades.Demasiados caños de escape en las ciudades.el planeamiento e inauguración de nuevas vías de transporte, como bicisendasy líneas de ómnibus, tranvía y metro. Con el Premio Europeo a la Movilidad se distingue a ciudades y comunas por las medidas y acciones promovidas del 16 al 22 de septiembre, de las que en 2008 participaron 2.100 metrópolis.

“Los automóviles privados no sólo emiten grandes cantidades de gases invernadero, que dan por resultado un cambio climático, sino que además influyen drásticamente en la calidad de vida en las ciudades”, explica el secretario de Medioambiente de la Unión Europea, Stavros Dimas. Según Dimas, es muy importante, por ese motivo tanto para las comunas europeas como para los ciudadanos y ciudadanas de la Unión, poder optar por formas de movilidad más sostenibles”. “Esto ayudará a disminuir los efectos del cambio climático y, al mismo tiempo, a mejorar las condiciones de vida en las ciudades europeas”, concluye el secretario de Medioambiente europeo.

En varios stands callejeros se ofrece información sobre las diversas medidas y se aclara de qué forma cada persona puede colaborar para mejorar el clima a través de un comportamiento conciente en cuanto a la elección de medios de transporte. En Alemania participaron 41 ciudades este año. En este país, una quinta parte del total de emisiones de dióxido de carbono proviene del transporte. Un 80 por ciento de los kilómetros por persona se viajan en automóvil, y sólo un 14 por ciento en ómnibus o en tren.

Semana de la movilidad humana en América Latina

.También en América Latina se celebra la “Semana de la Movilidad Al trabajo, mejor con la bici que con el coche.Al trabajo, mejor con la bici que con el coche.Sostenible”. En Buenos Aires se promueve a través de ella el debate sobre la necesidad de un cambio de conducta, en especial sobre el uso del automóvil particular. El ministerio de Medioambiente de la Ciudad de Buenos Aires publicó en su portal un documento en el que los participantes de la asociación “Calles para tod@s“ expresan su “necesidad por convivir en una ciudad más humanizada, encaminada a reducir el tránsito motorizado en Buenos Aires y favorecer, simultáneamente, el uso de la bicicleta y caminar con ‘buenos aires'”.

En Bogotá se realizó en mayo la “Semana de Cultura Ciudadana en Movilidad’ que hace parte del proyecto de ‘Amor por Bogotá’. Durante cinco días se promueve compartir el automóvil con otras personas, el llamado “carro compartido”. Además de ahorrar combustible y energía, y proteger el ecosistema, se evitan los “trancones” o “embotellamientos” de tráfico.

En Ecuador se realiza una “Biciacción” en la “Semana de la Movilidad Humana”, y en Brasil se celebra la “Semana brasilera de la movilidad” y el “Día Mundial sin Automóvil” en ciudades como San Pablo, Belo Horizonte y Río de Janeiro, entre muchas otras.

Mapamundi del Cambio Climático:

http://www.dw-world.de/dw/article/0,,2961570,00.html


Jaume Satorra

Sur-sur, un plan brasileño que incluye a China y a África

La idea del presidente brasileño de crear un eje sur-sur cobra forma. Los negocios con otras economías emergentes van viento en popa. Y los horizontes de las empresas brasileñas se amplían cada vez más en el África.

Sobre todo con Angola y Mozambique tiene Brasil gran afinidad. Refinería en Angola.

AMÉRICA LATINA/23.09.2009

Una nueva geografía del comercio internacional, un eje “sur-sur“, es la idea que tiene el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. Este ex líder sindical querría ver a su país en una red que incluyera a otros países en desarrollo y a otras economías emergentes, como lo afirmó en 2004, durante la conferencia de Naciones Unidas sobre comercio internacional en Sao Paulo. Si bien querría seguir exportando hacia los países industrializados, “queremos fomentar nuevas relaciones con las cuales las economías del sur se complementen mejor“, anunció el presidente Lula.

Sur-sur rebasa a norte-sur

La estrategia, al parecer, funciona: entretanto Brasil vende más a países en desarrollo y a las otras economías emergentes que a los países del norte. Su tercer socio más grande es ahora China, que le sigue a Estados Unidos y está casi al mismo nivel que la vecina Argentina. Al lado de China, en la mira de las empresas brasileñas se encuentra sobre todo África, un continente que antes en la percepción de  Brasil era a lo sumo el lugar de origen de los antiguos esclavos.

Once viajes al África lleva ya el presidente brasileño y en Brasil vive la mayor población de origen africano, después de África. También la Agencia de Promoción de la Exportación (APEX) apoya sus inicitiavas. A comienzos de septiembre de 2009, una delegación de empresarios brasileños visitó Sudáfrica. “Nuestra intención es mejorar estas relaciones e intensificarlas”, declaró Mauricio Manfré, director de APEX quien no sólo actúa en representación de las empresas brasileñas sino que busca productos que pueda importar.

Exportaciones se multiplican por ocho

Las exportaciones de Brasil hacia los países del África subsahariana se han multiplicado por ocho en los últimos diez años. En 2008 sobrepasaron los diez mil millones de dólares, un cinco por ciento del total de exportaciones del Brasil. Angola ocupó el lugar número uno, con dos mil millones de dólares: le siguió Sudáfrica, con 1.800 millones y Nigeria con 1500.

En tiempos de crisis económica y financiera, los nuevos mercados africanos son bienvenidos. Así opina Jorge Duarte de Oliveira, director de Exportaminas, la agencia de fomento a las exportaciones de la región de Minas Gerais. “Las economías emergentes han sufrido menos en la crisis internacional; son mercados atractivos para las empresas pequeñas que producen para nuestra clase media y clase baja”, explica el exportador puntualizando que en África y Cercano Oriente también se encuentra también ese tipo de consumidor.

China compra materia prima, África productos industriales


Mientras que dos tercios del volumen de compra chino se compone de soja y hierro y no presta atención a los productos industriales brasileños, las exportaciones hacia el continente africano son mucho más variadas. Sólo un tercio del volumen se compone de materia prima; el resto son productos elaborados: desde textiles, pasando por muebles, hasta maquinaria agrícola.

“África aún no ha podido desarrollar su propia industria; por eso los africanos compran en buena parte nuestros productos”, explica Carlos Abijaodt, experto en comercio exterior de la Asociación de Industriales de Minas Gerais. Una gran afinidad con Africa ha podido constatar en sus viajes internacionales, añade Abijaodi. “Tenemos costumbres parecidas y en los países africanos de habla portuguesa –Angola y Mozambique- hablamos la misma lengua”, resalta.

Inversiones millonarias de las multis brasileñas

El socio comercial número uno en África es Angola. En este país petrolero -cuyos índices de crecimiento de dos dígitos han asombrado al mundo entero en los últimos años- invierten numerosas empresas brasileñas. Petrobras, semi estatal, busca petróleo en la costa angoleña; la constructora Odebrecht asfalta carreteras y el consorcio mixto Camargo Correa está levantando, por 370 millones de dólares, una cementera en Angola.

En los próximos años, probablemente, también Mozambique –el país con mayor población del continente africano- cobre interés para los brasileños. Aquí invierte el consorcio constructor Vale –antes Companhia do Vale do Rio Doce- 1300 millones de dólares para poder explotar, en el centro del país, las reservas de carbón de Moatize: uno de las mayores minas de carbón del mundo, aún sin explotar, que podrá suministrar carbón de buena calidad los próximos 100 años.

Jaume Satorra

Incendios, huracanes, inundaciones: ¿efectos del cambio climático?

El viento ha menguado y los incendios entorna a Atenas están bajo control. Grecia respira aliviada, al menos por el momento. Pero ¿porqué son tan feroces las llamas? ¿influye en ellas el Cambio Climático?.

Durante días, el fuego estuvo fuera de control en Grecia.

Ecología 25.08.2009

Cada año, las catástrofes naturales afectan en todo el mundo a 250 millones de personas. Tifones, corrimientos de tierra, inundaciones, incendios: no pasa un día sin que se tengan noticias de alguno de estos desastres- las más recientes nos llegaban desde Grecia.

Desde 1992, la comunidad internacional ha destinado cerca de 2.700 millones de dólares a compensar las consecuencias de los huracanes, las sequías y demás situaciones meteorológicas extremas. Según una encuesta realizada en el mes de agosto, dos tercios de los alemanes temen que el cambio climático agrave la furia de la naturaleza. ¿Son estos hechos ahora más frecuentes o es simplemente que, gracias al desarrollo de las tecnologías de la comunicación, somos hoy más conscientes de su existencia de lo que lo éramos en otras épocas?

“Si se tiene en cuenta el número acontecimientos de este tipo a lo largo de los últimos 10 años, se constata que el aumento de los mismos ha sido considerable y, en mi opinión, no se puede seguir argumentando con que hoy en día estos hechos se detectan más rápido y con mayor precisión que hace 20 años. La tendencia es claramente al alza”, asegura Walter Amman, presidente del Global Risk Forum de Davos.

Un problema a contemplar regionalmente

El Global Risk Forum es una organización que se dedica a identificar y llamar la atención de la sociedad sobre los riesgos que la amenazan. Pero no sólo sus miembros están convencidos de que el calentamiento global influye en la violencia y la asiduidad de los desastres naturales. También el Comité Alemán para la Prevención de Catástrofes (DKKV, por sus siglas en alemán) apoya dicha teoría, y reclama mayor interrelación entre las medidas a adoptar para adaptarse al cambio climático y las destinadas a la prevención de catástrofes.

“El cambio climático sobre esta Tierra debe ser contemplado a nivel regional, principalmente en lo que a los hechos excepcionales y de grandes dimensiones se refiere. Por eso, centrándonos en los acontecimientos extremos, las modificaciones que va a provocar el calentamiento global van a ser algo diferentes según la región”, explica el meteorólogo de la Universidad de Leipzig y director del consejo de asistencia científica del DKKV, Gerd Tetzlaff.

El Caribe se ve afectado por fuertes huracanes.

Es decir, que no todos los países van a notar con la misma intensidad los estragos que el cambio climático pueda provocar en el equilibrio meteorológico del planeta. En los países europeos, la subida de las temperaturas está llevando ya a que recorran el continente olas de calor, que llevan en muchos casos a desatar devastadores incendios: este verano ha sido un buen ejemplo de ello y las llamas que sitiaron a Atenas no son las únicas contra las que tuvieron que luchar bomberos y equipos de rescate- también en España, en Croacia, en Italia ardieron kilómetros de campo y monte.

En otras zonas serán las inundaciones o los tifones los que se harán más patentes. “El pasado nos demuestra que en la región caribeña aumentarán sobre todo los huracanes fuertes. Las predicciones meteorológicas nos hacen presumir que esto va continuar siendo así, pero el grado exacto del crecimiento aún ha de investigarse “, comenta Tetzlaff. “Las consecuencias del cambio climático en el África al sur del Sahara, en Bangladesh, en los Estados isleños, donde las colinas más altas apenas superan en unos metros el nivel del mar, van a ser mucho mayores”, indica Amman, del Global Risk Forum. Y, por supuesto, recuerda Tetzlaff : “cuanto más pobre sea el país, más afectado va a verse por cualquier variación externa- y el cambio climático es una variación externa.”

Los incendios han arrasado en Grecia 21.200 hectáreas y destruido 150 casas.

La mano del hombre

Hace sólo unas semanas, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advertía a la comunidad internacional de que amenazaba un aumento de las sequías, de las inundaciones y de otras catástrofes si no se realizaban avances considerables en la próxima Conferencia Climática de Copenhague. Uno de los objetivos fijados para este encuentro es la reducción de las emisiones de gases contaminantes. Otro, la adaptación a una situación climática cambiante, apuntan tanto el DKKV como el Global Risk Forum.

Sin embargo, cabe también no olvidar que existen otros aspectos en los que el ser humano puede influir en lo dramático de los desastres naturales. “Atenas no para de crecer”, apunta el letrado y periodista económico griego Kostas Tsouparopoulos, “desde que se finalizó la construcción del aeropuerto de la costa este, la demanda inmobiliaria, legal o ilegal, aumenta sin cesar. Y la legislación sigue sin ser clara en este sentido. Grecia ni siquiera cuenta con un catastro nacional; en realidad, nadie sabe muy bien dónde se puede construir y dónde no”. Una regla básica en la prevención de incendios dice que sobre suelo quemado no debería volver a edificarse. Y cuando el fuego se descontrola, arrasa casas, coches y, en el peor de los casos, también vidas.

Jaume Satorra

Obama advierte sobre una catástrofe climática

El presidente de Estados Unidos, Barak Obama, hizo una apelación urente para detener el calentamiento de la Tierra. Un experto alemán espera un acuerdo global y ambicioso de la cumbre climática en Nueva York.

El planeta azul en peligro.

Ecología/22.09.2009

Obama exhortó a la comunidad internacional a impedir el continuo calentamiento de la Tierra, pero no mencionó propuestas concretas. Ante un centenar de jefes de Estado y de Gobierno el jefe de la Casa Blanca habló sobre la dimensión del reto. “Nuestra generación y la manera como reaccione a este desafío será juzgada por la historia. Ningún país, ya sea grande o pequeño, rico o pobre podrá librarse de los efectos del cambio climático”, advirtió el presidente estadounidense. “Si no decidimos y actuamos rápido y conjuntamente arriesgamos a futuras generaciones a que sufran una catástrofe irreversible”, añadió lapidario.

Se trata de impedir que el calentamiento de la Tierra continúe y aumente dos grados más, para lo cual es necesario reducir las emisiones de efecto invernadero hasta en un 20% en el 2020. En Nueva York no sólo están en juego cifras, sino el destino de millones de personas, pues el aumento de las temperaturas significa un aumento de los niveles de agua de los mares y los oceános, lo que amenaza la existencia de pobladores de muchas islas en el mediano y corto plazo.

Obama se dirige ante los participantes de la cumbre climática de la ONU, que tendrá lugar durante este martes en Nueva York.

“La cumbre ha sido llamada de emergencia porque las negociaciones en torno al clima avanzan muy lentamente, la esperanza es que de Nueva York surja un impulso que otorgue una mayor dinámica al proceso de cara a la cumbre de jefes de Estado y de gobierno en Copenhague”, afirma el experto de la Agencia de Cooperación al Desarrollo, (GTZ, según sus siglas en alemán), Lorenz Petersen.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha urgido a los países miembros de la ONU a hacer un esfuerzo para que en Nueva York se construya un puente hacia Copenhague, aludiendo a que en la capital danesa será acordado un nuevo tratado de protección al clima que deberá suceder al Protocolo de Kyoto.

“Los europeos tienen una postura común y se entienden a sí mismos como una fuerza de avanzada en la política medioambiental, eso se ve en la disposición de la UE a ir más allá de lo pactado internacionalmente, es decir, reducir las emisiones hasta en un 30% siempre y cuando otras naciones industrializadas también cooperen”, explica Petersen.

Imagen satelital que documenta la rápida desaparición del hielo en el Ártico.

Cuestiones sin resolver

Sin embargo y pese a que al encuentro acuden un centenar de mandatarios de todo el mundo, hay cuestiones de difícil solución como el mecanismo de financiamiento entre los países: ¿con cuánto compensarán los países ricos a los países pobres que se comprometan a reducir sus emisiones a costa de un menor desarrollo?

“Precisamente el financiamiento no es un tema fácil en medio de la actual crisis, ahí el que tiene la palabra (en Alemania) es el ministerio de Finanzas, pero está claro que los países industrializados tendrán que asumir esa responsabilidad y así lo han reconocido. Tiene que haber una transferencia, ahora habrá que definir de cuánto. La pregunta también es cuál será el nivel de compromiso en cuanto a la reducción de emisiones por parte de los países en desarrollo. Entre tanto China es el mayor contaminante del mundo, así que es importante saber el compromiso de estos países en el futuro”, señala Petersen.

Precisamente los ojos están puestos en Estados Unidos y China, dos gigantes considerados como los más contaminantes, por su consumo excesivo de energía, causante de una gran cantidad de emisiones efecto invernadero. Sin embargo China al iagual que otros países emergentes importantes como India, México y Brasil sólo están dispuestos a implementar medidas si Estados Unidos pone el ejemplo, bajo la tónica: “yo haré lo mismo después de que tu lo hagas”.

No es sólo Obama

“No todo depende de Obama sino en buena parte del Congreso, que hasta ahora ha tenido una postura muy escéptica ante toda medida de protección al clima”, subraya Petersen, quien insiste en que no es suficiente con convencer a Obama sino que hay que considerar al sistema político estadounidense en su conjunto. “Para ello debe haber una mayor presión sobre el Congreso estadounidense”, añade.

Aunque la canciller alemana Angela Merkel no participa en la cumbre debido a su presencia obligada en la Cumbre del G-20 en Pittsburgh, las negociaciones son sumamente importantes para Alemania. A Nueva York acude el ministro alemán del Medioambiente, el político socialdemócrata Sigmar Gabriel.

Antes de la conferencia de Copenhague, prevista entre el 7 y el 18 de diciembre, quedan sólo dos encuentros preparatorios, del 28 de septiembre al 9 de octubre en Bangkok y del 2 al 9 de noviembre en Barcelona. “Queremos metas ambiciosas, para eso Nueva York puede ayudar”, afirma el experto.

El hielo se derrite en Groenlandia.

Alemania se beneficia

Petersen explica que Alemania juega un papel precursor en las negociaciones, pero además el país se beneficia de que haya una mayor inversión en energías alternativas. “Eso nos conduce a una posición de ventaja tecnológica que también es importante”, aludiendo a que Alemania es líder en la innovación en esta área.

La Agencia Alemana de Cooperación al Desarrollo GTZ, se entiende como brazo ejecutivo del gobierno alemán a la hora de implementar políticas a través de proyectos. Actualmente la agencia conduce alrededor de 2.300 proyectos, la mayoría trianuales, que revisa regularmente en función de su compatibilidad con el medio ambiente.

Jaume Satorra

Rodríguez Zapatero apuesta por una gran alianza con el islamismo moderado

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abogado, en una entrevista en la CNN Internacional, por una “gran alianza con el islamismo moderado” para aislar a los radicales violentos. Ha defendido, además, una “reacción política global” que comience en Oriente Medio para lograr la paz y la seguridad en Afganistán.

Martes, 22 de septiembre de 2009.

José Luis Rodríguez Zapatero, que se encuentra en Nueva York para participar en la Reunión de Alto Nivel sobre Cambio Climático y en la apertura del 64 periodo  de sesiones de Naciones Unidas, ha defendido esta gran alianza con el islamismo moderado en la entrevista realizada por Christiane Amanpour para CNN Internacional.

El jefe del Ejecutivo español considera que es necesario aumentar la presencia militar en Afganistán, como estima la OTAN, y recuerda que el Congreso español ha aprobado esta semana el envío de 220 efectivos más, pero ha hecho hincapié en su apuesta por la acción política.

Ha avanzado que ese será el mensaje que trasladará al Presidente estadounidense, Barack Obama, cuando se reúna con él en la Casa Blanca el próximo 13 de octubre.

En opinión de Zapatero, al margen de la necesidad de más efectivos, lo primordial es que la acción militar esté acompañada por la política y por la cooperación en “una estrategia más amplia en el orden internacional”.

“Si avanzamos en el proceso de paz en Oriente Medio, estaremos acortando el tiempo de ver un Afganistán estable, seguro y democrático”, insistió Zapatero, quien ha asegurado que “Obama sabe que España está comprometida con Afganistán y que lo va a seguir estando”.

Preguntado por el tamaño del contingente español comparado con el británico, que es diez veces más grande, Rodríguez Zapatero consideró que la presencia española en Afganistán se encuentra en “un nivel razonable” y adecuado al tamaño del país. Además, añadió, es una de las naciones que más está cooperando con países sometidos a conflictos, pues España no sólo tiene soldados sino que está haciendo puentes, carreteras, hospitales…

Ha destacado además la aportación financiera y los proyectos de cooperación que lidera España; “no hay seguridad sin desarrollo y, lógicamente, el desarrollo necesita seguridad”, recalcó.

Rodríguez Zapatero aprovechó la ocasión para defender la iniciativa hispano-turca de la Alianza de Civilizaciones y abogó por conseguir una “gran alianza con el islamismo moderado” para aislar a los violentos.

Quiso también dejar claro las diferencias entre la misión de Afganistán, amparada por Naciones Unidas, y la intervención militar en Irak, que no estuvo avalada por la comunidad internacional y que  España abandonó en cuanto el PSOE alcanzó el poder.

Preguntado sobre si España, víctima de los atentados del 11-M, está ahora a salvo del terrorismo islamista, afirmó que “nadie está libre de esa locura” y por ello insistió en la necesidad de promover una cultura de entendimiento entre civilizaciones y culturas para aislar internacionalmente a los violentos.

Vídeo asociado:

Imágenes de las actividades realizadas por el presidente del Gobierno en Nueva York y de la entrevista en CNN Internacional 03:19

Jaume Satorra

A %d blogueros les gusta esto: