Centrales eléctricas con biomasa agroforestal

Podrían generar grandes cantidades de energía renovable en España, pero su uso todavía es mínimo

.Aprovechar los residuos forestales para generar electricidad renovable y evitar que causen incendios. Éste es el doble objetivo de la recién inaugurada planta eléctrica de biomasa forestal de Corduente (Guadalajara). Las ventajas ecológicas y económicas de estas instalaciones y el potencial de la biomasa española animan a otras empresas e iniciativas ciudadanas a plantear más centrales de este tipo. No obstante, los expertos recuerdan las dificultades que explican por qué no se han generalizado.

Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA                                            25 de septiembre de 2009


Centrales de Biomasa agroforestal en España

Tras un retraso de dos años, el municipio de Corduente inauguraba a finales de julio una central eléctrica peculiar. Su combustible consiste en residuos forestales provenientes de la limpieza de los montes adyacentes y del Parque Natural del Alto Tajo.

El objetivo de sus responsables, Iberdrola Renovables, es transformar al año unas 26.000 toneladas de estos restos de poda y clareo en dos megavatios (MW) continuos de electricidad, suficientes para abastecer a unos 14.000 habitantes. El 12% de esta energía se destinará al funcionamiento de la propia central. Sus dimensiones son pequeñas y la idea es que sirva de piloto para futuros proyectos. Esta empresa ha previsto instalar otra planta de biomasa forestal en As Somozas (A Coruña), pero se encuentra paralizada a la espera de que se clarifique el plan de energías renovables en la comunidad gallega. Otras empresas de este sector con proyectos de centrales de biomasa en Galicia están en la misma situación.

La central de Corduente generará electricidad con residuos forestales para abastecer a unos 14.000 habitantes

La central es un ejemplo de colaboración empresa-institución-universidad: Iberdrola ha contado con el apoyo de la Junta de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Corduente y la Universidad de Castilla-La Mancha. La instalación ha costado unos ocho millones de euros. Sus impulsores aseguran que es la primera central de este tipo en España. Sin embargo, la empresa Norvento afirma que su planta de Allariz, en Orense, produce 2,5 MW a partir de residuos forestales desde 1998.

En cualquier caso, son una muestra de que la biomasa como combustible para producir energía eléctrica es cada vez más interesante. Otras empresas han informado de planes para instalar centrales similares. Sacyr Vallehermoso, a través de su filial Valoriza, anunciaba el año pasado un proyecto para poner en marcha en Reocín (Cantabria) una planta de energía con biomasa forestal. Esta empresa cuenta en Villanueva de Algaidas (Málaga) y en Puente Genil (Córdoba) con sendas plantas de iguales características.

En el Pirineo, las comarcas de Alto Gállego, la Jacetania y Sobrarbe también han dado a conocer su intención de instalar pequeñas plantas que aprovechen los restos de la limpieza de los montes para producir energía.

Biomasa Agrícola y co-combustión

La biomasa agrícola para generar electricidad está más asentada en España que la de origen forestal. En nuestro país funcionan varias instalaciones y algunas de las principales empresas energéticas han dado a conocer proyectos para los próximos años. Una de las más emblemáticas es la central que Acciona tiene desde 2004 en Navarra. Produce 25 MW a partir de paja de cereal y su coste ascendió a 50 millones de euros.

La co-combustión sería otra posibilidad intermedia: las centrales térmicas convencionales sustituyen parte del carbón que utilizan como combustible por biomasa. Según sus defensores, estas instalaciones están preparadas para asumir el cambio sin grandes inversiones, siempre que se cuente con la materia prima.

Centrales por iniciativa Ciudadana

La biomasa también serviría para democratizar la generación de electricidad. Ya no estaría sólo en manos de las grandes compañías, sino también de ciudadanos que se unan para crear pequeñas plantas. En el concejo de Bande (Orense), un grupo de 40 personas ha organizado una sociedad para promover una planta de biomasa forestal. La instalación utilizaría la tecnología de gasificación para transformar restos de matorrales en energía.

De manera similar, la asociación para el desarrollo de la Montaña, Cederna-Garalur, planea crear en la localidad navarra de Burgui una planta de biomasa forestal con el sistema de gasificación. Su idea es construirla en el recién inaugurado polígono industrial del valle de Roncal. La instalación no sólo generaría energía, sino también diversos productos, como astillas, serrín, pellets y virutas.

TODO SOBRE:  Energía de la biomasa

[Pág. 1 de 3]  Potencial eléctrico con biomasa en España »

Jaume Satorra

Anuncios

Una respuesta

  1. Vamos a montar un parque eólico en Orpi y como imagen podemos tener la concesión de varios bosques y entre ellos donde va el Parque y nos gustaría saber aprox ¿ qué costaría una planta de biomasa forestal para generar electricidad ssolamente, no vapor dado qque no hay sitio para vender. ¿MW ,pues para empezar quizás una de 1 o 1,5 o MW.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: