Ante la Agresión Imperialista, Solidaridad con los Pueblos del Alba

Las bases militares de Obama en Colombia, son la punta de lanza para los que no entiendan lo de Honduras y para intimidar a los pueblos de los países del ALBA. En especial Venezuela y a su Presidente.

José Miguel Carrera | 21-11-2009 a las 16:29 |

La tarea inconclusa de la Liberación de los Pueblos de América

Los países (pueblos y gobiernos) de América Latina se debaten hoy entre sumarse a la Integración de los Pueblos que nos permita vivir bien o adherir a la Agresión Imperialista que nos mantenga sometidos a intereses foráneos que solo han permitido hasta hoy a las clases privilegiadas vivir mejor, a costa de todos nosotros y de nuestras riquezas.

Vivir bien es diferente a vivir mejor, según se dice por parte de los luchadores que apoyan al presidente Evo Morales en Bolivia y lo fundamentan como un precepto fundamental de sus ancestros. Vivir bien, es cuando todos tenemos acceso a los beneficios de nuestras  riquezas y trabajo. En cambio vivir mejor, es cuando solo una parte tiene asegurado los medios de vida en medio de la miseria y la inseguridad de la mayoría.

Este solo deseo de Vivir Bien de los pueblos de América Latina, ha despertado primero la alerta, luego la preocupación y finalmente el odio y la reacción de las clases que siempre han vivido mejor en nuestro continente.

“Vientos de Guerra soplan en Latinoamérica”, denunció el compañero presidente de Venezuela por el anuncio del gobierno de Colombia de permitir la violación de su territorio patrio con bases militares de los EEUU, en la era de la presidencia del “Premio Nobel de la Paz” Barak Obama. Tiene razón el comandante Chávez, el continente puede ser visto y estudiado hoy como un potencial escenario de guerra.

Partiendo de un basamento histórico, los gobernantes de Estados Unidos siempre han creído ser dueños de América Latina, y han venido aplicando teorías de dominación desde que surgieron como país independiente. Ya nos alertaron en su momento Simón Bolívar y José Martí sobre ese destino de dominación de nuestros pueblos con que se arrogan.

Nuestra Premio Nobel Gabriela Mistral (1945) en su implacable defensa del héroe americano, el General Augusto Sandino, escribió respecto de la actitud imperial de los EEUU, “En París, 1928”: “El general Sandino carga sobre sus hombros vigoroso de hombre rústico, sobre su espalda viril, de herrero o forjador, con la honra de todos nosotros. Gracias a él la derrota nicaragüense será un duelo y no una vergüenza; gracias a él, cuando la zancada de botas de siete leguas que es la norteamericana, vaya bajando hacia el Sur, los del Sur se acordarán de “Los dos mil de Sandino”, para hacer lo mismo.”

En un escenario de guerra en nuestra América estarán presente, estrategias y tácticas, inteligencia y contrainteligencia, movimiento de tropas, desinformación pública, acciones encubiertas. Habrá generales connotados y soldados desconocidos. Se destacan héroes y traidores, patriotas y vende patrias. Valiosas pérdidas humanas y materiales. Existirá finalmente unidad de los pueblos y divisiones de los mismos.

La realidad concreta es que existen gobiernos en América Latina que se mantienen alineados a los EEUU, por acción u omisión. Pero para dicha nuestra, hay países no alineados, que mérito tiene esa definición, que no se someten a esos designios. Son gobiernos y pueblos que asumen en esta época la libertad e independencia de sus actuaciones.

Debemos conocer y tomar posición como luchadores ante el escenario de guerra que proponen los imperialistas a los pueblos de la Alternativa o Alianza Bolivariana por el solo hecho de querer decidir acerca de la distribución de sus riquezas.

La estrategia de las castas privilegiadas es muy clara: “Terminar con los gobiernos y procesos revolucionarios que se viven en nuestra América”.

Los países del ALBA han horadado dicha estrategia, utilizado los propios instrumentos con que los “dueños de todo” mantenían la dominación. Las elecciones populares. Los pueblos, movimientos sociales, coaliciones políticas y ciudadanas han accedido a cuotas de poder importantísimas que están beneficiando no solo a sus habitantes, si no también a los demás países del continente. La “Operación Milagro” y las “Becas de Medicina”, son dos grandes ejemplos.

Inimaginable era esta situación en otra época, cuando nuestro presidente Salvador Allende encabezaba el gobierno de la Unidad Popular en los años 1970-1973. En condiciones muy diferentes a las que se viven actualmente en América Latina.

Recordemos que solo Cuba iluminaba a los pueblos y revolucionarios del continente. El pueblo chileno supo construir con sus dirigentes políticos y sociales una correlación de fuerzas políticas en esas difíciles condiciones, la que permitió a Allende llegar a la presidencia y al gobierno.

Durante la Unidad Popular de Salvador Allende, por primera vez grandes mayorías de nuestro país se sentían interpretadas por un gobierno. El presidente impulsó medidas económicas avanzadas en beneficio de todos los chilenos. Pero el revanchismo derechista al ver perder sus privilegios, organizó y aplastó esas intenciones con el golpe de Estado de 1973 y no supimos defender lo conquistado. Lección que seguramente y sin lugar a dudas estudian los pueblos del ALBA.

Los líderes políticos y militares de EEUU, sueñan con que su patio trasero este tranquilo, y que no viva otra situación que no sea la de “su estado de paz”. El golpe de Estado en Honduras y el acuerdo de instalación de bases militares en Colombia, son dos importantes pasos tácticos no encubiertos de su estrategia.

En las declaraciones de sus estrategas, que son ampliamente difundidas por los medios de comunicación masivos que poseen, plantean que la democracia en América esta en peligro, que nuestra convivencia esta amenazada por tres factores: el terrorismo internacional, el narcotráfico y el populismo radical.

Con respecto al terrorismo internacional, podemos decir que hasta donde sepamos, es parte inherente a la política de los gobiernos de EEUU. Se sustenta en su creencia de que son los dueños del mundo y nosotros su patio trasero. Irak y Afganistán, son los últimos países de una larga lista de victimas de sus políticas terroristas.

El narcotráfico es el resultado del estilo de vida que han tratado de imponer y someter a ese noble pueblo norteamericano, por parte de grandes y bien conectadas mafias en la estructura de poder de ese país. Existirá mientras sobrevivan estos carteles criminales.

Pero a lo que hay que prestar atención es a lo que estos líderes plantean como la “amenaza del populismo radical”, se refieren obviamente a los países del ALBA. A las formas de gobiernos y decisiones que benefician a los más desposeídos dando ejemplo a los demás pueblos de América. Nos muestran que se puede vivir bien con nuestras propias inteligencias y con las riquezas que nos dotó la madre naturaleza.

Es pertinente citar al norteamericano William Perry, ex Secretario de Defensa del presidente Busch. Entregó algunas luces de las políticas de seguridad nacional de su país cuando fue invitado a Chile en marzo de 1996. Sus palabras están en un documento público llamado “Conferencia del Secretario de Defensa de los Estados Unidos ante oficiales de las FFAA de Chile, marzo de 1996.

Su visita estaba destinada a desarrollar una mejor relación con Chile en materias de seguridad: “En otras palabras, nuestra estrategia de defensa se puede resumir en tres palabras: prevenir, disuadir y ganar. Estos no son conceptos nuevos en defensa, pero el énfasis sí a cambiado porque hoy en día hay un mayor rol para defensa preventiva ya que hay una mayor oportunidad para evitar las condiciones para el conflicto, y por lo tanto para crear condiciones para la paz.”

Algunos pueden pensar que citar este documento es desfasado en el tiempo, debido a la llegada del presidente Obama, deseando de buena fe que él cambiaría este tipo de definición estratégica del gobierno de los EEUU.

Si solo hipotéticamente pensáramos que para impedir la llegada de nuevos gobiernos independientes en Latinoamérica, EEUU ya está en la fase preventiva, debemos recordar que la conferencia comentada fue hace mucho más de diez años, ya tienen mucho tiempo de preparación previa recorrido. Una de las medidas de esa fase, era construir una afinidad o comunidad de intereses con los gobiernos y líderes de seguridad de nuestros países, a través de cursos, apoyos, maniobras conjuntas, colaboraciones en los organismos internacionales, y otras.

El golpe de Estado en Honduras es una contundente advertencia de que independientemente que los pueblos triunfen en elecciones legítimas, los gobiernos resultantes deben respetar “La Paz”. La que mencionaba Perry. La paz del vivir mejor de unos pocos y no la del vivir bien de las mayorías.

Las bases militares de Obama en Colombia, son la punta de lanza para los que no entiendan lo de Honduras y para intimidar a los pueblos de los países del ALBA. En especial para atemorizar a Venezuela, a su pueblo y al presidente Chávez.

Difícil tarea la de los imperialistas, porque ese pueblo no es fácil de intimidar.

La tarea de los pueblos del Alba parece clara, ellos lo están demostrando cada día: Defender y profundizar sus procesos democráticos. Vale la pena citar aquí una enseñanza del guerrillero heroico Ernesto Che Guevara:

“No importa que los tiempos sean tiempos donde soplen vientos en contra, donde las amenazas germinen día a día, donde los ataques piratas se desaten contra nosotros y contra otros pueblos del mundo. No importa que, cada día, el imperialismo sea más agresivo. Los pueblos que han decidido luchar por su libertad y mantener la libertad alcanzada no se pueden dejar intimidar por eso. Juntos construiremos la nueva vida”.

Nuestra lucha por un vivir con dignidad en Chile debe incluir la Integración con los pueblos del ALBA, a través de la difusión de los éxitos de sus procesos, rompiendo de esta manera la política de impedir que conozcamos sus avances y luchas.

En esta solidaridad combativa nos enfrentamos con duros e implacables enemigos que no debemos subestimar: Los medios de difusión masiva de los poderosos y privilegiados de siempre, que nos enajenan, imponiéndonos valores ajenos a nuestro sentir, criminalizando las luchas populares, como lo hacen con la lucha del pueblo Mapuche, nuestros ancestros.

En las ideas de Salvador Allende hay elementos valiosos que se deben rescatar como herramientas para avanzar en la integración del Chile actual con los países hermanos del continente.

Claves de nuestra estrategia de solidaridad será, unir nuestras diferencias, salir de la marginalidad política y la incorporación de nuevas generaciones a la batalla por la justicia y la democracia para las mayorías en Chile.

Volvamos a vivir bien o KÜME FELEN, como dice el pueblo mapuche.

Más información en : Solidaridad

kaosenlared.net

Anuncios

Una respuesta

  1. jaja pusieron en la imagen la bandera de paraguay en uruguay

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: