Cambio climático y catástrofes provocadas

Si existe la destrucción mediante acciones realizadas por los seres humanos, también preexiste el cambió climático.

Tomas Temp | 13-12-2009 a las 12:43 |

Arma de destrucción de la vida salvaje

Los directores del destino del planeta Tierra están reunidos en Copenhagen, seres engreídos y caprichosos, también impenetrables, enfermedades producidas por las ansias de poder.

Est@s, la escoria de los humanos, su mensaje esta dirigido a ocultar las realidades mas obvias; una de ellas acabar de una vez con la existencia de los ejércitos y la industria de la guerra cuya finalidad es matar, y cuando me refiero a este tipo de industria tecnológica señalo también la perversión de aniquilar seres vivos, animales no humanos indefensos, millones de seres humanos no hemos visto el bien, no hemos comprendido la utilidad, del acontecimiento, solo vemos intereses materiales, y comprendemos que la existencia y vida en general irá a peor.

La dirección mundial no tiene grandes diferencias con la dirección de territorios fragmentados artificialmente en que esta dividido nuestra planeta, vemos por ejemplo el País Vasco que cuando habla de sus excelencias en la propaganda institucional nos muestra la violencia pesquera y los gemelos de un torero; el estado español que nos transmite las excelencias de la industria conservera pesquera, el empresariado de la industria cárnica que consigue que entidades bancarias y de ahorro, regalen un jamón por la imposición a plazo fijo o un plan de pensiones, estas direcciones todas burguesas y anacrónicas, siguen con sus trece, la continuidad de la violencia y muerte, herramienta que sirve para perpetuar (claro esta en la imaginación), la dirección de unos pocos hacia la forma de vida de unos muchos.

La intención real de los directores del destino del planeta pasa para incorporar a la ciencia como una fuerza más a sus propósitos de continuar con la devastación de ecosistemas y las especies que lo habitan, esta disciplina siempre sobrevalorada, acepta a los científicos locos, el ejemplo mas creíble se produce cada día en los laboratorios de vivisección y disección, añadiendo que hay dos clases de científicos en la vivisección “los que desconocen la técnica y los que se lucran con ella”, los primeros abandonan, los segundos se inventan argumentos admitidos por los directores, para continuar y ensalzar la practicidad de la violencia, tortura y muerte.

En lo que respecta a Catalunya, un territorio que no tiene representación en Copenhagen, un error grandioso de los directores catalanes, ya que es un país en el cual sus habitantes han extinguido especies, han arrasado ecosistemas, permiten la violencia y tortura en espectáculos públicos, también en privados, contaminan las aguas freáticas del subsuelo por la contaminación de purines producidos por la esclavitud y tortura de millones de animales, consideran la caza de fringílidos un deporte, acribillan a perros indefensos, etc…, los directores no ven, y así subvencionan la destrucción de este maravilloso territorio y las especies que lo habitan.

Es evidente que los directores necesitan de un análisis encaminado a descubrir el porque de su ceguera que les impide ver y en consecuencia manifestar, los reales cambios que han de producir el respeto de la vida; dejando claro que el análisis no lo realice “el psiquiatra Leopoldo Ortega Monasterio” personaje que osa manifestar que el ‘El toreo no es tortura porque no hay inmovilización’, ni Óscar Tusquets que afirma “los políticos hoy en día se rigen excesivamente por la opinión popular”.

Tomas Temp

CorreusdeCatalunya.net

Anuncios

Una respuesta

  1. A propósito de “Cambio climático y catástrofes provocadas”: “Gemido Terrestre”:

    Está que gime la tierra
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la tierra agónica
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la flora en agonía
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la fauna en agonía
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Están los mares agónicos
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Están las montañas sin hielo
    Está el hombre oyendo
    Pero no quiere escuchar
    Está la tierra agónica
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está que gime la tierra
    Está el hombre oyendo
    pero; no quiere escuchar
    ¿Quien oirá y escuchará al fin?
    ¡Dios y está llorando!

    © 2009 by Luis Ernesto Chacón Delgado

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: