El presidente yemení, dispuesto a dialogar con Al Qaeda si abandona las armas

MADRID, 10.01.2010

El presidente yemení, Alí Abdulá Saleh, manifestó este domingo su disposición a convocar un diálogo nacional para poner fin a la violencia que incluiría a todas las fuerzas políticas del país, incluidos los rebeldes huthis y a Al Qaeda en la Península Arábiga, siempre y cuando estos grupos armados entregaran las armas y renunciaran a la violencia y al terrorismo, según informó la agencia de noticias yemení Saba citando una entrevista con la cadena de televisión ADTV.

El presidente yemení, Alí Abdulá Saleh, manifestó este domingo su disposición a convocar un diálogo nacional para poner fin a la violencia que incluiría a todas las fuerzas políticas del país, incluidos los rebeldes huthis y a Al Qaeda en la Península Arábiga, siempre y cuando estos grupos armados entregaran las armas y renunciaran a la violencia y al terrorismo, según informó la agencia de noticias yemení Saba citando una entrevista con la cadena de televisión ADTV.

“Hemos convocado a todos los partidos políticos a un diálogo serio y responsable, sin emplear la violencia ni el poder”, afirmó Saleh, que defendió el diálogo como la mejor vía para resolver multitud de cuestiones.

“Estamos dispuestos a hablar con cualquiera que renuncie a la violencia y el terrorismo, pero si Al Qaeda o los huthis continúan con los actos de sabotaje y terrorismo, les perseguiremos, porque no son sólo una amenaza para la seguridad de Yemen, sino también para la paz y la seguridad regional e internacional”, apuntó Saleh.

Su país, dijo, afronta varios retos, incluida la amenaza que suponen Al Qaeda y la rebelión Houthi del norte, los separatistas del sur o las difíciles condiciones económicas, pero manifestó su esperanza de que 2010 sea un año de paz tanto en Yemen como en su región si finalmente todas las partes responden a la convocatoria de diálogo.

“Nuestras fuerzas de seguridad han logrado importantes victorias en la lucha contra Al Qaeda en las provincias de Abyan, Shabwah y Saná. Trabajaremos conjuntamente para afrontar estos retos, en particular Al Qaeda y los Houthis”, apostilló. Asimismo, aseguró que muchos de los habitantes del antiguo Yemen del Sur desean mantener un Yemen unido.

A %d blogueros les gusta esto: