Exixte otro Camino????? “El mismo perro”

Miércoles. 27 enero 2010

La política argentina parece enfrentar debates que, casi permanentemente, encuentran a unos y a otros, en lugares absolutamente opuestos, con posiciones rígidas, irreconciliables e infranqueables, al límite del fundamentalismo. Eso parece.

El incidente de las reservas del Banco Central, su utilización presupuestaria para financiar gastos corrientes y cancelar compromisos de la deuda, como así también, la parodia de autonomía de la entidad financiera estatal, a lo que debe sumarse la continuidad de su último titular, aparecen, en este contexto, solo como la renovada excusa del momento para proseguir un debate de antaño.

En realidad, se trata de una vieja disputa, con un novedoso formato de telenovela veraniega moderna. Parecen, oposición y oficialismo, estar llevando adelante una discusión a capa y espada, sin posibilidades de acuerdo alguno. Ambos sectores políticos y la sociedad acompañando todo el proceso como espectadora, suponen estar defendiendo la patria, la justicia, los valores morales, democráticos y republicanos.

Sin embargo, a medida que nos aproximamos un poco al tema, terminamos concluyendo que se trata solo de una discusión sobre “el collar” y no sobre “el perro”. Es que estamos frente a un antiguo hábito de nuestras sociedades, que se disemina desde hace mucho tiempo en América Latina y que está dinamitando las agendas mundiales, aprovechando las potentes ventajas de la globalización. Países que antes no entraban en esta dinámica de discutir lo superficial y archivar lo importante, empezaron a hacerlo con más frecuencia que antes.

La discusión política en la Argentina termina enfocándose en la continuidad o no de Redrado, en la forma en la que debe abandonar su función. Pues, es un punto interesante para aquellos amantes de los procedimientos prolijos, y está bien que así sea. Después de todo, las instituciones están para ser respetadas y es muy saludable que las sociedades puedan aceptar esta regla como requisito indispensable de una convivencia civilizada.

Pero lejos está la cuestión de las formas, de ser el tema central del debate. Al menos no debiera serlo si comprendiéramos como impactan estas cuestiones en el futuro de las naciones. No se trata ya de las virtudes o defectos del “funcionario”, sino de las políticas que el mismo debiera motorizar. Y nada de la discusión apunta a ello. Termina personalizándose el debate, “nominando” la discusión, cuando en realidad sería, mas que positivo, que pudiéramos debatir “políticas” y no apellidos.

Por otro lado, en la otra punta de esta “ensalada”, tan propia de estas latitudes, pero con sintonía parcial en el contexto general, aparece el tema de las reservas como recurso disponible para el pago de compromisos presupuestarios.

Y se repite nuevamente la discusión. Otra vez, entrampados en esto de los instrumentos formales. Cíclicamente caemos en lo secundario. Ahora es el turno de si la herramienta es el Decreto de necesidad y urgencia o bien una Ley del congreso. Y caemos entonces en el planteo de las aristas jurídicas para sostener la pertinencia y oportunidad del uso de tal o cual norma para la utilización de los fondos en cuestión.

Nuevamente, oficialismo y oposición, debatiendo sobre un asunto secundario, que vuelve a ser relevante solo por el hecho de recuperar las instituciones y el funcionamiento republicano que una sociedad merece. Pero que, cuando no, deja la cuestión de fondo ausente, posterga el debate esencial.

Y es que en realidad, lo que esconde esta disputa por los “procedimientos” es una absoluta COINCIDENCIA de fondo. Todos los partidos políticos de este país acuerdan en la necesidad de la existencia de un Banco Central, un instrumento de mucho poder en manos del Estado, que manipule la moneda a su criterio, y que utilice discrecionalmente las políticas, siempre intervencionistas de los mercados, propias de las economías contemporáneas de todo el globo.

Todos los partidos políticos nacionales, creen que el mercado de cambios, el valor de las divisas, deben ser reguladas desde la autoridad monetaria, con el mandato político del poder de turno, encabezado por el Congreso o por la mesiánica figura presidencial del momento.

Nadie se anima a patear el tablero, pero por el solo hecho de que TODOS COINCIDEN. No existen, en realidad, diferencias ideológicas significativas entre oficialismo y oposición en este tema. Solo un marginal debate sobre las formas, al que no hay que menospreciar por su importancia institucional, sobre todo en países como el nuestro de tanto desprecio a las instituciones.

Pero cuidado que no es sano comprar “espejitos de colores”. Se trata de una inteligente forma de eludir el debate de fondo, ese que tiene que ver con un Estado arbitrario que gobernado por iluminados, sentados en sus bancas o en el sillón del primer mandatario, o hasta en el del titular de la entidad financiera, resolverá todos los problemas atados a la cuestión monetaria, desconociendo absolutamente los mecanismos que gobiernan esa mercancía que es la moneda.

Las reservas del Banco Central, no constituyen una cuenta bancaria donde el país tiene acumulados unos ahorros. Mucho menos en Argentina donde esa “reserva” se ha construido a base de emisión, y por lo tanto con inflación. Esa epidemia silenciosa que viene pagando, como el impuesto más perverso, la sociedad toda, especialmente los sectores más débiles, esos que tienen su salario nominal en moneda local, solo atado a los caprichosos acuerdos de la corporación sindical. Ellos, los asalariados, los que no tienen posibilidad de definir sus propios ingresos, son los que pagan con mayor crueldad estas equivocadas políticas que tantos dirigentes partidarios sostienen, tanto en el oficialismo como en la oposición.

A no engañarse, los opositores solo quieren darle prolijidad a este saqueo de reservas. Ninguno de ellos las defenderá. Porque también creen que se trata de una “caja de ahorros” a la que se puede meter mano cuando las cuentas no cierran. Solo están pulseando por sus espacios de poder, y en eso, les sirve este debate sobre el instrumento legal que valide el saqueo. Solo pretenden tener en sus manos, el poder discrecional para proceder a su antojo, y elegir el momento y oportunidad de la autoritaria decisión.

Del otro lado, el oficialismo, un poco más tosco, algo más burdo, juega al pragmatismo tan en boga en estos tiempos. Importan, en su visión, los fines. Para ellos, los medios son una mera circunstancia burocrática a la que hay que prestar parcial atención, solo cuando eventualmente las normas jueguen de su lado.

Seguimos discutiendo sobre el collar. Estamos buscando el adecuado, el correcto y hasta el más bonito. Una discusión importante, pero no “LA MAS” importante. Es tiempo de que hablemos de lo relevante. Y no solo de la monolítica clase política, sino del necesario debate social que el tema merece. Porque después de todo, los políticos terminan haciendo lo que la sociedad les marca como camino. Y en esto no habrá que hacerse los distraídos. Nos despojan, porque nosotros, como comunidad, y los medios de comunicación en estas horas son el mejor testimonio de esto, también discutimos sobre “el collar”. Lo cierto es, que mientras tanto, seguimos con el mismo perro.

Alberto Medina Méndez
amedinamendez@gmail.com
Skype: amedinamendez
www.albertomedinamendez.com
03783 – 15602694

.

Enlace Permanate: http://www.albertomedinamendez.com/?cat=46

Greenpeace dice que la Junta de Andalucía niega la protección al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Greenpeace recurre en el Supremo la oposición de la Junta a la paralización del PORN del Parque por el grave impacto ambiental del hotel ilegal de El Algarrobico

.

ALMERÍA, Sábado, 30 enero 2010

ALMERÍA.- España — El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de 2008 ha sido suspendido cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para proteger del urbanismo el paraje de El Algarrobico. El TSJA consecuentemente ha dictado dos autos, del 10 y 31 de marzo de 2009, adoptando la medida cautelar de paralizar el nuevo PORN en las zonas urbanas, urbanizables y zonas C3 (1) en la totalidad del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, entre ellas en El Algarrobico, por los “daños irreversibles que supondría la urbanización de estas áreas al Parque”.

La Junta de Andalucía ha interpuesto un recurso de casación en el Tribunal Supremo que tiene como objetivo anular las sentencias del TSJA. La Junta, bajo la apariencia de querer proteger El Algarrobico, lo que pretende es dar cobertura a sus desmanes urbanísticos. Greenpeace recuerda las manifestaciones públicas de la ex-Consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, en las que afirmaba que el hotel es “feo pero legal”.

“La ambigüedad de la Junta de Andalucía respecto a la demolición o no del hotel se ha reflejado una vez más en las recientes declaraciones de la Consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, al afirmar que la Junta niega que el hotel de El Algarrobico perjudique al Cabo de Gata”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas.

Con este PORN la Junta de Andalucía pretende dar cobertura legal a lo que la sentencia de 2008 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería califica como “…burda maniobra de sustituir la planimetría del PORN oficialmente publicada en 1994 por otra .

La Junta de Andalucía, unos tres años después de que en 1994 clasificase el paraje de El Algarrobico como “áreas naturales de interés general” modificó por la vía de hecho y sin someterlo a participación pública la clasificación de este paraje. Después, en 2008 calificó los terrenos como “núcleos habitados existentes y otras zonas transformadas, zonas C3”. (2)

Al agrupar el terreno de El Algarrobico en las zonas C3 bajo las figuras de “núcleos existentes” y “zonas transformadas”, la Junta dispone de este instrumento que le va a permitir aplicar uno u otro criterio de forma arbitraria para adaptarse a las sentencias que vayan pronunciándose en los numerosos recursos legales. Lógicamente ambas figuras deberían tener una regulación separada, ya que si lo que se pretende es restaurar las “áreas transformadas”, no deben estar incluidos los “núcleos habitados preexistentes”, que tienen todo el derecho a seguir existiendo por ser edificios legales que ya existían.

“Si lo que realmente pretende la Junta es restablecer El Algarrobico a su situación anterior, no debe seguir recurriendo los pronunciamientos judiciales a favor del medio ambiente, sino que bastaría con mantenerlo con el mismo nivel de protección que ya tenía en 1994 y aplicar la normativa medioambiental que obliga a restaurar el medio dañado a su situación original”, concluye Marcos.

.

Más noticias de ALMERÍA: http://www.teleprensa.es/index.php?zona=buscador&patron=greenpeace

.

Jaume Satorra/Greenpeace España

El cambio climático preocupa en Almuñécar

Almería, Sábado, 30 de Enero 2010

ALMUÑECAR.- La charla organizada el viernes 22 por IU de Almuñécar ha sido un éxito de público y participación. El público que abarrotaba el salón de Plenos de la Casa de la Cultura alargó con sus intervenciones el acto hasta las diez de la noche demostrando la viva preocupación que hay en el municipio por este tema.

La charla dio comienzo puntualmente a las 19,30 con una introducción del concejal de IU. Fermín Tejero relacionó de forma directa la ocupación del territorio, el consumo exagerado de emergías fósiles y el crecimiento desmedido con una serie de fenómenos climatológicos que están suponiendo un importante coste económico y ecológico. Aprovechó la ocasión para criticar que en un municipio con problemas de agua se estén tirando millones de litros de agua cada día por haberse permitido la construcción de edificios que no están adecuadamente impermeabilizados.

Tras la intervención de Fermín Tejero, se proyectó un documental titulado ‘El último invierno’. El documental mezcla comentarios de científicos españoles con imágenes aéreas tomadas de distintos puntos de la geografía española comparando la situación actual con la de hace treinta años. El documental muestra imágenes impactantes del momento en que el agua invade una cochera y atrapa dentro al ciudadano que murió en la tormenta de Almuñécar hace dos años.

Se insiste en el documental en que el cambio climático se está concretando en nuestro país en tres elementos: primero, la elevación progresiva de la temperatura media; segundo, la desertización de zonas cada vez más amplias del territorio; y tercero, la aparición cada vez más frecuente de olas de calor y de tormentas violentas capaces de descargar cuatrocientos litros en una hora. La conjunción de estos tres elementos está provocando ya fuertes pérdidas económicas a los ciudadanos y a las administraciones.

El coordinador provincial de Ecologistas en Acción habló del problema a escala planetaria, planteó la necesidad de que se acepten como verdades objetivas los datos incontestables que se aportan desde el mundo de la ciencia y pidió a los dirigentes que adopten medidas eficaces para cambiar esta tendencia. Javier Egea criticó la actuación de la socialdemocracia en la política global energética reabriendo el debate sobre la energía nuclear, que es la más peligrosa de todas sin lugar a dudas. Egea resaltó la incapacidad de los gobiernos para tomar acuerdos en la reciente cumbre de Copenhague y expresó su convicción de que la detención del responsable de Greenpeace era un aviso de que los gobiernos no estaban dispuestos a consentir la más mínima protesta en cuanto a las líneas generales de su política energética. Javier Egea explicó que es imposible que todos los seres humanos consuman al mismo nivel que lo hacemos los europeos porque el planeta no lo resistiría, razón por la que se impone un cambio radical en los hábitos de vida recuperando costumbres antiguas que siguen siendo válidas y que son respetuosas con el medio ambiente. No es verdad que haya crecimiento sostenible, concluyó Javier Egea, porque todo lo que se crece se hace a costa de esquilmar recursos naturales de difícil o imposible regeneración.

Las numerosas intervenciones del público se centraron en la importancia de actuar a nivel personal en las pequeñas medidas que cada uno de los ciudadanos pueden tomar a nivel de consumo o reciclaje. Igualmente se plantearon diversas críticas a la gestión municipal en el tema de los contenedores de reciclaje, el urbanismo salvaje o el derroche de agua en el riego de plantas que están perfectamente adaptadas a la sequía como es el caso de las palmeras. También desde el público se criticó que no se aproveche la energía solar y que cuando se toma una iniciativa en este sentido por parte del ayuntamiento sea para poner el negocio en manos de una empresa privada.

Para acabar el acto, el coordinador local de IU puso a disposición del público el documental emitido, que fue demandado por muchos asistentes dado su gran interés y rigor científico.

A %d blogueros les gusta esto: