Una mujer fallece en Cerdeña tras ser picada por una “medusa asesina”

La turista de 59 años María Furcas ha fallecido en la isla de Cerdeña tras ser atacada por una ‘carabel portuguesa’ una especie de medusa que está proliferando en el mar Mediterráneo., La picadura de la “MEDUSA ASESINA” le produjo una reacción alérgica que derivó en un colapso, provocándole la muerte sólo unos instantes después

  • Los turistas han sido advertidos para que tomen precauciones después de que un mujer mueriese por la picadura de una “medusa asesina” en Cerdeña. María Furcas, de 69 años, sufrió una reacción alérgica después de ser picada en la pierna por una “carabela portuguesa” en aguas de la hermosa isla italiana, según ha publicado el diario The Sun.

La mujer había estado nadando con su hermana y logró volver a la playa, donde le dijo a un salvavidas que había sido picada, desplomándose sobre la arena poco después. Aunque a menudo se refieren a esta especie como ‘una medusa’ en realidad se trata de sifonóforos, una colonia de organismos (un orden de cnidarios hidrozoos) que trabajan juntos en cooperación.

Los paramédicos acudieron al lugar, en Porto Tramatzu, cerca de Cagliari, en la costa oriental de la isla de Cerdeña, una zona muy popular entre los turistas debido a sus playas idílicas. Pero médicos no pudieron hacer nada para salvarla.


Colapso

Un testigo dijo: “La señora salió del agua arrastrando su pierna y gritando que había sido picada por una medusa. Tenía una marca roja muy intensa en la pierna derecha. Luego se desplomó en el suelo y un salvavidas y otras personas corrieron a ayudarla. La ambulancia llegó y la tripulación trató de salvarla, pero murió en la arena frente a docenas de personas”.

Los expertos marinos dijeron que creían que se trataba del primer caso mortal en el Mediterráneo, a pesar de que miles de personas sufren dolor y malestar después de haber sido picados por medusas cada año.

La doctora Maria De Giacomo, toxicóloga en el Hospital Gemelli de Roma, ha afirmado que “las medusas que se encuentran en el Mediterráneo no matan, su picadura sólo es dolorosa e incómoda. Esta es la primera vez que he oído de un accidente mortal después de la picadura que, obviamente, causó una reacción alérgica en la víctima, conduciéndola a la muerte”.

La muerte de la señora Furcas se produce pocos días después de que más de 700 personas se hayan quejado de haber sido picadas,  después de que varios ‘enjambres’ de medusas invadiesen las playas de la Costa Blanca española.

Ferdinando Boero, profesor de biología marina en la Universidad de Lecce, afirma “hemos tenido informes de las ‘carabelas de guerra portuguesas’ durante el verano por todo el Mediterráneo. No ha habido víctimas mortales antes, sólo en lugares muy lejanos como Florida o Australia. Es la primera vez que he oído de un accidente mortal en el Mediterráneo”.

Este tipo de medusas ha estado siempre presente en el Mediterráneo, pero ahora están aumentando en número debido al calentamiento global. Pueden desarrollar tentáculos de hasta 20 metros de largo. La picadura es como una descarga eléctrica, y la marca que deja es similar a ser quemado por una plancha. Es intensa y dolorosa, pero si se trata rápidamente no suele ser fatal.

En caso de ser picado por una medusa los expertos médicos aconsejan la aplicación inicial de vinagre o agua salada, pero no de agua dulce ya que esto puede aumentar el efecto del tóxico liberado por la picadura. Pero el vinagre no se debe utilizar en caso de una picadura de ‘carabela portuguesa’.

Las ‘medusas asesinas’ se llaman así porque su bolsa de aire puede parecerse a la vela de un barco de guerra portugués del siglo XVI. Normalmente viven en mares cálidos de los Cayos de la Florida, la costa del Atlántico, Golfo de México, el Océano Índico, el Caribe y el Pacífico

A %d blogueros les gusta esto: