Cómo torturar a un preso iraquí: el manual secreto del Ejército Británico

El Ejército Británico se encuentra una vez más en entredicho tras las revelaciones de Wikileaks, que incluyen un Powerpoint con instrucciones precisas sobre cómo “humillar”, “atar” y “amenazar” a los presos durante los interrogatorios.
Qué.es 26 de octubre de 2010
Las misiones de ‘pacificación’ en Irak parecen más bien de guerra cruenta, a juzgar por las revelaciones que se están filtrando en Wikileaks. La última, de la que se hace eco el periódico británico The Guardian, afecta especialmente al Ejército del Reino Unido y se refiere a un Powerpoint que data de septiembre de 2005.
En él, se ofrece un ‘manual’ para realizar interrogatorios que se salta todos los principios de la Convención de Ginebra. En primer lugar, aconseja a los interrogadores militares que aten a los presos y los desnuden.“Manténgalos desnudos si no siguen las órdenes”, dice el documento. En la misma línea, se instruye sobre la conveniencia de vendarles los ojos para incrementar la presión.
Otro documento, en este caso de abril de 2008, habla de las vendas, las orejeras o las esposas como material esencial para el interrogatorio, así como de la idoneidad de realizar los encuentros en condiciones físicas incómodas para los presos. En cuanto al lugar, se aconseja discreción y preferentemente sitios con un aspecto “sucio”. Como ejemplo pone los contenedores de los barcos “lugares ideales para la privacidad y los interrogatorios”. En cualquier caso han de ser lugares donde “no se escuche nada” y “lejos de los medios”.
También incluyen instrucciones concretas sobre cómo generar “ansiedad/miedo”, “humillación” o inseguridad”; por ejemplo, acercar mucho el rostro al entrevistado, gritar, amenazar…
La actuación del Ejército Británico en Irak se cuestiona desde que trascendira la muerte de Baha Mousa, un joven civil iraquí de 26 años que fue golpeado hasta la muerte en septiembre de 2003, cuando se encontraba bajo custodia de los efectivos militares y cuyo caso aún se está investigando. Lo más curioso es que la mayoría de los documentos que ahora se han filtrado son posteriores a este suceso..

Fuente: El Original

A %d blogueros les gusta esto: