La Casa Blanca condena la filtración de Wikileaks de ‘cables’ diplomáticos de EE UU

Barack Obama y su suegra, Marian Robinson, a un partido de baloncesto en la Universidad de Howard en Washington. (Oliver Douliery / EFE)

  • Considera que pone en peligro los intereses de EE UU.
  • EE UU teme por sus diplomáticos y profesionales de los servicios secretos.
  • Los documentos pueden nombrar individuos que viven bajo regímenes opresivos, advierte la Casa Blanca.

EFE. 29.11.2010 – 10.27h

La Casa Blanca condenó el domingo la “peligrosa y temeraria” filtración de cables diplomáticos estadounidenses divulgados por la página de Internet Wikileaks, que la residencia presidencial califica como “robados”, al tiempo en el que advertía, a través del Pentágono, de que había tomado medidas para que no volviera a ocurrir.

Pueden tener un profundo impacto en los intereses de nuestros amigos

En un comunicado difundido con antelación a que varios periódicos de todo el mundo publicaran la filtración facilitada por la página, la Casa Blanca aseguró que la divulgación de los cables pone en peligro los intereses de EE UU en política exterior, a agentes secretos y “la causa de los derechos humanos, así como las vidas y el trabajo de los individuos” que los defienden.

Por su naturaleza, indica la Casa Blanca, los informes diplomáticos a Washington son “información franca y a menudo incompleta”, que no representa necesariamente la política de EE UU ni tampoco “forja las decisiones políticas definitivas”.

Su publicación puede poner en peligro las conversaciones privadas con Gobiernos extranjeros y líderes de la oposición y “cuando la sustancia de conversaciones privadas se publica”, considera, “puede tener un profundo impacto no sólo en los intereses de EE UU en política exterior, sino también de nuestros aliados y amigos en todo el mundo”.

Estas revelaciones “ponen en peligro a nuestros diplomáticos, profesionales de los servicios secretos y la gente de todo el mundo que viene a EE UU en busca de ayuda para promover la democracia y un Gobierno abierto”, sostiene.

Una acción peligrosa y temeraria

Los documentos pueden nombrar individuos que viven bajo regímenes opresivos, advierte la Casa Blanca, que avisa de que “esta acción peligrosa y temeraria” puede poner en peligro la causa de los derechos humanos y las vidas de quienes los defienden.

Condenamos la divulgación no autorizada de documentos clasificados

Los documentos pueden nombrar individuos que viven bajo regímenes opresivos, advierte la Casa Blanca, que avisa de que “esta acción peligrosa y temeraria” puede poner en peligro la causa de los derechos humanos y las vidas de quienes los defienden.

El presidente de EE UU, Barack Obama, apoya un gobierno responsable y abierto no sólo en su país sino en todo el mundo y la filtración “es contraria a esas metas”, considera el comunicado.

“Condenamos en los términos más duros la divulgación no autorizada de documentos clasificados y de información de seguridad nacional delicada”, concluye la Casa Blanca.

.

Relacionadas en 20minutos:

Los diplomáticos de EE UU ven a Putin “machista”, a Merkel “poco creativa” y a ZP “trasnochado

Fotografía de archivo del 16 de noviembre de 2010 que muestra a la canciller alemana, Angeles Merkel. (Boris Roessle/EFE)

AGENCIAS. 29.11.2010 – 09.35h

Los más de 250.000 mensajes distribuidos por la web WikiLeaks ofrecen una visión sin precedentes de los entresijos diplomáticos estadounidenses en todo el mundo, que trazan controvertidos retratos de líderes como el primer ministro ruso Vladimir Putin o la canciller alemana Angela Merkel. Estas son las principales informaciones referidas por los diplomáticos:

Vladimir Putin: Las revelaciones procedentes de Moscú le presentan como un político autoritario y machista, lo que explicaría, según esos funcionarios, la química con su homólogo italiano Silvio Berlusconi. Otros cables apuntan a que su figura se ve debilitada por una burocracia que no tiene en cuenta sus órdenes.

– Angela Merkel: La canciller alemana aparece, a su vez, retratada como alguien que “evita los riesgos y es poco creativa”, una política que prefiere “quedarse en la retaguardia hasta conocer el equilibrio de fuerzas”.

– Silvio Berlusconi: Las “fiestas salvajes” y la desconfianza son el objeto de muchas de las comunicaciones de los diplomáticos de EE UU con sede en Roma. También desconfían de su relación con el lider ruso:”Cada vez parece más un portavoz de Putin”, dicen algunos mensajes, que recalcan la serie de regalos de lujo que se han intercambiado los dos mandatarios.

– Nicolas Sarkozy: El presidente francés tampoco despierta pasiones entre los diplomáticos estadounidenses, quienes siguen al detalle cualquier movimiento que busque obstaculizar la política exterior de EE UU.

– Muammar el Gadafi: Los cables se refieren también al presunto uso de botox del lider libio, a quien diplomáticos estadounidenses presentan como un hipocondríaco.

– Cristina Fernández: El Departamento de Estado de EEUU pidió información a su embajada en Buenos Aires sobre la salud mental de la presidenta argentina.

– David Cameron: La información filtrada incluye comentarios críticos hacia “la falta de profunidad” del primer ministro británico, realizados por el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, en una conversación privada con el embajador estadounidense en Londres.

-Tayyip Erdogan: Los diplomáticos presentan al lider turco como un obstinado y un adicto al trabajo. También identifican sombras de corrupción en el entorno familiar del presidente turco.

En los 3.602 documentos emitidos desde 2004 por la Embajada de EE UU en España se recogen conversaciones con el Rey, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, o los ex presidentes Felipe González y José María Aznar.

– Zapatero: Generó en 2004, tras su victoria electoral, una cantidad ingente de cables que explicaban quién era y cuáles eran sus pretensiones, que consideraban propias de una izquierda “trasnochada y romántica”. Al mismo tiempo se le considera un político cortoplacista que supedita los intereses comunes al cálculo electoral y un problema para algunos de los intereses de la política exterior de EE UU, como la retirada de las tropas de Irak o los vínculos con Cuba y Venezuela.

.

Relacionadas en 20minutos:

A %d blogueros les gusta esto: