Sol reúne a 19.000 personas para desafiar la prohibición de la Junta Electoral Central

Noche en Sol Miles y miles de personas hicieron un 'grito mudo' en la Puerta del Sol. (Paul Hanna / REUTERS)

  • La Junta Electoral Central y la Provincial han declarado ilegales las concentraciones en la jornada de reflexión y en las elecciones del domingo.
  • La Policía ha recibido la consigna de no desalojar la acampada de Sol mientras no se produzcan incidentes. Sí informará de que la concentración es ilegal.
  • La prohibición de la JEC ha provocado un efecto llamada en Sol.
  • Los acampados realizaron un exitoso “grito mudo” a medianoche.
21.05.2011 – 00.53h
Ocho de la tarde. Nueva concentración convocada en la Puerta del Sol antes del cierre de la campaña electoral. Ya desde una hora antes había miles de personas “indignadas” en la plaza dispuestas a desafiar la prohibición de la Junta Electoral Central, que este jueves declaró ilegales las concentraciones durante la jornada de reflexión y en las elecciones del domingo. También la Junta Electoral Provincial de Madrid prohibió esta nueva concentración, para la que el Movimiento 15-M había pedido permiso, remitiéndose al acuerdo adoptado por la JEC para justificar su decisión. La Policía ha recibido la consigna de no desalojar la acampada de la Puerta del Sol mientras no se produzcan incidentes. Sí informará de que la movilización no cuenta con autorización administrativa.

Los manifestantes, jóvenes y no tan jóvenes, quisieron responder a estas prohibiciones con un “grito mudo” hacia el cielo, según decidió la asamblea celebrada por la mañana. Justo a medianoche, las miles de personas que abarrotaban la plaza se sentaron al suelo haciendo un silencio que se ‘oía’ muy alto. Tras sonar las doce campanadas, los aplausos y los gritos rompieron el momento. Antes, a las 23.44 horas, los asistentes han guardado un minuto de silencio en señal de protesta con lasbocas tapadas con cinta carrocera y esparadrapo, tras lo cual, a las 23.45 horas, la plaza madrileña ha explotado en un grito unánime y ha coreado “el pueblo unido jamás será vencido”.

Centenares de personas volvieron a participar en la asamblea vespertina que el movimiento organizó de nuevo en la céntrica plaza. En una votación a mano alzada, la mayoría de los asistentes decidieron mantener la concentración prevista para este sábado. “No está convocada una manifestación, es una concentración”, ha dicho un portavoz de los activistas a 20minutos.es. “Será una especie dereflexión comunitaria sin vinculación con los partidos políticos”, añade.

En la asamblea intervinieron miembros de una comisión asesora entemas legales, que apuntaron que no veían motivos para que la JEC rechace sus actividades. Los concentrados entienden que dado que no piden el voto para partido alguno pueden mantener su concentración en la Puerta del Sol durante la jornada de reflexión, víspera de las elecciones municipales y autonómicas

Además, consideran que si la Policía actúa en la plaza para disolver la concentración, “se responderá de forma pacífica”, aunque no especifican si se mantendrán sentados en el suelo o se marcharán ante las peticiones de los agentes. Para evitar problemas, un grupo de manifestantes visten petos naranjas y portan carteles en los que se pide respeto, calma y que no haya revueltas. También solicitan que la plaza esté libre de alcohol para evitar que haya una imagen de botellón masivo.

La Policía se encuentra presente en la plaza como el días anteriores, aunque de forma más discreta. Hay furgones justo al lado de la sede de la Comunidad de Madrid y varios agentes atentos a lo que ocurre a su alrededor. También hay policías en las calles cercanas, aunque no controlan ni restringen el acceso a la Puerta del Sol. Según informan fuentes policiales y de Interior, el Cuerpo Nacional de Policía ha recibido la consigna de no desalojar la acampada de Sol mientras no se produzcan incidentes. La noticia llegó a la plaza pronto, ya que uno de los portavoces de la protesta la comunicó por megafonía a las personas concentradas. Su anuncio fue respondido por los concentrados con gritos de “No nos vamos”.

Pese a la decisión que adoptó la Junta Electoral Central de prohibir la concentración, el Gobierno se ampara para no dar la orden de intervenir a la Policía en su interpretación de diversa legislación y jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, según el cual no se puede disolver una manifestación pacífica, aunque no esté autorizada. La Policía sí informará a los asistentes de que la concentración no cuenta con autorización administrativa. Los concentrados y las personas que pretendan sumarse a ellos serán informadas de las sanciones a las que se exponen, previstas en la Ley Electoral y en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Ya desde el inicio oficial de la concentración, la plaza se veía más llena que en días anteriores (unas 19.000 personas, según EFE), incluso en la calles aledañas, si bien es verdad que no estaba tan activa. El cántico de lemas y proclamas, igual que los carteles y las pancartas, se concentraban sobre todo en la zona alrededor de la salida de la estación de metro y tren de Sol, mientras que en el resto de la plaza la gente se dedicaba más a pasear o simplemente a observar lo que pasaba. Este viernes se ha añadido al Movimiento 15-M el factor de la curiosidad, protagonizada también por los turistas que visitan la zona.

Tanta gente se ha concentrado que de nuevo Metro de Madrid ha vuelto a pedir en su megafonía y en las pantallas que sus usuarios empleen salidas distintas a la de Sol para evitar la gran afluencia de personas.

Conscientes de que la protesta ha traspasado fronteras, los ‘indignados’ han leído el manifiesto que explica los motivos de su desencanto con el sistema económico y los partidos en varios idiomas. Tras su lectura en español, ha sido leído en alemán, francés, inglés, italiano, portugués, japonés, así como en gallego, catalán y euskera. Por megafonía, minutos antes de las once de la noche, se ha asegurado que “la Puerta del Sol está llena y ya no cabe nadie más”, “por eso llamamos a ocupar las calles y las plazas aledañas. Vamos a ocupar todo Madrid”.

Más plazas

A la movilización de Sol se unen la mayoría de las protestas que se mantienen en otras ciudades españolas, que también han decidido continuar durante la jornada de reflexión. “¡Hemos perdido el miedo! Todos a la Plaza Cataluña”, rezan los carteles distribuidos en céntrica plaza de Barcelona. Mientras, en la plaza de España de Palma ondea sobre la estatua ecuestre de Jaime I el Conquistador una bandera de Islandia, como homenaje de los manifestantes a un pueblo que “se ha negado a pagar la deuda pública que otros provocaron”. Valencia, Bilbao y Sevilla también han vivido sus concentraciones particulares, lo mismo que ha ocurrido en otras ciudades europeas y a través de Internet.

.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: