Las TIC, un aliado para mejorar los márgenes

Comercios, empresas de transporte, artesanos, fabricantes, pymes, autónomos… Todos coinciden en que el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) beneficia la gestión de sus negocios y colabora al crecimiento de sus respectivos sectores de actividad. Así lo afirman las diferentes encuestas realizadas a los empresarios participantes en las ‘Jornadas Empresas en Red’, que se están celebrando en una treintena de ciudades españolas, para promover la implantación de soluciones tecnológicas en la gestión diaria, básicamente, de pequeñas y medianas compañías.

El sector del comercio minorista lo está experimentando al adoptar soluciones como el TPV (Terminal Punto de Venta), el equipamiento informático que permite gestionar los procesos administrativos de un establecimiento o de varios de una misma empresa de manera conjunta y eficaz: facturas, clientes, proveedores y control de almacén. Los TPV’s favorecen la fidelización de los clientes con la incorporación de facilidades de pago, rapidez en la entrega de productos y una mejor gestión del local, lo que repercute en mejorar la calidad del servicio.

A la vez, el TPV reduce ineficiencias, ya que el control de stocks permite la optimización de los productos en almacén y hace más fácil y rápida la reposición y entrega de la mercancía. Otra de sus ventajas es que, a través de los informes que genera la herramienta, se puede diseñar una estrategia de precios que maximice el margen del negocio.

En este sentido, queda mucho camino por recorrer, ya que sólo el 23% de las pymes españolas tienen una página web, con lo que están reduciendo sus posibilidades de negocio. La innovación tecnológica, junto con las numerosas opciones que tienen los usuarios para conectarse a la Red, han conseguido aumentar significativamente el uso de Internet en España hasta las 13,6 horas semanales, frente a las 13 horas que se dedican a la televisión. Esta cifra nos sitúa, además, como el quinto país europeo con mayor consumo de Internet.

Por otro lado, el volumen de negocio generado en España por el comercio electrónico B2C (venta de empresas a particulares) se situó en 2009 en los 7.760 millones de euros, lo que significa un incremento del 15,9% respecto a 2008 y una media de crecimiento del 13,9% durante los últimos tres años. La pujanza del comercio electrónico se está manteniendo pese a la crisis y, además, el número de usuarios de Internet que compran on line sigue creciendo (en 2009 alcanzó los 10,4 millones, lo que supuso un aumento del 16,9% respecto a los 8,9 millones registrados en 2008).

Para mejorar está situación nació el “Programa NEW” (Ninguna Empresa sin Web), fomentando la presencia en Internet de las pymes españolas. Una iniciativa del Plan Avanza2 promovida por el Ministerio de Industria, Turismo, y Comercio que ha ayudado a que más de 61.000 pymes consigan su propia página Web. Del mismo modo se ha puesto en marcha el programa “Conecta tu Negocio”, un proyecto con el apoyo institucional delMinisterio de Industria, Turismo y Comercio, a través de red.es, que nace con la intención de ayudar a aquellas pequeñas y medianas empresas que aún no han tomado la decisión de tener presencia en Internet, a desarrollar y potenciar su negocio a través de la Red, concibiéndolo como un canal más para el comercio.

Incorporación de las TIC en el comercio minorista

Un complemento para el comercio –y para cualquier tipo de empresa- es elCatálogo Digital, que permite estar presente en Internet de forma rápida y sencilla, favoreciendo el aumento de las ventas. A través de la página web, el escaparate permanece abierto las 24 horas, los 365 días del año y desde cualquier lugar del mundo. La empresa puede ofrecer sus productos o servicios aportando toda la información detallada de los mismos, incluyendo precio, especificaciones, descripción, fotografías o vídeos, etc., lo que supone un importante apoyo publicitario.

Es un primer paso hacia un modelo de comercio electrónico, a medida que la empresa vaya comprobando si necesita avanzar o tiene suficiente con ese Catálogo Digital.

El segundo paso, la Tienda Virtual, ya incluye un sistema de gestión de productos o servicios con la posibilidad de vender al cliente final a través de un software de pasarela de pago mediante tarjeta de crédito o débito de una forma completamente segura.

La Tienda Virtual es un nuevo canal de ventas y de captación de clientes, permitiendo la apertura de cada negocio a todo el mundo a través de Internet. Aporta, además, una gran cantidad de información para mejorar el conocimiento de los clientes. Y permite contar con un catálogo de productos mucho más amplio que el que podría atender un pequeño comercio, ya que no hay necesidad de un espacio físico para almacenar los artículos.

A la vez, aumenta el margen de maniobra, con lo que supone para la empresa actuar en el momento adecuado sobre su estrategia de pedidos, la actualización de catálogos, plazos de entrega, etc. Es otra manera de incrementar y controlar las ventas, ahorrar costes y generar incluso más visitas a la tienda física.

Artesanos innovadores

El sector artesano es otro de los grandes beneficiados por las nuevas tecnologías. Existen soluciones de software especializadas para este sector, con módulo de gestión de productos, clientes, proveedores, gastos, contactos y mailing y fiscalidad. Además, los empresarios de este sector tienen a su disposición otras herramientas como: el catálogo digital, equipos portátiles, datáfono inalámbrico, etc. Todo ello permite incrementar las ventas a través de la Web, presentando de una manera atractiva los productos a clientes que hasta ahora quizá tenían difícil contactar con talleres situados en pequeñas poblaciones o conocidos sólo por un público muy especializado. Incluso, estas soluciones facilitan la asistencia de los artesanos a las ferias o exposiciones de una forma más completa, y el uso de datáfonos, de manera que el cliente pueda abonar sus compras con tarjeta lejos del local comercial.

Como para cualquier otro comercio, la artesanía tiene en las TIC un gran aliado para diseñar estrategias que maximicen el margen del negocio. Además, la adopción de estas soluciones aporta imagen de seriedad de cara a los clientes.

Un beneficio más de Internet es la reducción de tareas administrativas para cada empresa, ya que pueden realizar gestiones administrativas o bancarias seguras a través de los certificados digitales.

Flotas bajo control

Otro sector que se está incorporando a las TIC es el de la logística, implantando software de gestión de flotas en los negocios del transporte terrestre o en empresas con flotas de vehículos. Esta solución tecnológica permite optimizar rutas, incrementar el control sobre la flota en tiempo real, una reducción del tiempo de respuesta ante cualquier incidencia y la posibilidad de reasignar cargas, ordenes de trabajo y modificar las rutas en tiempo real. Con todo ello también se logra una mayor eficiencia y servicio al cliente. La utilización de esta herramienta representa un descenso de los gastos de combustible, de reparaciones de los vehículos y de las comunicaciones móviles;

Con todo ello se aprovechan las bolsas de carga y se incrementa la facturación. Otro dato importante es que esta solución tecnológica reduce un 10% los siniestros y los incidentes en ruta y disminuye un 14% las infracciones por vehículos y por año.

De este modo, tal y como expresaron los empresarios que han participado en las jornadas empresas en red dirigidas a este sector, las TIC responden a sus mayores preocupaciones: el incremento de clientes y la reducción de costes, aumentar el nivel de ventas y una mejora en la resolución de los problemas de los clientes.

Reparaciones de calidad

Del mismo modo, las empresas dedicadas a la venta, mantenimiento y reparación de vehículos, también descubren que implementar soluciones tecnológicas en los procesos de gestión diaria aumenta la productividad, mejora la atención al cliente y ahorra tiempos y costes. En este caso, se están decantando fundamentalmente, por las ventajas del TPV y equipos de diagnosis multimarca para mejorar la rentabilidad. Este software especializado permite la ejecución de rutinas de diagnóstico, visualización de parámetros, gestión del motor y ABS, consulta de informaciones electrónicas, datos mecánicos y técnicos, gestión de clientes, etc.

Con todo ello, los clientes estarán mucho más satisfechos con el servicio prestado, puesto que se reducen los tiempos para resolver averías o labores de mantenimiento. En paralelo, los diagnósticos resultan más fiables, puesto que los operarios acceden a la información técnica proporcionada por los distintos subsistemas que configuran un vehículo, permitiendo establecer con claridad el origen de los fallos de funcionamiento de los vehículos diagnosticados. Cuentan, además, con pautas de resolución de las incidencias detectadas.

A medida del metal

Los fabricantes de productos metálicos también cuentan con una solución personalizada mediante ERP (Solución Integral de Gestión y Planificación). Esto permite la automatización: orientada a cubrir necesidades relacionadas con la gestión de información mediante la integración y automatización de muchas de las prácticas de negocio asociadas con los aspectos operativos o productivos de una empresa. Aporta una arquitectura modular: permite la implantación de diferentes áreas de actividad, económico/financiera, comercial, logística, compras, producción, etc. Esta solución es, además, integral: agrupando módulos que realizan funciones diferentes pero que se interrelacionan compartiendo entre sí información. Y, por último, mejora la confianza de los clientes y la relación con los proveedores y los aspectos logísticos del proceso.

En definitiva, el uso de las TIC en la gestión cotidiana de cada empresa, por pequeña que sea, reduce costes, mejora los procesos internos, aumenta su productividad y la satisfacción del cliente.

Fuente: red.es/reportajes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: