Ratko Mladic será juzgado por sus crímenes de guerra en La Haya

SABADO 28 DE MAYO DE 2011

El general serbobosnio Ratko Mladic afrontará un juicio por genocidio en el tribunal de La Haya tras su arresto en Serbia después de permanecer 15 años prófugo, y las autoridades europeas esperan su extradición en un plazo de 10 días. Su defensa tiene tres días para apelar.

El arresto de Mladic, el último de los tres hombres a los que se responsabiliza de instigar la limpieza étnica durante la guerra de Bosnia (1992-1995), despejó uno de los obstáculos para que Serbia se una a la Unión Europea (UE). “En nombre de la República de Serbia puedo anunciar la detención de Ratko Mladic. El proceso de extradición está en marcha”, dijo el presidente Boris Tadic, en Belgrado.

Mladic, acusado de orquestar la masacre de 8.000 hombres y niños musulmanes en la localidad de Srebrenica y del brutal asedio de Sarajevo durante 43 meses, fue hallado en una granja propiedad de un primo suyo. “Tenía dos armas cargadas que no usó. Cooperó y no ofreció resistencia”, dijo Rasim Ljajic, el ministro serbio que está a cargo de la búsqueda de fugitivos de guerra. La televisión serbia mostró un video de Mladic, escoltado ayer por la policía a un tribunal especial de crímenes de guerra en Belgrado. Se movía lento y con una ligera cojera.

La familia de Mladic intenta evitar la extradición y pide que el hombre de 69 años, apodado el carnicero de los Balcanes, sea llevado a un hospital porque está demasiado débil para afrontar un proceso judicial, algo que rechazó ayer el tribunal. La audiencia de extradición de Mladic comenzó el jueves pero tuvo que ser interrumpida por problemas de salud del acusado. En las fotos actuales, Mladic aparece irreconocible frente a las últimas que se conocían de hace diez años. Está más flaco y con menos pelo. La prensa comentó asimismo que el genocida muestra algunos rasgos de demencia. Su brazo derecho está paralizado tras sufrir un ataque de apoplejía.

Pero el fiscal general Bruno Vekaric señaló que la presentación de Mladic como un demente enfermo por su avanzada edad es sólo una táctica de la defensa. Mladic se negó ayer a recibir el acta de acusación del TPIY, según informó una portavoz de la Corte Suprema de Serbia, algo que no retrasaría el proceso de extradición.

Mientras que la detención de Mladic fue elogiada a nivel internacional, los nacionalistas serbios realizaron protestas en todo el país. Para muchos serbios, continúa siendo un héroe.

Mladic fue sorprendido por las fuerzas de seguridad mientras dormía. Los supuestos guardaespaldas que debían matarlo en caso de ser arrestado no estaban presentes, y tampoco se encontraron aparatos modernos de comunicación como un celular o una computadora portátil, añade la prensa. Además, tenía “una bolsa llena de medicamentos”, asegura el periódico belgradense Blics.

El lugar donde se encontraba, la casa de su tío Branislav Mladic en el pueblo de Lazarevo —a una hora en auto de Belgrado— es “una típica granja”. La vivienda había sido registrada por las fuerzas de seguridad anteriormente varias veces sin resultado. Se cree que hacía solo dos semanas que Mladic se encontraba allí y que previamente se mantenía escondido en los alrededores de Belgrado. Sus perseguidores sabían que el ex general cambiaba a menudo de escondite. La recompensa de diez millones de euros (14 millones de dólares) que el Estado serbio ofrecía por su captura seguirá en las arcas estatales ya que nadie dio la pista decisiva.

El presidente serbio dejó claro que Belgrado espera ahora una rápida entrada en la UE como premio. Sin embargo, el presidente de la Conferencia de Seguridad de Munich, Wolfgang Ischinger, dijo que por la detención de un criminal de guerra un país no puede recibir contraprestaciones.

Fuente. 30noticias.com.ar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: