“La línea de transmisión de Energía Austral pasaría por la casa de la ministra Benítez”

El parlamentario tiene información que señala que el trazado de las otras centrales que se sumarían a HidroAysén, llegarían hasta el mismo patio de la titular de Medio Ambiente en Villa Marta; una posibilidad por la que incluso tendrían que indemnizarla. También dispara contra Golborne y dice que al proyectar las energías renovables como “una aspiración”, el ministro no sólo falta al proyecto de campaña de Sebastián Piñera, sino que tampoco conoce la información necesaria sobre el tema.

31 DE MAYO DE 2011
Senador Antonio Horvath y las hidroeléctricas en la Patagonia: 

El senador Antonio Horvath (RN) tiene un romadizo persistente. Carga con un pañuelo de género en el bolsillo de su pantalón desde el 9 de mayo. Ese día, su nariz se humedeció. A sus pies cayeron dos bombas lacrimógenas mientras protestaba contra la aprobación de HidroAysén en Coyhaique y desde entonces parece que la congestión se quedó como una enfermedad crónica. “No importa, lo tomo como una herida de guerra”, dice con los ojos rojos, sacudiendo su pañuelo beige, antes de enumerar por qué salió a la calle a protestar ese día y por qué nadie lo va a convencer de que HidroAysén es un buen proyecto: “Me opongo porque tengo claros antecedentes de que los potenciales desarrollos que tenemos en el área austral, sin estos megaproyectos, son lejos más relevantes desde el punto de vista económico, social y ambiental. No sólo para la Patagonia, sino que también para Chile”, dice Horvath.

El parlamentario asegura que no hay para qué levantar una mega apuesta en la Patagonia si Chile tiene a la mano el potencial para desarrollar Energías Renovables no Convencionales (ERNC). “Fui coordinador de Tantauco –el grupo asesor programático de Sebastián Piñera durante la campaña– de las ERNC y lo pusimos en el programa de gobierno: el llegar al 20% el año 2020, el demostrar que teníamos 20 mil MW disponibles como para aprovechar en este minuto y, además, ahora tenemos los antecedentes de la agencia Bloomberg que señala que hoy en día las ENRC compiten con más bajo costo y con mejor precio distribuido.

– Si incluso el informe de Bloomberg lo dice, ¿por qué en Chile no existe una mayor intención de invertir en este tipo de energías y cumplir con ese 20%?

Se puede cumplir. Hay mucha demanda del sector minero. El informe Bloomberg que está respaldado, además, por académicos de la Universidad de Chile, lo recibimos en la Comisión de Energía y Medio Ambiente del Senado y no lo entregaron al Gobierno porque ven que el gobierno está de alguna manera abrazando este proyecto de HidroAysén  y eso no le corresponde a hacerlo a un gobierno. Un gobierno lo que tiene que hacer es asegurar  energía, que haya desarrollo económico, que se cumplan las reglas del juego; entonces lo presentaron en el Congreso. Ellos claramente respaldan  una serie de otros estudios que tenemos en Chile y desenmascaran las razones por las cuales no pueden competir hoy en día las ERNC.

-¿Cuáles son esas barreras?

-Estas barreras son que en primer lugar la energía está amarrada a un oligopolio en el cual hay tres o cuatro empresas grandes que en el fondo tienen amarrada la generación, transmisión y la distribución  y están con contratos por 10 ó 20 años hacia el futuro. En segundo lugar, a las empresas no renovables les pagan de acuerdo a un mercado donde el precio va variando cada media hora. Entonces cuando hay alguien que quiere promover una energía renovable, como les pagan de esa manera, no tienen ningún respaldo económico: los bancos no le dan crédito, el Estado no es aval, y por lo tanto no puede competir. Otra barrera es que si como impusimos que la matriz hoy por ley tiene que tener un 5% de renovables y el 2024 tiene que tener el 10%,  resulta que las renovables no convencionales se lo tienen que vender a las empresas grandes y esas reciben esta energía que es más barata que la que ellos generan. Pero la diferencia queda en utilidad para las empresas grandes y no se traspasa el precio a los consumidores. Mientras no resolvamos esto, las ENRC van a estar como el pariente pobre de la competencia. Es como entrar a correr con un pie amarrado.

-Si usted participó en el grupo Tantauco y ya se conversaba de la relevancia de las ERNC ¿Qué pasó en el camino?

La verdad es que quedamos más de algunos sorprendidos. Poco a poco se va cambiando el discurso. Con el ministro Raineri –que también estuvo a cargo de un grupo Tantauco– íbamos bien alineados con cumplir el 20/20, con meter las renovables, hacer proyectos demostrativos, etcétera. Con la salida del ministro Raineri hay un cambio de giro y el ministro Golborne empieza a decir que el 20/20 es una meta aspiracional. Yo fui testigo que este compromiso existió, por lo tanto vemos que hay un ´safe` de los compromisos de la campaña de gobierno y del programa del gobierno. Por eso es que en este minuto lo hemos hecho presente. Primero lo hicimos en forma interna, porque los trapos sucios se lavan en casa, pero si persisten con esto, uno tiene que sacar la voz en forma respetuosa y hacer ver que tenemos que ir hacia el camino que nos programamos originalmente.

ENERGÍAS RENOVABLES Y GOLBORNE 

Frente a la pregunta de si este cambio en la ruta se ha debido a presiones, el senador Horvath dice que lo que sí cree que hay, son personas que estiman o están convencidos de que estos son buenos proyectos. “A nuestro modo de ver –estoy hablando de las termoeléctricas y de los mega proyectos de la Patagonia– son proyectos que vienen del siglo pasado y que han sido maquillados y en proceso de evaluación ambiental han vulnerado la institucionalidad, la aplicación de la ley de bases y la salida que se espera del gobierno políticamente es que el consejo y el grupo de ministros que ve las apelaciones la resuelvan, pero no hay ninguna indicación en ese sentido si los mismos ministros y el Presidente de la Republica persisten en decir que aquí se ha cumplido con todas las reglas del juego”.

-¿Si ya estaba conversado, por qué cree que el ministro Golborne plantea las energías renovables como una aspiración?

-Yo he hablado más de una vez con el ministro Golborne y él no tiene todos los antecedentes del caso. Yo creo que él no está inmerso en todos los antecedentes que significan las ERNC y cuando uno habla pública y privadamente con él, él dice ‘demuéstrenme que son mejores’. Bueno, Bloomberg se lo demuestra. Entonces yo creo que hay que tomar esos antecedentes y analizarlos en profundidad; y como esto no ha ocurrido hasta la fecha, es que un grupo transversal de parlamentarios hemos presentado una comisión técnica, ciudadana  y política para que presente una matriz alternativa al gobierno.

-¿Me está diciendo que el ministro de Energía no sabe tanto de energía?

-O sea, no ha estudiado los antecedentes a fondo. Es la única explicación que yo tengo. Porque uno es ingeniero civil, tiene sus posgrados y uno entiende que las personas tienen que estudiar estas cosas a fondo y no guiarse por una campaña del terror que ha instaurado Daniel Fernández, que además, hace ver que esta es la energía más amigable, la más eficiente, que es la mejor que compite enLatinoamérica, cuando todos estos antecedentes no son así y son claramente engañosos.

-¿Cuáles son las responsabilidades de la Concertación y la Alianza en la aprobación de HidroAysén?

-Acá hay responsabilidades de distinto tipo. La Concertación tuvo todos los antecedentes en su minuto, con observaciones que eran esenciales de acuerdo a la ley para objetar el proyecto. Incluso tuvo procedimientos que fueron en considerados irregulares por la Contraloría. Sin embargo, no objetó el proyecto, no lo rechazó, y esa es una responsabilidad. El actual gobierno, con los antecedentes técnicos y todo lo que venía del gobierno de la Concertación, también forzó su aprobación. Por eso, más que un paso necesario, lo que pasó el 9 de mayo fue un tropezón innecesario.

-¿La imagen de Ralco post Endesa, es una excepción o es una forma de hacer las cosas?

-Las empresas juegan con las reglas que la sociedad les impone, y ellos maximizan beneficios, minimizan costos y tratan de externalizar costos. O sea, que la sociedad pague las cosas que ellos pueden evitar; y los mejores ejemplos son los megas proyectos y en el caso de Pangue y Ralco, generaron un serie de expectativas… pero hoy son las  comunas más pobres de Chile, tienen tasas de cesantía enormes, pagan las tarifas eléctricas más caras y además, han roto la red cultural. Les prometieron turismo, capacitación, emprendimiento, etcétera… No hay un claro compromiso con estas comunidades porque eso no lo debe hacer la empresa sino que el Estado.

-La línea de transmisión va a ser la batalla más grande que librarán los opositores a las represas. Y no sólo por HidroAysén, también por Energía Austral. ¿Cómo ve ese escenario?

-Energía Austral  es un proyecto distinto, que viene piolita, por debajo, es una herencia  de Alumysa. En el caso de Energía Austral, además, la línea pasaría por el campo, la casa de la ministra del Medio Ambiente (María Ignacia Benítez). Lo encuentro hasta irónico… ellos que han cuidado el Valle Marta, tienen aguas termales, piscina, una casa preciosa, donde estuvimos con el Presidente de la República hace un mes atrás… y resulta que justo por ahí pasa una de las líneas de transmisión de Energía Austral.

-¿Y le contó eso a la ministra Benítez?

-Sí, se sorprendió mucho.

-¿No tenía idea?

-No, y en ese caso tendrían que comprarle el campo, indemnizarla.

-Cómo ministra del Medio Ambiente quedaría en un mal pie.

-Así es.

Fuente: El Mostrador

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: