‘Ultimátum’ de los empresarios madrileños para que el Gobierno despeje la acampada de Sol

Acampada de 'indignados' en Sol Jóvenes en la acampada de "indignados" de la Puerta del Sol, en Madrid. (Zipi / EFE)

  • La patronal pone la semana que viene como “fecha tope”.
  • Asegura que la protesta les está llevando a la “ruina”.
  • “Querían hacer una revolución y les ha salido una romería”, dicen.
EFE. 02.06.2011
A la patronal madrileña se le está “agotando la paciencia” por la “ruina” que causa a sus negocios la acampada del Movimiento 15-M, por lo que han puesto sobre la mesa “una fecha tope” para llegar a una “solución inmediata”, que “podría ser el lunes o el martes”de la semana próxima.

Así lo ha manifestado en este miércoles por la tarde el presidente de CEIM-CEOE (Confederación Empresarial de Madrid), Arturo Fernández, al término de la reunión que él y el presidente de COCEM (Confederación de Comercio Especializado de la Comunidad de Madrid), Hilario Alfaro,entre otros representantes de los empresarios, comerciantes y hoteleros, han mantenido durante algo más de hora y media con la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, la segunda que celebran tras la del 24 de mayo por este asunto.

Carrión ha matizado las palabras de Fernández:”Evidentemente ellos (los representantes de los empresarios y comerciantes) no nos pueden poner una fecha.Lo que sí hay es una fecha para yo darles cumplida información de todo el trabajo que estamos desarrollando”.

“Hemos quedado que el lunes y el martes estoy abierta a recibirles de nuevo y ojalá ya esté solucionado para entonces”, ha añadido.

“(La delegada del Gobierno) Nos ha puesto una hoja de ruta y puede ser inminente que un día de estos se arregle, pero es un plan secreto”, apostilló Fernández.

El presidente de COCEM, Hilario Alfaro, explicó que le han pedido a la delegada del Gobierno que recupere para Madrid el “principio de autoridad” y le han preguntado quién está financiado “esta historia” de la Puerta del Sol, “porque por ahí”, considera, “posiblemente venga la solución”.

En su opinión, los chavales acampados “querían hacer una revolución y les ha salido una romería”.

Alfaro reconoce, no obstante, que los acampados están cumpliendo con las tres peticiones que les pidieron: que mientras dure el campamento éste se separe cinco metros de las fachadas de los comercios, dejar libres las calles adyacentes y suprimir los carteles de los escaparates.

20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: