Los acampados de Sol cambian la asamblea diaria por una manifestación frente al Congreso

Indignados en el Congreso Cientos de indignados del Movimiento 15-M continúan concentrados esta noche en las inmediaciones del Congreso de los Diputados para protestar por la reforma de la negociación colectiva. (EFE)

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 09.06.2011 – 06.30h

Alrededor de 1.000 acampados de la Puerta del Sol han llevado este miércoles a cabo un acto de protesta contra las reformas laborales que ha congregado a decenas de personas que han cortado al tráfico la plaza de Canalejas y la carrera de San Jerónimo, donde se encuentra ubicado el Congreso de los Diputados.
.
Miles de personas se han congregado desde las seis de la tarde en el centro de la capital para llevar a cabo una marcha en contra de la reforma laboral que pretende aprobar el Gobierno. Durante unas seis horas, los manifestantes han gritado consignas contra la negociación colectiva y los políticos en general. A la una y media de la madrugada, cuando quedaban unas doscientas personas han decidido volver a Sol.

Tras una pancarta principal con el lema ‘Pienso, luego resisto.www.tomalaplaza.net‘ y otra de cabecera en la que se podía leer ‘Reforma laboral para los políticos’, centenares de personas ocupaban la calzada de la plaza de Canalejas y parte de la carrera de San Jerónimo en dirección al Congreso de los Diputados.

Los ‘indignados’ marcharon hacia la sede de la Cámara Baja con gritos de ‘Violencia es no llegar a fin de mes’, ‘Reforma laboral, parada patronal’, ‘No falta dinero, sobran ladrones’ o ‘Eso, eso, eso nos vamos al congreso’ y portando pancartas contra la negociación colectiva y con lemas como ‘Ley propatrón, explotador no’, ‘Recortes a ricos primero’, ‘Negociación imposición’ o ‘Se alquila esclavo’.

Durante el acto de protesta, los congregados amenazaron con acampar frente a la sede de la Cámara Baja al grito de ‘Eso, eso, eso acampada en el Congreso’, al tiempo que portaban una tienda de campaña.

Esta circunstancia motivó un momento de tensión con la Policía Nacional, ya que los congregados blandieron la tienda de campaña y se abalanzaron contra el cordón policial de agentes antidisturbios que protegía el Congreso.

Contra la reforma laboral

Durante el acto, los congregados leyeron un manifiesto contra la reforma laboral que el Gobierno tiene previsto aprobar el próximo viernes en el que alertaron de que la reforma de la negociación colectiva supondrá acortar “de forma drástica” los niveles de vida.

Esta reforma, según dijeron, supondrá una bajada de sueldos y un aumento de la jornada laboral. “No me importa un pepino”, han gritado en referencia a las propuestas de la canciller alemana Angela Merkel para mejorar la competitividad.

“Basta, no somos mercenarios”, han señalado para mostrar su rechazo a estos “vergonzosos recortes” al tiempo que han hecho un llamamiento a una huelga general y han lanzado proclamas de ‘manos arriba, esto es un contrato’ o ‘Lo va a firmar tu puta madre’.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: