Los geriatras denuncian que los ancianos españoles no reciben la atención adecuada

Un grupo de ancianos en una residencia Un grupo de ancianos en una residencia. (ARCHIVO)

  • Entre 350 y 400 geriatras trabajan actualmente en la red pública española, y sería necesario doblar su número hasta llegar a los 800 para una asistencia adecuada.
  • Así lo estima la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.
  • En 2020 el 20% de la población estará representado por personas mayores.

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 08.06.2011 – 19.19h

Los responsables de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) han denunciado este miércoles que los ancianos en España “no están recibiendo una correcta asistencia” ya que no siempre están atendidos porprofesionales especializados en esta materia, para lo que serían necesarios unos 400 profesionales más. Actualmente, según estimaciones de la SEGG, hay entre 350 y 400 geriatras que trabajan en la red pública sanitaria española, y sería necesario doblar su número hasta llegar a los 800 para que los ancianos de más de 85 años, con problemas de salud y dependientes, recibieran la asistencia adecuada.

Estas son algunas de las reivindicaciones planteadas por el presidente de esta sociedad médica, Pedro Gil Gregorio; el vicepresidente,José Antonio Serra, y el secretario general, Alfredo Bohórquez, que han presentado en rueda de prensa un plan estratégico de tres años de duración en el que se marcan las directrices para mejorar la calidad y el buen trato a los mayores.

Una cuestión nada baladí si tenemos en cuenta que en 2020 el 20% de la población estará representado por personas mayores, que la esperanza de vida es superior a los 80 años y que la inmensa mayoría de los ancianos prefiere vivir en su domicilio, ha señalado. Los miembros de la SEGG han constatado que hay “grandes desigualdades” en la implantación de la geriatría en la red sanitaria pública de las Comunidades Autónomas.

“Plus de calidad”

En Andalucía, por ejemplo, según Serra, no hay ningún geriatra en los centros públicos, y en el País Vasco tampoco es evidente su presencia, algo que no sucede en comunidades como la de Madrid y Cataluña en la que los ancianos tienen ese “plus de calidad de atención”. Y suimplantación “es necesaria”, según los doctores, porque los ancianos no son sólo personas que tienen problemas médicos, enfermedades crónicas, como diabetes hipertensión o cardiopatías.

Además, sufren problemas físicos, dificultades para levantarse de la cama, para salir a la calle o simplemente para vestirse; otros, mentales, como depresión e incluso demencia, y también sociales, ya que muchos de ellos viven solos. Los ancianos consideran que lo más importante para su calidad de vida es que “puedan hacer las cosas por sí mismos, ser independientes”, no cómo tenga la tensión o el azúcar, según han podido comprobar los geriatras en sus consultas. De ahí, argumentan los especialistas, la conveniencia de realizarles una valoración geriátrica, aquella que contempla una médica, física, mental, cognitiva y social.

Con esos factores, los geriatras hacen una lista de problemas y posteriormente un plan de cuidados, y a partir de todos esos datos consiguen hacer una “foto robot real” del anciano para que pueda ser tratado mejor y con menos fármacos ya que no se cruzan los de los distintos especialistas que les ven para sus problemas médicos. “La valoración geriátrica alarga la calidad de vida”, señalan los geriatras, quien no obstante subrayan que la geriatría está dirigida a un grupo de ancianos muy especial -mayores de 75 años, con pluripatologías, frágiles y dependientes- ya que no todas las personas mayores lo necesitan.

Las que sí lo requieren tendrían que gozar, según la SEGG, de un sistema de calidad homogéneo, que contemple objetivos de su plan estratégico: mejorar la asistencia geriátrica, la calidad asistencial, promover el buen trato a los mayores, exigir una asistencia geriátrica universal y fomentar el apoyo a los organismos sanitarios y sociales y a aquellas instituciones que se ocupen de estos problemas de los ancianos.

Para ello habría que realizar una serie de acciones en el área asistencial, en el docente y de formación especializada -cada año se especializan 60 médicos en esta materia- y en la científica e investigadora, entre otras. Y sobre todo habría que promover una visión positiva de las personas mayores porque “son las que -concluye- nos han permitido disfrutar del Estado de Bienestar”.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: