En México y Barcelona se manifiestaron por la Educación

Ayer, 14 de julio, no sólo en Chile marcharon los y las estudiantes. Un grupo de personas que radican en México, y otro grupo en Barcelona, se organizaron decidieron y manifestar su adhesión a las demandas que se exigieron en las calles de nuestro país, exigiendo una profunda reforma de la educación chilena.

CIUDAD  DE MÉXICO

Al grito de educación publica, gratuita y de calidad, una treintena de chilenos se manifestaron en el frontis de la embajada de Chile en México.

De esta manera estudiantes chilenos de pre y postgrado, que se benefician de una educación de calidad y gratuita en las universidades públicas mexicanas, expresaron que se suman a la jornada de movilización en Chile y quisieron dejarlo claro en sus representaciones diplomáticas en el extranjero.

En una declaración pública señalaron:

Los estudiantes chilenos en México nos pronunciamos por:

1) Una reforma integral de la educación chilena en todos sus niveles.

2) En defensa de la educación pública, gratuita y de calidad.

3) Por el fin al lucro en la educación superior que ha enriquecido a empresarios inescrupulosos.

Y 4) Desde México estamos movilizados y compartiendo con la sociedad mexicana las propuestas y demandas de la sociedad chilena por una mejor educación.

Además, agradecieron a la opinión pública en México su respeto, apoyo y difusión de la manifestación, que busca dejar claro que en Chile hay ciertos derechos que aún no se pueden ejercer en plenitud, como es el caso de la Educación de calidad.

“Consideramos importante que en Chile se sepa que quienes estamos en el extranjero también estamos movilizados”, expresó Claudia Villagrán, una de las participantes a la manifestación en esa ciudad.

EN BARCELONA TAMBIÉN SE MARCHÓ

Un grupo de manifestantes también decidieron asistir al Consulado de Chile en Barcelona, para manifestar que apoyan las movilizaciones desarrolladas en Chile, celebradas en un marco de respeto, festivas y con propuestas concretas por parte de la ciudadanía, coordinando acciones para hacer patente este reclamo ciudadano.

Pero denunciaron que, pese a “realizar nuestra manifestación, de forma pacífica, en regla y en coordinación y acompañdos/as por las policías locales (Guardia Urbana y Mossos d’esquadra) al momento de querer entregar un documento en el Consulado, respresentantes de las y los manifestantes fueron amedrentados/as por parte de la policía de civil que resguarda dicho lugar”, según un comunicado enviado por Ximena Cuadra.

En el texto que entregaron ayer, 14 de julio, expresan que se manifestaron frente al Consulado Chileno en Barcelona, apoyando y creyendo que la educación es pasado, presente y futuro, y que se reunieron para decir ¡Basta!

¡Basta! Al lucro del empresariado chileno con la educación. ¡Basta! Al endeudamiento de las familias chilenas. ¡Basta! A la discriminación en la Educación Superior. Y ¡Basta! A la influencia de los que creen que todo se comercia, que todo tiene precio.

El comunicado lo firman los Manifestantes por la Educación Chilena; Estudiantes de Postgrado ChilenXs en Barcelona; Trabajadorxs ChilenXs en Barcelona, y CiudadanXs de distintas nacionalidades residentes en esa ciudad.

El texto que hicieron llegar al Consulado de Chile dice:

En Barcelona, las y los Manifestantes por la Educación Chilena Pública, Gratuita y de Calidad, declaramos:

1. La educación de calidad, en todos sus niveles, es un derecho de todos los chilenos, exigible al Estado, por ser uno de los pilares esenciales de la vida democrática, el crecimiento económico y la igualdad de oportunidades.

2. Que dicho derecho, ha sido vulnerado, por la ausencia de una política educacional clara del actual Gobierno de la coalición y sus predecesores de la Concertación, al mantener el status quo y el modelo antidemocráticamente impuesto por la dictadura, centrado esencialmente en criterios economicistas, individualista e insostenible en el tiempo.

3. Por ello, se debe partir por reconocer y sincerar, tanto los fines perseguidos por las universidades (investigación, difusión de la investigación o sólo la formación de profesional), como el uso de los dineros aportados por alumnos y alumnas, y el Estado.

4. Que la política pública de educación, requiere de una redefinición con base en un acuerdo social y asimismo, una reformulación de sus instrumentos, formas y financiamiento.

5. Creemos que la premisa teórica que da sustento al pago de la educación superior y permite la creación de créditos en sus distintas modalidades para financiar los estudios es errada, dado que permite la captura toda la ganancia individual futura del profesional, pero en vez de ser redistribuidos, se entrega a los dueños de las universidades, con fines de lucro, a la banca, o financian las universidades del Cruch (Consejo de Rectores de Universidades Chilenas).

6. Que las propuestas de reforma educacional, propiciada por el Ministerio, con el apoyo ideológico de Libertad y Desarrollo, no responde a un consenso nacional, situación completamente necesaria para realizar las grandes reformas estructurales a nuestro sistema educacional, que integre, además de la visión economicista del problema, otros elementos esenciales de un Estado democrático y social de derecho.

Fuente: elciudadano.cl

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: