Camps es el segundo presidente autonómico en ejercicio que se sienta en el banquillo

Camps El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, durante su intervención en un acto por el Día Internacional del Pueblo Gitano. (JUAN CARLOS CARDENAS / EFE)

  • El primero fue el expresidente de Cantabria Juan Hormaechea.
  • Hormaechea fue juzgado y condenado a seis años de prisión y 14 de inhabilitación absoluta por malversación de fondos públicos y prevaricación.
  • Otros presidentes juzgados, pero que dimitieron o les expulsaron anteriormente son Demetrio Madrid, Gabriel Cañellas, Javier Otano, José Marco y Gabriel Urralburu.
  • Claves de la ‘trama Gürtel’ Cronología del caso.
EFE. 16.07.201
Francisco Camps será el segundo presidente de una Comunidad Autónoma en ejercicio que se siente en el banquillo, acusado en su caso de un delito continuado de cohecho pasivo impropio, detrás del expresidente de Cantabria Juan Hormaechea.

Hormaechea era presidente de Cantabria cuando fue juzgado y condenado, en 1994, a seis años de prisión y catorce de inhabilitación absoluta, por malversación de fondos públicos y prevaricación. A los 12 días de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Hormaechea dimitió. Tras varios recursos, el Tribunal Supremo dictó, en 2004, una sentencia que le condenaba a tres años de cárcel y trece de inhabilitación.

Juan Hormaechea fue presidente de Cantabria entre 1987 y 1995, primero como independiente en las listas de Alianza Popular, luego dentro de la coalición AP-PDP-UL y más tarde bajo las siglas UPCA (Unión para el Progreso de Cantabria).

Además ha habido otros presidentes autonómicos que fueron juzgados, pero habían dimitido o sido expulsados de su cargo con anterioridad:

  • Demetrio Madrid (PSOE), presidente de la Junta de Castilla y León entre 1983 y 1986, fue imputado por una querellapresentada por once trabajadoras de la empresa textil de la que era propietario. Tras la imputación dimitió y en 1990 el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le absolvió.
  • Gabriel Cañellas (PP), presidente de Baleares desde 1983,dimitió en 1995, a los pocos días de jurar de nuevo su cargo,por el caso Calvià. Fue imputado de cohecho y prevaricación por el supuesto cobro de comisiones en la concesión de infraestructura pública, y del Túnel de Sóller. En 1997 fue absuelto de ambos delitos.
  • Javier Otano (PSOE), presidente de Navarra entre 1995 y 1996, dimitió al conocerse que la justicia investigaba la existencia de una cuenta bancaria en Suiza a su nombre. Fue acusado de un delito de cohecho en la trama navarra del ‘caso Roldán’, conocida como ‘caso Otano’, que se cerró definitivamente, sin sentencia, en 2004 porque el tribunal entendió que el delito había prescrito.
  • José Marco (PSOE), presidente de Aragón entre 1993 y enero de 1995, dimitió antes de ser juzgado y condenado, en junio de ese mismo año, a trece meses de cárcel y seis de inhabilitación por malversación de caudales y falsedad en documento público en el denominado ‘caso del Sillón’. En 1998, fue condenado por el ‘caso de los Espías’ a nueve meses de prisión, dos de inhabilitación y a devolver 90.000 euros. No ingresó en prisiónpor un cambio en el Código Penal.
  • Además está el caso de Gabriel Urralburu, presidente de Navarra entre 1984 y 1991, que fue encarcelado cuatro años después, por haber cobrado comisiones ilegales en obras públicas durante su mandato, en el llamado ‘caso Otano’.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: