¿Fascistbook o Facebook? Facebook censura y promueve la censura corporativa

17/07/2011

Más alla de las maniobras individuales o grupales e incluso corporativas realizadas con el objetivo de silenciar periodistas u ocultar información, eliminando contenidos y dificultando su dispersión en la red, Facebook facilita una plataforma que se presta a a este tipo de operaciones. ¿Tenemos que pensar que Facebook es ingenuo? Mark Zuckerberg declaró recientemente que pretende vender información de 150 millones de usuarios a empresas privadas. Es decir, nuestros hábitos, nuestras fotos, aficiones, etc. Facebook es quien censura y no la gente dentro de Facebook, y esto ocurre solo cuando no es la propia Facebook admitiendo que censura deliberadamente. Dicho sea de paso: BWN Patagonia sigue siendo censurado por Facebook. (Fachobook)

Así es que Facebook permite alegremente que un grupo de personas pagadas por una corporación, el gobierno o una fuerza política, o simplemente un grupo de fanáticos de cualquier tipo, realice maniobras masivas para censurar: A una persona, a un medio de comunicación, o a otra agrupación.

Por ejemplo para difundir cualquier articulo de BWN Patagonia Facebook requiere Captcha todo el tiempo. Un sistema que discrimina personas con discapacidad (las letras o sonido para identificar y probar que uno es un ser humano). Si el Captcha de Facebook realmente fuera para comprobar que el usuario es un ser humano y no un programa de computadora, bastaría con hacer la prueba una, dos, o tres veces como máximo, y no todo el tiempo. Pedir captcha cada vez que una persona “comparte” una noticia de BWN Patagonia, es una clara medida de censura tomada por Facebook contra nuestro medio de noticias.

BWN Patagonia denuncia las vacunas peligrosas, los peligros del glifosato, las corporaciones corruptas que falsifican documentos públicos para ocultar fallas radiactivas mientras pretenden, al mismo tiempo, instalar bases nucleares en Sudamérica. Facebook no censura a los medios de comunicación que mienten diciendo que la vacuna contra el VPH es segura. Facebook no censura a los medios que señalan que el glifosato es más sano que una aspirina. Facebook es selectivo. Y obviamente, Facebook pertenece al Club Bilderberg.

Facebook no es gratis.

Facebook, que se promociona como una herramienta libre y enarbola banderas de socialización y unidad fraternal, también está en crisis. Facebook quiere que creamos que sus mega servidores, costos en mantenimiento, programación e impuestos que deben pagar por infraestructura, empleos y demás, es un regalo que nos brinda: un servicio gratuito. Como explicamos antes, Mark Zuckerberg, anunció públicamente que vendería la información privada de millones de usuarios de Facebook a corporaciones interesadas en conocer nuestros gustos, hábitos, destinos turísticos preferidos, etc, para en base a ello elaborar campañas publicitarias o, engañarnos mejor.

Lo cierto es que solo alguien muy ingenuo puede pensar que Mark Zuckerberg es aún dueño de Facebook. Las corporaciones financian Facebook y sus servidores gigantescos en todo el planeta. Mark Zuckerberg es un empleado y no existe manera de proporcionar un servicio de semejante magnitud gratuitamente. Ni existen personas del estilo de Mark Zuckerberg haciendo beneficencia, o luchando por un planeta mejor. Facebook demuestra su tendencia fascista con la censura constante, la vigilancia y la intromisión cada vez más abusiva en la vida de sus usuarios.

Cuando uno ingresa a Facebook está aceptando ciertas reglas, que por lo general no lee. Como por ejemplo que todo lo que un usuario suba a Facebook pertenece a Facebook, y usted está concediendo a Facebook ese derecho al unirse a la red.

Mientras que Facebook elimina páginas de activistas o escritores que luchan a pulmón, o algunas veces, de personas que desnudan la verdadera naturaleza de Facebook, la red norteamericana que está devorando Internet libre nos “regala” un bombardeo constante de publicidad. Propaganda de cualquier tipo que enlaza a cualquier clase de sitio web sin que Facebook haga ningun tipo de juicio sobre sus contenidos, muchas veces mentirosos. Los patrocinadores, dueños de Facebook, no tienen restricciones, todo es venta y ganancias.

Facebook se promociona como una herramienta de socialización y libertad, pero en la realidad utiliza la socialización como un servicio al fascismo por medio de tacticas de marketing.

El equipo de Facebook anuncia “¡Usted puede encontrar a su amigo de la escuela primaria en nuestra red!”, pero no indica que usted no es el único, ni tampoco que cualquiera puede encontrarlo a usted o a su amigo, y contratar un servicio para que lo mate o matar a sus amigos.

Mediante Facebook una persona puede enterarse cuando usted se fue de casa, para ir a robarle, y muchas otras cosas, menos graves pero riesgosas.

Facebook indica que es de un solo color, que une a la gente de todas las razas y que en convivencia lleva a la asociación de nuestros hermanos y hermanas… ¿Mediante la invasión a nuestra privacidad, y poniendo en riesgo de nuestras vidas? ¿Facebook pretende lograr socialización facilitando herramientas a la mafia de trata de blanca? Las vidas de todas las niñas en Facebook corren peligro. Y esto no es una exageración. Solo un ignorante podría verlo así.

Aimee Rice

BWN Patagonia

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: