Megamuestra de ciencia y tecnología en Buenos Aires

Este jueves se inagura Tecnópolis, una gran muestra sobre el pasado, el presente y el futuro de la ciencia y la tecnología en Argentina.

nuevatribuna.es | Ana Inés López Accotto | Buenos Aires | 18 Julio 2011 – 00:41 h.

La megamuestra se levanta en un predio de 60 hectáreas, junto a la Avenida que divide la capital de la provincia de Buenos Aires, donde antes estuviera el Batallón 601 del Ejército que protagonizó el alzamiento militar de los “carapintadas” contra el presidente Alfonsín, en Semana Santa de 1988 y que hoy es sede del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas del Ministerio de Defensa.

Tecnópolis estaba prevista para el año pasado, como parte de los festejos del Bicentenario de la independencia, en la capital; pero en el último momento el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, no lo permitió, alegando que iba a molestar a los vecinos.

Durará cinco semanas pero existe la intención de, tras el cierre, acondicionarla para que quede en forma permanente.

Se trata de un gigantesco parque temático, con exposiciones y actividades interiores y al aire libre, espectáculos basados en nuevas tecnologías, en los que se impulsará la vinculación activa del público con la ciencia y la tecnología.

El acceso, enmarcado por una escultura en metal en la que destaca la Constitución argentina, da cuenta de la intención de remarcar el acceso a la ciencia como un derecho de los pueblos.

Ya dentro, está dividido en cinco ‘continentes’: los cuatro elementos básicos de la naturaleza: agua, tierra, aire y fuego, más uno, imaginación, dedicado a la creatividad humana.

El continente Agua está representada por un edificio octaedro, que ofrecerá una visita simulada a los Hielos Continentales, con trajes especiales, reproduciendo las temperaturas extremas de la Antártida en una extensión de 600 metros cuadrados.

Además, se emplaza la muestra “Yaciretá, el fin de la historia”, con una simulación multisensorial que permitirá a los visitantes conocer el interior de la represa y percibir los sonidos de la naturaleza.

La empresa de aguas nacional, AySA, muestra, en una inmensa pileta, el proceso de potabilización, desde la toma de agua del río hasta que llega a los grifos en los hogares.

En el continente Tierra se despliegan distintos paseos temáticos a través de un cubo de 1400 metros cuadrados. Una de las atracciones será el “Qbo”, una performance en un espacio retroiluminado que late según lo que sucede dentro.

También cuenta con una “Pista de Pruebas de Vehículos”, donde los visitantes podrán manejar autos de vanguardia como el Nach One o también el vehículo a vela para todo terreno.

También estará allí la cápsula Fénix 2, de 4 metros de largo y 53 centímetros de diámetro con la que, en octubre de 2010, se rescató a los 33 mineros de la mina San José de Atacama (Chile), que permanecieron 70 días a más de 600 metros bajo tierra. La operación fue seguida por televisión por millones de televidentes de todo el mundo.

El continente Aire alberga un edificio piramidal de 18 metros de alto, que contiene siete muestras sobre el desarrollo aeroespacial del país, como “Argentina en el espacio”, con maquetas en tamaño real de los satélites SAC-C, SAC-D Aquarius y Saocom y de los proyectados Sabioamar y Sare.

En la carpa del Observatorio de partículas cósmicas Pierre Auger (Malargüe, provincia de Mendoza), además del paseo explicativo de las actividades del centro, se encuentra un Planetario para ciegos -creado y realizado por la doctora en Física Beatriz García-, que podrá visitarse.

Al aire libre se alza el Tronador II, el primer lanzador proyectado espacial desarrollado en el país, por la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) para transportar hasta 250 kilos de carga a 400 kilómetros de altitud.

En la “Plaza de los Radares” se presentará esta tecnología, que sólo Estados Unidos y la Argentina han desarrollado en América.

En el “Playón del Aire” se presentará la historia de la aeronavegación argentina, incluyendo el célebre avión Pulqui (‘flecha’, en mapuche), el primero diseñado y construido en el país, durante el primer gobierno de Perón (años 40 del siglo pasado).

El “laboratorio de Control” de emisión de gases contaminantes del aires, una instalación a cargo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable junto con Volkswagen, Peugeot, Mercedes Benz, Tatsa, Toyota y Renault.

El continente Fuego está simbolizado por una gran cúpula geodésica de acero y cristal, de 500 metros cuadrados, incluye el “Simulador Nuclear”, que simula el interior de una central nuclear que puede ser recorrido por los visitantes como si fuesen técnicos de la planta. Su diseño estuvo a cargo de la empresa pública Nucleoeléctrica Argentina. En la zona más caliente, el grupo teatral Fuerza Bruta representará el espectáculo “Pared de Fuego”.

También hay instalaciones que muestran otras alternativas de generación de energía: un parque de molinos de viento, placas solares.

El continente Imaginación constituye un espacio didáctico, centrado en el concepto de nanotecnología y sus aplicaciones. Dispone de diversos juegos interactivos: trivial, pantallas táctiles, videojuegos, robots, un cine en 3D.

Se trata de un proyecto de comunicación pública sobre ciencia y tecnología único en el país. Uno de sus objetivos fundamentales es acercar a las nuevas generaciones a la ciencia y al lenguaje científico. Se cuenta con cuatro espacios, las “Naves de la Ciencia”, con gradas a los costados, en los que se ofrecerán 20 espectáculos de ciencia por día.

Los organizadores –instituciones científicas, grupos de divulgadores y artistas- esperan la participación de 4000 niñas y niños por día, más de 100 mil en total, y están preparados para transmitirles la aventura del conocimiento, su historia, sus conflictos, sus logros en el país. Y, cómo no, los sueños de futuro.

Quizás también le interese:

Fuente: nuevatribuna.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: