La Audiencia Nacional absuelve a Otegi por el homenaje al etarra Sagarduy

Arnaldo Otegi Arnaldo Otegi, en la Audiencia Nacional en enero de 2010. (Ángel Díaz / Pool Reuters)

  • Consideran que la juez anterior tenía prejuicios respecto a su culpabilidad.
  • Como pruebas se aportaron recortes de prensa que no se correspondían con el video del acto.
  • El fiscal pedía 18 meses de prisión para Otegi.
EFE. 22.07.2011 – 13.46h
La Audiencia Nacional ha absuelto al exportavoz de BatasunaArnaldo Otegi, por participar en un acto de homenaje al expreso etarra José María Sagarduy en 2005, hechos por los que ya fue condenado pero que el Tribunal Supremo anuló al estimar que una juez “prejuzgó” su culpabilidad.

En su sentencia, la sección cuarta de la sala de lo penal de este tribunal, señala que no puede dar por probados hechos que las acusaciones no han formulado en sus escritos, en los que incorporaban recortes de prensa con unos entrecomillados que no se corresponden con la grabación del acto proyectada durante el juicio, a la que da prevalencia por su “objetividad”.

Asimismo, los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Carmen Paloma González y Nicolás Poveda, que sustituyeron al primer tribunal que condenó a Otegi, muestran sus dudas sobre la finalidad del discurso que pronunció el dirigente abertzale, que se enfrentaba a una petición fiscal de 18 meses de prisión.

La sentencia considera probado que el 9 de julio de 2005 se celebró en Amorebieta un acto para exigir la puesta en libertad del preso etarra -que llevaba 25 años en prisión- que fue organizado a instancias de su familia y diversas entidades culturales y deportivas y que contó con el apoyo de distintas organizaciones de la izquierda abertzale, entre ellas Gestoras Pro Amnistía.

Durante su discurso, prosigue, subido en un estrado coronado por un cartel con dos fotografías de Sagarduy y lemas exigiendo su libertad, Otegi hizo un símil con Nelson Mandela y del proceso de cambio en Sudáfrica con la situación del País Vasco y “abogó por conseguir la democracia y la justicia en Euskal Herria”. “Pero de tales comparaciones no puede llegarse a la conclusión de la existencia del ilícito penal imputado“, afirma el tribunal.

A ello añade que de los escritos de las acusaciones, “reducidos” a ese “desafortunado símil”que hizo el dirigente abertzale, no puede extraerse que su objetivo fuera el ensalzamiento de las actividades terroristas de Sagarduy, “sino solo denunciar lo que consideró que era una legislación y una política penitenciaria injustas“.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: