Tragedia en Noruega: 91 muertos en un doble atentado dirigido contra el partido del Gobierno

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 23.07.2011 – 09.44h

Noruega sufría este viernes 22 de julio el primer atentado político de su historia. Y por partida doble. El primer ataque fue la explosión de una bomba a las 15.20 h en el distrito gubernamental de Oslo que provocó la muerte de al menos siete personas y decenas de heridos. El segundo fue un tiroteo en una isla cercana a la capital noruegaUtøya, en el que fallecieron al menos 84 personas de un campamento de las juventudes del partido socialdemócrata. En total, al menos 91 víctimas mortales en lo que parece un atentado contra el partido en el Gobierno, el Partido Laborista de Noruega.

La Policía logró detener en Utøya a un hombre al que identificó como supuesto autor de la masacre, que iba vestido de policíacuando realizó el ataque contra un campamento juvenil. Según ha confirmado el Gobierno, el arrestado es noruego, tiene 32 años y podría pertenecer a movimientos de extrema derecha.

Este sábado la Policía ha detenido a una segunda persona a las puertas del hotel en el que el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, visitaba a los heridos del tiroteo. El hombre iba armado con un cuchillo. Preguntado si el atentado iba precisamente contra su partido, Stoltenberg dijo que era pronto para decirlo, pero que la matanza en Utøya iba claramente contra “jóvenes politicamente activos”.

El primer ministro y las juventudes

El peor día de la reciente historia noruega empezaba a primera hora de la tarde cuando una gran explosión sacudía el centro de Oslo, en una zona donde se encuentran distintos ministerios, oficinas gubernamentales y empresas. La Policía noruega cree que el objetivo era hacer explotar la oficina del primer ministro, Jens Stoltenberg. Era el momento en el que la mayoría de empleados terminaban su jornada. En el ataque, murieron al menos siete personas y decenas resultaron heridas.

El primer ministro, Jens Stoltenberg, resultó ileso en el atentado pues no se encontraba en su oficina en ese momento. Posteriormente, reunió a su gabinete de crisis para afrontar los hechos y este sábado ofrecía una rueda de prensa en la que dijo que el país vivía “la peor tragedia nacional desde la Segunda Guerra Mundial“.

Según parece, el objetivo principal de la bomba era el edificio del primer ministro y algunas sedes de medios de comunicación como Aftenposten, NRK o TV2. Entre ellos, también se encuentra el del popular diario noruego VGpropiedad del grupo de medios Schbisted (dueño del grupo 20 minutos). Una periodista de ese medio narraba para 20minutos.es que al salir de su edificio el paisaje era como “una zona de guerra”.

Coche bomba

Tras el ataque, agentes de la Policía y varios efectivos militares acordonaron el centro de Oslo. También se evacuó el centro de la ciudad y se registraron diversas instalaciones en busca de otros posibles artefactos. Mientras, el diario Aftenposten informaba de escenas de pánico por las calles, con personas corriendo, algunas de ellas ensangrentadas. La Policía suspendió por amenaza de bomba el servicio de tren entre Oslo y el aeropuerto de Gardermoen. Algunas informaciones apuntaban a que se buscaba un paquete sospechoso.

Según la Policía, la explosión fue causada por un coche bomba. Imágenes de la televisión noruega mostraron escenas de caos en el centro del distrito gubernamental, mientras diversos medios locales informaban de la existencia de un automóvil destrozado, donde podría haber sido depositada una bomba, aparcado ante uno de los edificios afectados, el de Industria y Petróleo.

La Policía pidió que se limitara el uso de teléfonos móviles, ya que las líneas estaban sobrecargadas y se activó la alerta en todos los hospitales de Oslo por la probable llegada de decenas de heridos. En un mensaje televisivo, las fuerzas de seguridad pedían a los ciudadanos que no salieran a la calley que no se acercaran al centro de la ciudad.

Tiroteo tras la explosión

Pero la tragedia no acabó ahí. Cerca de dos horas después del primer ataque, un hombrevestido de policía inició un tiroteo en un campamento de las juventudes del Partido Laborista noruego (AUF) en la isla de Utøya, cercana a Oslo. Como consecuencia de los disparos murieron al menos 84 personas y muchas más resultaron heridas. En un principio se hablaba de 10 muertos, pero la cifra se elevó dramáticamente horas más tarde. El presunto autor fue detenido por fuerzas especiales de la Policía. Al parecer, dejó también un coche con explosivos en la isla, según varios medios nórdicos, que no llegó a explotar.

En este campamento intervino por la mañana Gro Harlem Brundtland, ex primera ministra socialdemócrata de Noruega. Además, estaba previsto que el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, pronunciara este sábado un discurso en este enclave.

La Policía fue alertada de los hechos por varios padres de los niños que se encontraban en el lugar. Muchos de ellos decidieron saltar al agua para escapar a nado de la isla, donde la Policía aún busca por si hubiera desaparecidos.

La Policía confirmaba por la noche que los dos ataques estaban conectados y que el autor material de ambos es la misma persona, Anders Behring Beivik. Este sábado, sin embargo, aseguran que tal vez haya otra persona implicada en los atentado. A medio día, detenían en las puertas del hotel en el que el primer ministro visitaba a los heridos a un hombre armado con un cuchillo.

Las primeras hipótesis apuntan a que el objetivo principal de la bomba en Oslo sería el primer ministro del país. La Policía noruega descartaba de madrugada que los dos atentados perpetrados se pudieran atribuir al terrorismo internacional. La autoría fue inicialmente reclamada por el grupo yihadista Ansar al-Yihad al-Alami, pero la propia organización islamista se retractó luego en un foro en Internet.

“La peor tragedia desde la II Guerra Mundial”

El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, calificó este sábado en una rueda de prensa televisada de la “peor tragedia desde la Segunda Guerra Mundial” al doble atentado perpetrado en Oslo y en la vecina isla de Utøya.

“Fue un ataque al paraíso de mi juventud, convertido ahora en un infierno”, añadió el político, quien antes del atentado tenía previsto acudir este sábado a la isla, lugar que había visitado en sus años jóvenes para participar en campamentos juveniles y donde le esperaban ahora casi 600 correligionarios y amigos.

Fue un ataque al paraíso de mi juventud, dice el primer ministro

El ministro de Justicia, Knut Storberget, en la comparecencia junto a Stoltenberg, confirmó por su parte las informaciones anteriormente difundidas por la Policía, según las cuales el presunto autor de la matanza, detenido después de su acción en la isla, es un noruego de 32 años con contactos con la ultraderecha. Este sábado, varios testigos de la matanza en la isla de Utøya afirmaron a los medios de comunicación que vieron a dos personas disparando.

Según la Policía, el sospechoso detenido tenía “opiniones hostiles al Islam”, como reveló un registro efectuado en su casa, donde la Policía encontró varios mensajes colgados en Internet con contenidos ultraderechistas y antimusulmanes.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: