La SGAE, molesta por la declaración de Teddy Bautista evadiendo su responsabilidad

Teddy Bautista, saliendo de la Audiencia Nacional El presidente de la SGAE, Teddy Bautista, abandona la sede de la Audiencia Nacional. (Gustavo Cuevas / EFE)

  • Descargó en los directivos de la entidad el papel ejecutivo que le correspondía.
  • La SGAE asegura que Teddy Bautista tenía la capacidad de decisión última.
  • Según el director general de la SGAE, Enrique Loras, Bautista asumía las decisiones importantes, tales como constitución y la compraventa de empresas.
EUROPA PRESS. 26.09.2011 – 11.53h
Directivos de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) han expresado su malestar por la declaración del ex presidente ejecutivo de la entidad, Teddy Bautista, recogida en el sumario del denominado caso Saga. En sus palabras, éste descarga sobre dichos directivos un papel ejecutivo ejercido por él y que ellos en realidad no tenían, “tal y como se recoge en el sumario”, pues según han relatado fuentes cercanas a la entidad, Bautista tenía un “poder omnímodo”.
En el sumario, el director general de la entidad, Enrique Loras, afirma que Bautista dispone de “poderes máximos” e imparte “instrucciones en ocasiones por escrito”. Además, añade que “asume las decisiones importantes, tales como constitución o no de empresas, compraventa de empresas, compraventa de edificios, planes estratégicos de la entidad, y cualquier tipo de ampliación de capital de las entidades del grupo SGAE”.

Sin embargo, Bautista afirma en su declaración que aunque es el máximo responsable, su poder “se encuentra muy limitado por lo que marcan los estatutos y siempre deben ser sometidas las decisiones a los órganos colegiados”. Asimismo, se escuda en “que todas las decisiones que se hayan de adoptar tanto en la SGAE como en la SDAE, deben ser supervisadas por el director económico financiero, el cual las enviará para su aprobación al Consejo”.

En contra de lo planteado por Bautista, el magistrado Pablo Ruz señala que de las “intervenciones telefónicas se desprende que Eduardo Bautista participa de forma activa y tiene la capacidad de decisión última en materias relevantes de la SGAE”, apoyando así los planteamientos de Enrique Loras.

Precisamente Loras también defiende ante el juez que “en los Consejos de Administración de la SDAE no se tomaban muchas decisiones”, dado que “era el señor Neri la persona que traía las propuestas consensuadas con el señor Bautista, y si la propuesta sonaba bien, se solía aprobar”, puesto que carecían de “recursos técnicos para valorarlas”.

En lo que respecta a la SDAE, Loras afirma que Neri es la persona que se encarga “totalmente” de su gestión, que el Bautista es el presidente ejecutivo de la SDAE, y añade que cree que pudiera desempeñar funciones similares a las que realiza en la SGAE.

Loras reconoce que fue Bautista la persona que le introdujo en la SGAE, y que sabe que tanto Bautista como Neri eran músicos, por lo que suponía que se “conocían de antes”. “Desde luego Neri es una persona de mucha confianza de Teddy”, remacha Loras, actualmente de baja por depresión. Por último, en las conclusiones del sumario, algunos colaboradores directos de Bautista afirman que éste mantenía un “control efectivo de las decisiones de Gobierno de la SGAE”, al tiempo que acuñan el término “presidencialista” para definir el estilo de dirección seguido en la entidad.

Relacionadas en 20minutos.es

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: