Cuando la Fiscalía ordena la detención de un policía por agredir a una ‘indignada’ no puede ser España

avatarDavid Ballota  14 de octubre de 2011 | 23:51

El miércoles 12 de octubre un grupo de unos treinta indignados protestó en la sede del banco Dexia en Bruselas. Otro banco rescatado con dinero público. El PER de los bancos y cajas que pactan los políticos instalados en el bar del Congreso… o del Palace. Como caracteriza al movimiento de los indignados la acción de protesta en el banco rescatado con dinero público fue totalmente pacífica. Pero no tardaron en llegar un grupo de policías uniformados y otros de paisano que nada más entrar comenzaron a empujar a los ‘indignados’ con el objetivo de expulsarlos del banco.

Los activistas se dirigieron entonces hacia la puerta de salida pero algunos de ellos quedaron relegados y comenzaron a ser reducidos de manera violenta, puestos boca abajo y esposados por la espalda. Uno de los policías, vestido de paisano y que en ningún momento se identificó, “arrastró” a una chica de 18 años y le golpeó en la cara, según ha contado ella misma.

Cuando todos los retenidos estaban agolpados en el suelo, el mismo policía que había agredido anteriormente a la chica le propinó una patada en la cara, tal y como se se aprecia en las imágenes que encabezan este post y que fueron grabadas con un móvil.

Tras ver las imágenes la Fiscalía ordenó la inmediata detención del policía. Minutos después fue detenido en su casa y conducido a comisaría por sus propios compañeros. España es diferenteMuy diferente.

Por cierto, que según los test de estrés realizados hace “cuatro días” el banco Dexia era un banco modélico. Tenemos un grave problema con la banca, los reguladores tramposos y los políticos instalados. Es necesario un cambio global y denunciar sus abusos para no convertirnos en su estúpida mercancía.

En Nación Red | #yosalgo15O para denunciar la alianza de políticos y banqueros (subsidiados)

A %d blogueros les gusta esto: