La patronal desvela el programa de Rajoy

Vídeo electoral del Partido Socialista

nuevatribuna.es | Rafael Simancas | Actualizado 21 Octubre 2011 – 16:35 h.

La estrategia del PP ante las elecciones del 20 de noviembre pasa por una campaña sin programa ni debate. Rajoy y los suyos confían plenamente en la inercia del desgaste gubernamental para sumar una mayoría cómoda, sin necesidad de exponer y contrastar sus propuestas de gobierno. Es más, huyen como gato escaldado de cualquier controversia que pueda restar clientela propia o excitar al votante socialista.

Puede ser una estrategia eficaz. Está por ver. Pero, desde luego, se trata de un fraude en términos democráticos. Los ciudadanos merecen conocer los planes auténticos de unos y de otros para hacer frente a los graves desafíos del país, antes de decidir su voto. Quien les niega este conocimiento, defrauda al elector y contribuye al descrédito de la democracia representativa.

No obstante, resulta muy difícil mantener oculto lo obvio. Los dirigentes de la poderosa patronal madrileña sostienen una vinculación muy estrecha con el PP. Durante la última década ha existido una auténtica unidad de pensamiento y de acción. Este idilio no ha servido para que los madrileños escapen de la crisis o el desempleo, pero sí será útil para que todos los españoles conozcan el programa que Rajoy quiere ocultar. De hecho, los patronos madrileños dicen lo que Rajoy calla.

Dado que el candidato del PP considera que en España hay que gobernar “como Dios manda”, estos representantes del poder económico capitalino se han apresurado a redactarle el catecismo de cumplimiento “inmediato”, “ineludible” e “inexcusable”. Y todos los “mandamientos” de este catecismo pueden resumirse en uno: más ventajas para los que más tienen, y más recortes para los que menos tienen.

El dictado de la patronal madrileña va mucho más allá de un programa neoliberal de Gobierno. Este programa “oculto” de la derecha española constituye una enmienda a la totalidad del modelo social imperante en nuestro país desde el consenso constitucional. El abaratamiento del despido y el fin de la ultractividad de los convenios colectivos suponen la desregulación definitiva del mercado laboral. La privatización de los servicios públicos, el “copago” de las prestaciones básicas y la reducción de las cotizaciones sociales a pagar por los empresarios significa la sentencia de muerte del sistema de bienestar social. Las bajadas generalizadas de impuestos equivalen al desmantelamiento práctico del Estado.

Pocos dudan ya de la autenticidad de este programa, pero al menos cabe pedir a Rajoy y a los suyos que no se escondan tras la cobarde indefinición, y que lo defiendan con honestidad a cara descubierta. O si no, que lo desmientan.

Rubalcaba invita cada día a los numerosos electores indecisos a “pensar con detenimiento el sentido de su decisión, porque es mucho lo que está en juego”. Esta revelación de la patronal madrileña es un argumento más.

A pesar de las ocultaciones y las simulaciones, las posiciones de unos y de otros aparecen cada día más nítidas. El PSOE busca salir de la crisis, con una economía más sólida y una sociedad más justa. El PP utiliza la crisis para consolidar el beneficio de los poderosos y desmontar el Estado de Bienestar.

Quizás también le interese:

Gadafi fue ejecutado tras ser capturado vivo

El líder libio, Muamar Gadafi, recibió sendos disparos de bala en la cabeza y el abdomen por sus captores cuando estaba bajo custodia, según ha informado el Consejo Nacional de Transición.

Ultimos momentos con vida de Gadafi

nuevatribuna.es | | Actualizado 21 Octubre 2011 – 20:30 h.

Este relato concuerda con el hecho de que un vídeo grabado por los rebeldes y difundido en Internet muestra al coronel todavía vivo en manos de los combatientes que le capturaron. De hecho, una fuente del Consejo Nacional de Transición Libio ha llegado a reconocer que Gadafi murió cuando estaba bajo custodia de los sublevados.

El primer ministro del Gobierno interino, Mahmud Jibril, se ha limitado a confirmar en rueda de prensa la muerte de Gadafi y ha anunciado que se investigará cómo se produjo. “Confirmamos que todos los demonios, además de Gadafi, han desaparecido de este querido país”, ha afirmado Jibril, mientras el cadáver de quien fue líder del país durante 42 años era trasladado a Misrata, tercera ciudad del país y quizá la que más animadversión siente por el coronel por el asedio al que sometieron sus fuerzas esta localidad durante meses.

Un portavoz del Consejo Nacional de Transición (CNT) en Benghazi, Jalal al Galal, ha informado de que el médico que ha examinado en Misrata el cuerpo del coronel ha observado que presenta sendas heridas de bala en el abdomen y en la cabeza.

El vídeo en el que aparece Gadafi muestra al coronel herido, con la ropa ensangrentada mientras le trasladan los combatientes desde una camioneta al suelo. En un determinado momento, en el vídeo se escucha el grito de “dejadle vivo” y, cuando Gadafi no aparece en imagen, se escuchan varios disparos de bala.

El cuerpo del coronel fue trasladado en ambulancia hasta una mezquita de Misrata. El responsable del CNT Abdel Majid Mlegta ha explicado que el cadáver está siendo sometido a pruebas de ADN para confirmar que se trata de Gadafi. El mandatario depuesto será enterrado en Misrata, seguramente este viernes, en cumplimiento de la tradición musulmana.

Aviones franceses detuvieron el convoy que sacaba a Gadafi de Sirte

El ministro de Defensa francés, Gerard Longuet, ha anunciado esta tarde que aviones de la fuerza aérea gala fueron los encargados de detener al convoy que estaba sacando a Muamar Gadafi de Sirte, su ciudad natal y uno de los últimos bastiones que le quedaban a las fuerzas gadafistas hasta hoy.

Según ha explicado Longuet, los aviones franceses identificaron y detuvieron el convoy en el que viajaba Gadafi. El convoy, que estaba compuesto por “varias decenas de vehículos”, “fue detenido en su progresión cuando intentaba huir de Sirte, pero no ha sido destruido por la intervención francesa”, ha señalado Longuet, que ha aclarado que a continuación intervinieron combatientes del CNT, que destruyeron los vehículos, de los que “sacaron al coronel Gadafi”.

Esta mañana, fuentes de la OTAN habían reconocido que aviones que participan en la operación en Libia habían llevado a cabo un bombardeo en Sirte. “Ha habido un ataque aéreo esta mañana. Pero no sabemos si era el mismo convoy en el que viajaba” Gadafi, han indicado fuentes del cuartel militar de la Alianza Atlántica.

Saif al Islam también ha muerto en los combates de este jueves en Sirte

Saif al Islam Gadafi, hijo del depuesto líder libio Muamar Gadafi, ha fallecido este jueves en los combates ocurridos en la ciudad de Sirte, según ha confirmado la cadena Al Arabiya.

Las informaciones previas reveladas por fuentes del Consejo Nacional de Transición (CNT) situaban a Saif al Islam tratando de huir de Sirte y rodeado por las fuerzas del Gobierno provisional.

Quizás también le interese:

Noticias relacionadas:

Se enriquecen a nuestra costa

La crisis económica, que la están pagando quien no tiene la culpa de lo que ha sucedido, y de la que se benefician los responsables de lo que ha pasado, está poniendo al desnudo el escándalo de la sociedad en la que vivimos. El avance económico que ha tenido lugar en los países desarrollados, sobre todo desde el fin de la segunda guerra mundial, ha ocultado muchas de las miserias del capitalismo en el que vivimos.

nuevatribuna.es | Carlos Berzosa | Actualizado 21 Octubre 2011 – 15:27 h.

protestas puerta del sol

El aumento de la tarta, y el hecho de que todas las clases sociales consiguieran aumentar el trozo correspondiente independientemente de la distribución, atenuó los conflictos sociales y los enfrentamientos entre las clases sociales que se produjeron a lo largo del siglo XIX y principios del XX. Las proclamas revolucionarias dieron paso a las proposiciones reformistas. Por lo general, ya no se trataba tanto de acabar con el capitalismo, sino de reformarlo. Las clases trabajadoras mejoraron sus condiciones materiales y accedieron a bienes y servicios que eran impensables en periodos anteriores.

El periodo comprendido entre finales de los años cuarenta y principios de los setenta del siglo XX supuso la consecución de un crecimiento económico como no había tenido lugar en momentos históricos anteriores, mejoras en la distribución de la renta, y avances en la igualdad de derechos y oportunidades. Todo se alcanzó posibilitado por ese importante crecimiento económico y las mejoras en la productividad del trabajo, lo que favoreció los incrementos de los salarios reales de los trabajadores. La expansión del crédito al consumo amplió la capacidad de adquirir bienes a la clase trabajadora e intermedia. La consolidación del estado del bienestar sustentado en un sistema fiscal progresivo favoreció una cierta tendencia hacia la igualdad en las rentas y en las oportunidades. De forma que la economía consiguió el pleno empleo y ello fue compatible con una determinada cohesión social.

No fue oro todo lo que relucía, y en aquellos años de pleno empleo y mejoras sociales, seguían dándose desigualdades de diversa naturaleza, entre ellas la de género, al tiempo que había exclusiones sociales. Pero se habían dejado atrás las grandes privaciones que había sufrido durante décadas la clase trabajadora. Estas mejoras no son ajenas a la fuerza de los sindicatos, la presencia en los parlamentos con gran apoyo electoral, en muchos casos, de partidos de izquierda, y la división de Europa en dos bloques.

Estos treinta años gloriosos como los han calificado algunos autores, sobre todo franceses, no supusieron que se acabara con la explotación tal como es explicada por Marx, esto es, en términos científicos y no morales o humanistas, y no supuso el fin de las diferencias entre las clases sociales, ni la desaparición de las mismas como algunos autores preconizaban.

Al tiempo, además, de estos avances que se daban en los países más desarrollados y en algunos de los que se iban incorporando al grupo de cabeza, tenía lugar una gran desigualdad entre países, que se agrandaba con el paso de los años, y la pobreza y el hambre seguían presentes, incluso aumentaban en la economía mundial. Los países ricos se aprovechaban de los países pobres a través de diferentes mecanismos. De forma que la prosperidad de unos no era ajena a las miserias de los otros.

Este capitalismo regulado y capaz de hacer compatible hasta cierto punto el crecimiento con el pleno empleo y con determinados grados de cohesión social se acabó con la crisis de los años setenta del siglo pasado. Esta crisis a la que se tiene menos en cuenta, que la que hubo en los años treinta a la hora de analizar la actual, fue también profunda y duradera y ha tenido más repercusiones en lo que está pasando de lo que normalmente se analiza. De hecho es importante recalcar que los males presentes tienen su origen en la salida que el capitalismo, ante un movimiento obrero debilitado, dio a esa crisis de los setenta.

La globalización, el predominio de las finanzas, la desregulación, el fundamentalismo de mercado, tienen su origen en los años ochenta del siglo XX y fue la respuesta que se dio a esa crisis y al modelo capitalista anterior. Desde entonces el estado del bienestar ha sufrido constantes ataques, el pleno empleo ha desaparecido, y la desigualdad en las rentas se ha incrementado, prácticamente en todos los países desarrollados sin excepción, aunque en grados diferentes.

De todos modos, aunque el crecimiento en general ha sido inferior al que se dio en los treinta gloriosos, ha habido crecimiento y esto conjuntamente con los cambios habidos en el sistema a escala global y que ha afectado a la localización de la producción y a la forma de desarrollarse ésta, ha provocado demasiado conformismo en el mundo desarrollado. Estos cambios han afectado a los sindicatos tal como se habían organizado tradicionalmente, cuyo bastión principal se encontraba en la gran empresa. Al modificarse los procesos de producción y distribución las organizaciones sindicales pierden fuerza. La menor capacidad reivindicativa, aunque haya protestas puntuales con huelgas y manifestaciones, ha dejado el camino libre al capital que domina como hacía tiempo no lo hacía.

El conformismo se ha dado porque el capitalismo liberal de estos últimos tiempos, a pesar de todo los males que genera, ha utilizado instrumentos de alienación ideológica, con el predominio que ejerce sobre los medios de comunicación, y a lo que ha contribuido también la caída de los regímenes del este europeo, la debilidad sindical y la conversión de la socialdemocracia en social-liberal. Las clases trabajadores y las clases intermedias han seguido consumiendo, como consecuencia de haberse endeudado, haber disminuido el tamaño de las familias, y haberse producido en mayor escala que en periodos anteriores la incorporación de la mujer al trabajo retribuido. Se han acabado las voces de protesta, porque el capitalismo nos ha comprado con un plato de lentejas.

Mientras todo esto sucedía, el enriquecimiento de unos pocos ha contrastado con las dificultades de la mayoría para sostener esa carrera desenfrenada hacia el consumismo. Una de las esencias del capitalismo, es que este sistema se basa en el enriquecimiento de unos pocos basado en la explotación a los trabajadores. Este enriquecimiento difiere a su vez, según las fases por las que el capitalismo ha pasado, y por las formas en que este se desenvuelve. Desde que tiene lugar el capitalismo desbocado este enriquecimiento adquiere dimensiones escandalosas, pues no solamente se basa en la obtención de la plusvalía, sino en comportamientos ilícitos e ilegales, en muchos casos. Al final lo pagamos los ciudadanos asalariados de una forma o de otra.

La crisis ha puesto en evidencia todo esto, y el escándalo es mayor cuando frente a los recortes sociales, disminución de sueldos, despidos masivos, se ofrecen beneficios crecientes de empresas y bancos, grandes retribuciones a los ejecutivos, pensiones de lujo que ellos mismos se ponen, blindajes de sus sueldos, por los mismos que dicen que hay que favorecer el despido libre, eliminar la negociación colectiva, recortar las pensiones, y disminuir los impuestos. Ante este espectáculo de los prepotentes que nos tratan a los demás como ciudadanos de tercera clase, hay que reaccionar. El 15-O es una gran esperanza, algo se mueve en el mundo y hay que acabar con tanto privilegio. Lo que no se puede es ser cómplice de una situación que resulta a todas luces escandalosa.

Quizás también le interese:

President Obama Has Ended the War in Iraq

Posted by Matt Compton on October 21, 2011 at 02:18 PM EDT

Ed. Note: Shortly after President Obama’s remarks on ending the war in Iraq, we held a session of White House Office Hours on Twitter. Ben Rhodes, Deputy National Security Advisor for Strategic Communications, signed on @WHLive to answer your #WHChat questions on ending the war in Iraq responsibly, and bringing our troops home. Take a look at your questions and Ben’s answers

In 2008, in the height of the presidential campaign, then-Senator Obama made a promise to give our military a new mission: ending the war in Iraq.

As the election unfolded, he reiterated this pledge again and again — but cautioned that we would be “as careful getting out of Iraq as we were careless getting in.”

Last year, the President made progress toward achieving that goal. He brought an end to the combat mission in Iraq, and through the course of the past 14 months, more than 100,000 troops have returned to their families.

Now, that promise will be wholly fulfilled. Today, President Obama announced that the rest of our troops will be home by the holidays:

Over the next two months, our troops in Iraq—tens of thousands of them—will pack up their gear and board convoys for the journey home. The last American soldiers will cross the border out of Iraq—with their heads held high, proud of their success, and knowing that the American people stand united in our support for our troops. That is how America’s military efforts in Iraq will end.

But this moment represents more than an accomplishment for the President. It marks a monumental change of focus for our military and a fundamental shift in the way that the our nation will engage in the world:

The United States is moving forward, from a position of strength. The long war in Iraq will come to an end by the end of this year. The transition in Afghanistan is moving forward, and our troops are finally coming home. As they do, fewer deployments and more time training will help keep our military the very best in the world. And as we welcome home our newest veterans, we’ll never stop working to give them and their families the care, the benefits, and the opportunities that they have earned.

See more about Foreign Policy
.

PATAGONIA SIN REPRESAS!!!

 TENEMOS EL MOTOR DE ENERGIA LIBRE!!!

Un motor autónomo con impulso magnético autosuficiente y retroalimentado

www.youtube.com/watch?v=XZin3HejPWM

A %d blogueros les gusta esto: