Fuertes nevadas en el noreste de Estados Unidos

01 de noviembre 2011

Descargar imagen de gran tamaño (4 MB, JPEG) ……………….30 de octubre 2011
Descargar archivo GeoTIFF (23 MB, TIFF) …………………………30 de octubre 2011
Descargar archivo de Google Earth (KMZ) ………………………..30 de octubre 2011

Una tormenta de fuera de temporada a principios caído hasta en un 32 pulgadas (81 centímetros) de nieve en algunas partes del noreste de Estados Unidos a finales de octubre de 2011. Apodado “Snowtober,” dejó la tormenta de nieve húmeda y pesada de los árboles todavía cargados de hojas. Informes de prensa describen las ramas quebró, rompió las líneas de energía y empresas de servicios públicos luchan por restaurar las luces y el calor.

El Espectrómetro de Imágenes de Resolución Moderada (MODIS) de la NASA Terra satélite captó esta imagen de color natural el 30 de octubre de 2011. Una franja de barrido la nieve de Virginia Occidental hacia el noreste a Maine. Nubes rondan este y el oeste de la nieve, ver bloqueando el sensor del satélite del oeste de Pensilvania y partes del Océano Atlántico.

La tormenta se desató nevadas-cantidad total de registros en las ciudades del noreste de EE.UU., Gang capital informó El Tiempo. La tormenta de también fue sorprendentemente intensa, provocando rachas de viento a lo largo de la costa de Massachusetts, 69 millas (111 kilómetros) por hora.

Más de 3 millones de hogares y negocios sin electricidad a raíz de la tormenta, según informes de prensa. Pandillas de capital Tiempo informó que la tormenta causó una pérdida récord de electricidad en Connecticut-peor que la pérdida de potencia causada por el huracán Irene. Como residentes regresaron a trabajar el 31 de octubre, cerrados o hielo en las carreteras desplazamientos complicados en varios estados. Afortunadamente, el aumento de las temperaturas se espera que ayude a derretir la nieve.

  1. Referencias

  2. . Freedman, A. (2011, 31 de octubre) Histórico octubre tormenta Noreste: Epic. Increíble. Francamente ridículo. Banda El tiempo en Capital. El diario The Washington Post. Consultado el 31 de octubre 2011.
  3. Centro de Predicción Hidrometeorológica. (2011, 31 de octubre). tormenta mensaje de resumen. EE.UU. Servicio Meteorológico Nacional. Consultado el 31 de octubre 2011.
  4. Meliá, M., The Associated Press. (2011, 30 de octubre). nieve temprana afecta a millones de personas. Times Union.Consultado el 31 de octubre 2011.
  5. MSNBC. (2011, 31 de octubre). “Lo que una tormenta”:. Poder todavía fuera a millones después de las primeras nieves Consultado el 31 de octubre 2011.

NASA imagen cortesía de Jeff Schmaltz, Equipo de Respuesta Rápida de MODIS, Goddard Space Flight Center. Leyenda por Michon Scott.

Un “Menú para Durban” para convencer a los líderes mundiales de actuar contra el Cambio Climático

Con su “Menú para Durban” InspirAction lo deja claro: es hora de hacer frente al cambio climático. Porque si sigue avanzando, el menor de nuestros problemas será alimentarnos de insectos.

Paella de hormigas, sushi de saltamontes… ¿Tendremos que acostumbrarnos? En InspirAction creemos que los primeros que deberían probar ese menú son los líderes que tomarán decisiones en Durban. Tal vez así sean más conscientes del riesgo que corremos si no hacemos frente con determinación al cambio climáticoFirma ahora la petición on line de InspirAction, y hazles saber que no estamos dispuestos a acostumbrarnos a ese menú. Deben actuar ya.

Tras los escasos resultados de las últimas cumbres climáticas, la esperanza de romper el estancamiento mundial descansa ahora en las iniciativas de la Unión Europea, indica la ONGD InspirAction. “Quedan menos de 50 días antes de abrir de nuevo el proceso de negociación en Durban (Sudáfrica). Seguimos sin avances significativos, así que sólo nos queda instar a la Unión Europea a utilizar su poder para impulsar un mayor apoyo internacional para conseguir un segundo período del Protocolo de Kyoto, sin el cual el mundo quedaría avocado al caos climático, sin posibilidades de estabilizar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, indican desde InspirAction.

El protocolo de Kyoto encarna el principio de justicia climática, la idea de que los países industrializados que más han contribuido a crear el problema del cambio climático tienen  una mayor responsabilidad a la hora de reducir sus emisiones y ayudar a los países más pobres a hacerle frente. No podemos esperar más: es hora de que Europa lidere un paso adelante en la negociación climática, sin esperar a que EE.UU. lo haga. “Por desgracia, no podemos esperar más. El resto del mundo tiene que moverse, con o sin EE.UU. Es necesario que Europa lidere el camino”

No todo es negativo: cada vez existe una mayor certeza entre la opinión pública de que es hora de actuar. Los resultados de la nueva encuesta del Eurobarómetro indican  que los europeos consideran que el cambio climático es el segundo problema más serio que enfrenta el mundo hoy en día. La pobreza, el hambre y la falta de agua potable fueron elegidos como el problema más grave por un 28 por ciento de los encuestados, mientras que el cambio climático ha sido seleccionada por el 20 por ciento, seguido por la crisis económica (16 por ciento) y el terrorismo internacional (11 por ciento). La encuesta también muestra que en la UE, la mayor parte de la población considera a los gobiernos nacionales responsables de la lucha contra el cambio climático (41 por ciento de los encuestados), seguidos por la propia Unión Europea (35 por ciento) y el comercio y la industria (35 por ciento).

“Esperamos que los ministros de medio ambiente europeos tomarán nota de la preocupación de los ciudadanos por el cambio climático, y decidirán por fin hacerle frente. Mientras los países más ricos del mundo no lleguen a un acuerdo internacional sobre el clima, las personas que viven en la pobreza seguirán sufriendo el impacto de los fenómenos climáticos extremos”, afirma Isabel Ortigosa, responsable de incidencia de InspirAction.

Fuente: veteacostumbrando.inspiraction.org

España: El PP rechaza reducir las emisiones de CO2 y pondrá freno a la lucha contra el calentamiento global

Por: PATRICIA MARTÍN.

El Partido Popular (PP), que gota a gota va dejando entrever qué hará si como vaticinan todas las encuestas alcanza la Moncloa el próximo 20 de noviembre, mostró ayer que en la lucha contra el cambio climático se sitúa varios pasos por detrás de la postura mantenida por el Gobierno socialista. La formación liderada por Mariano Rajoy avisó de que con la actual crisis no apoyará que la UE se fije como objetivo para el 2020 una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 30% respecto a las emitidas en 1990, en lugar del 20% ya comprometido. Esta posición alinearía a España con países como Italia o Polonia, frente al deseo de Francia y Alemania, al que se sumó el Gobierno del PSOE, de ser más ambiciosos y exigir el 30%.

El consenso sobre la necesidad de rebajar un 30% las emisiones de CO2 saltó ayer por los aires sobre las alfombras del Congreso de los Diputados. El Partido Popular decidió no votar a favor de las conclusiones de la comisión para el estudio del cambio climático y presentó en su lugar un informe propio en el que recomienda no apoyar ese esfuerzo de reducción de emisiones, y demanda que no se adquieran nuevas obligaciones en este apartado si no cuentan con el consenso de todos los países desarrollados.

El PP se abstuvo y presentó un voto particular a las 101 recomendaciones contra el cambio climático aprobadas ayer por amplia mayoría en las Cortes. La diputada popular María Teresa Lara consideró que la recesión económica impide poner en práctica las peticiones que propone el texto y avisó de que un Gobierno capitaneado por los conservadores no suscribirá ningún compromiso vinculante de emisiones tras el 2012, fecha en la que expira el Protocolo de Kioto, si no existe una promesa “de similar intensidad” por parte de todos los países desarrollados. “De poco sirven los esfuerzos de la UE si los grandes emisores como China y Estados Unidos no se comprometen también a disminuir emisiones”, argumentó .

LA COMPETITIVIDAD

La portavoz popular explicó que su partido considera que “la lucha contra el cambio climático es una oportunidad para crear empleo”, pero se opone a una política de reducción de emisiones que en su opinión lastra la “competitividad de la industria europea” y provoca que las empresas fabriquen sus productos fuera de la UE.

Para el PSOE, la postura del PP sigue la “línea de la teoría negacionista” que impulsa el expresidente José María Aznar. “El PP se ha desmarcado incluso de la derecha europea y se ha convertido en un reducto del negacionismo”, señaló el socialista Fernando Moraleda, coordinador del texto que contó con el apoyo del PSOE, los grupos nacionalistas catalanes y vascos e IU-ICV.

RECOMENDACIONES Dicho documento recoge las recomendaciones de 65 expertos que han asesorado a los diputados y senadores que conforman la comisión para el estudio del cambio climático. El texto pide una ley contra el calentamiento global que obligue al Gobierno a acompañar las cuentas estatales de los llamados presupuestos de carbono, para reflejar qué cantidad paga España por sus emisiones. Asimismo reclama la introducción de una tasa por el CO2 emitido y que los productos alimentarios, turísticos y químicos reflejen su huella ecológica, es decir, cuánto contamina su fabricación.

Seguir leyendo en: diarioecologia.com

Los incendios aumentarán en España y cada vez serán más largos y peligrosos

Bombero Imagen de un bombero junto a un incendio. (Yves Herman / REUTERS)

  • El 37% de la superficie de España corre riesgo de desertificación.
  • La modificación de uso del suelo y el cambio climático amenazan la biodiversidad.
  • Así lo señala el Observatorio de la Sostenibilidad de España.

20MINUTOS.ES / AGENCIAS. 08.06.2011 – 20.00h

Los incendios en España aumentarán, serán más peligrosos y durarán más tiempo, según elObservatorio de la Sostenibilidad de España (OSE), que apunta a los cambios de suelo como la principal amenaza para la biodiversidad, particularmente la expansión de la agricultura, la urbanización y las infraestructuras de transporte.
.
En su octavo informe temático Biodiversidad en España. Base de la Sostenibilidad ante el cambio global, presentado este miércoles, la OSE analiza el estado y las tendencias de la biodiversidad en España. De acuerdo con el informe, el aumento de las zonas artificiales constituye el cambio de uso del suelo más significativo ocurrido en España entre 1987 y 2006, y el cambio climático es una amenaza para la biodiversidad que irá cobrando mayor importancia en el futuro, tanto en la península como en los archipiélagos

Los espacios naturales del norte peninsular han reducido sus precipitaciones y aumentado sus temperaturas

Así, señala concretamente que los espacios naturales protegidos situados al norte y noroeste de la península tienden a mostrar disminuciones en las precipitaciones y aumentos en las temperaturas, mientras que los protegidos del resto de la península presentan valores de precipitación y temperatura similares a los del norte de África. Como consecuencia de todo ello, advierte además la OSE de que la intensidad, duración y tamaño de los incendios aumentarán, particularmente en el cuadrante suroccidental.

Riesgo de desertificación

A esta evolución se suma el riesgo de desertificación de un 37% de la superficie de España y una doble tendencia del territorio: “mediterranización de la zona norte y aridización de la zona sur”. Asimismo señalan que el cambio climático provocará una disminución del área de distribución de muchas especies forestales y una menor diversidad de especies. Para frenar esta tendencia defiende una integración ambiental efectiva del sector agrario, que implique tanto una mejora de la competitividad como de la situación ambiental a través de buenas prácticas, porque afirma que gran parte de la biodiversidad de España está vinculada al medio agrario, sobre todo a los sistemas extensivos.

El informe apunta asimismo al hecho de que la sobreexplotación del recurso hídrico y la contaminación son las principales acciones antrópicas que afectan a la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos continentales y añade que la sobrepesca está modificando la estructura y funciones de los ecosistemas marinos. Las estimaciones para el Cantábrico indican una reducción del nivel trófico en esta zona. Por otro lado, la aparición de especies de peces y otros grupos taxonómicos con afinidades subtropicales es cada vez más frecuente, apreciándose su expansión hacia el norte.

23 áreas protegidas más

La pérdida de condiciones climáticas favorables a las especies se producirá principalmente en el sistema Central, Sierra Morena y Picos de Europa, así como las serranías de Cádiz, y las áreas comprendidas entre los límites de las provincias del País Vasco y Navarra, sur de Galicia y norte de Zamora. Por todo ello, el informe recomienda mantener la coherencia ecológica y que la conectividad del territorio sea una prioridad.

Serán necesarias al menos 23 áreas protegidas adicionales para representar adecuadamente a los vertebrados terrestres y a las plantas vasculares, mientras que alrededor de 70 nuevas reservas (muchas de ellas micro-reservas) se requieren para los invertebrados en peligro de extinción.

Finalmente, concluye que la biodiversidad desempeña importantes funciones económicasque deben ser reconocidas en las políticas públicas, incluso desde un punto de vista estratégico como elemento dinamizador para la salida de la crisis y la orientación a un modelo productivo sostenible. En el informe se recogen datos del estudio La Economía de los Ecosistemas y de la Biodiversidad (TEEB, por sus siglas en inglés), según el cual lapérdida anual de servicios ecosistémicos equivale a 50.000 millones de euros y en 2050 las pérdidas acumuladas de bienestar supondrán el 7 % del PIB.

Relacionadas en 20minutos.es

El precio de los alimentos se duplicará en 2030

Verduras y hortalizas Estantes de un supermercado con verduras y hortalizas. (Santiago Talavera)

  • El costo medio de los productos agrícolas aumentará entre un 120 y un 180%, según el informe “Growing a Better Future” de Oxfam.
  • La ONG insta a los políticos a regular mejor los mercados alimentarios y a invertir en un fondo global para corregir los efectos del cambio climático.
  • La sequía y el mal tiempo están reduciendo la producción de numerosos países.
EFE. 31.05.2011 – 10.27h
El precio de los alimentos básicos va casi a duplicarse para el año 2030 a menos que los gobiernos tomen medidas urgentes para reformar el sistema alimentario mundial, ha advirtido este martes Oxfam.Para ese año, el costo medio de los productos agrícolas básicos aumentará entre un 120 y un 180%, en parte debido al cambio climático, prevé la ONG en un informe titulado en inglés “Growing a Better Future”.

En él se insta a los políticos a regular mejor los mercados alimentarios y a invertir en un fondo global para corregir los efectos del cambio climático.

“Es preciso reformar el sistema alimentario si queremos superar los cada vez más acuciantes desafíos del cambio climático, combatir la espiral de precios y la escasez de tierra, agua y energía”, afirma la directora ejecutiva de Oxfam, Barbara Stockman, citada en el comunicado.

Inseguridad alimentaria

En Guatemala, señala la organización entre otros ejemplos, 865.000 personas están expuestas a la inseguridad alimentaria debido a que el Estado no ha invertido en los pequeños agricultores, que dependen de las importaciones de alimentos.

Los indios pagan aproximadamente 11,5 euros por un litro de leche

Los indios dedican a su alimentación diaria más del doble que el británico medio de sus ingresos y pagan aproximadamente 11,5 euros por un litro de leche y 6,9 por un kilo de arroz.

En Azerbaiyán, la producción de trigo se redujo en un 33% el año pasado por culpa del mal tiempo, lo que obligó al país a importar cereales de Rusia y Kazajistán y encareció en un 20% los precios de los alimentos en un año.

Consecuencia de los problemas en Oriente Medio y el Norte de África

En África oriental, ocho millones de personas están expuestas a escasez crónica de alimentos debido a la sequía.

El pasado mes de abril, los precios de los alimentos estaban un 36% por encima de los niveles de hace un año, lo que se atribuye a los problemas de Oriente Medio y el Norte de África, entre otros factores.

Los gobiernos deben también aumentar las reservas alimentarias, abandonar sus políticas de promoción de los biocombustibles e invertir en los pequeños agricultores, especialmente en las mujeres, considera la ONG en su informe.

 Relacionadas en 20minutos.es

El Comercio del Carbono

Una breve introducción Ver Comercio de Carbono 09 2009

Una guía de por qué el comercio de carbono no funcionará en justa lucha contra el cambio climático y qué alternativas puede.

Contenido:

1. ¿Cuál es la tapa y el comercio?
2. ¿Cuáles son las compensaciones de carbono?
3. Entonces, ¿qué hay de malo en la tapa y el comercio?
4. mercados relacionados con el crecimiento sea capaz de ofrecer reducciones de carbono?
5. ¿Qué ejemplos ha habido de los regímenes de Capitalización y Comercio?
6. ¿Por qué la Unión Europea de Comercio de Emisiones (EU ETS) otorgará sistemáticamente sobre la asignación de permisos de contaminación?
7. Pero no la segunda fase del ETS de la UE (2008-2012) resolver este sobreasignación?
8. Pero no es la Fase II sin embargo, que conduce a la reducción de emisiones?
9. Entonces, ¿quién se benefició del comercio de carbono?
10. ¿Qué pasa con la fase III de la ETS de la UE?
11. Entonces, ¿cuál es el problema con la compensación de carbono?
12. Las compensaciones de carbono tienen graves impactos ambientales y sociales locales
13. Podría programas de reforestación, como el trabajo de REDD?
14. ¿Qué impacto tendrán los nuevos esquemas de comercio tienen en la compensación y los mercados de carbono de los bosques?
15. ¿Cuáles son los créditos sectoriales?
16. Pero no es el comercio de carbono mejor que nada?
17. ¿Cuáles son las alternativas para el comercio de carbono?

El comercio de carbono es que los países industrializados y las empresas a evitar sus objetivos de reducción de emisiones. Se necesitan dos formas principales: “cap and trade” y “compensación de carbono”.

1. ¿Cuál es la tapa y el comercio?
En los regímenes de topes y comercio, los gobiernos u organismos intergubernamentales establecer un límite jurídico general de las emisiones de carbono en un cierto período de tiempo (“a tope”) y conceda las industrias de un determinado número de licencias para contaminar (“permisos de carbono”). Las empresas que no cumplen con su tapa puede comprar permisos a otras personas que tienen un excedente – generalmente, porque se les ha dado una asignación demasiado generosa en el primer lugar. También puede comprar “compensaciones”.

2. ¿Cuáles son las compensaciones de carbono?
El comercio de carbono se ejecuta en paralelo con un sistema de compensaciones de carbono. En lugar de reducir las emisiones de sí mismos, las empresas y las instituciones financieras internacionales a veces, los gobiernos y los particulares, financiar “proyectos de ahorro de emisiones de” fuera del área cubierta para generar créditos de carbono, que también puede ser comercializado en el mercado de carbono. Limpieza de la ONU para el Desarrollo Limpio (MDL) es el mayor sistema de este tipo con casi 1.800 proyectos registrados en los países en desarrollo en septiembre de 2009, y más de 2.600 nuevos proyectos a la espera de su aprobación. En base a precios corrientes, los créditos generados por los programas aprobados tendrá un valor de alrededor de $ 35 millones en 2012.

A pesar de las compensaciones se presentan a menudo como la reducción de emisiones, lo que estos proyectos hacen a su hipotética que es mejor para estabilizar los niveles de emisión, mientras que ellos se desplazan de un lugar a otro, normalmente del norte a los países del Sur. En la práctica, esta “mejor de los casos” escenario es pocas veces visto, con el resultado de que la compensación de emisiones aumenta a la vez que exacerban los conflictos sociales y ambientales.

3. Entonces, ¿qué hay de malo en la tapa y el comercio?

Hay fallas teóricas fundamentales en la tapa del conjunto y esquema de comercio, incluso antes de buscar en el registro real de su aplicación. Esto es porque el régimen nunca se creó para abordar directamente la tarea clave de una rápida transición fuera de la extracción de combustibles fósiles, la sobreproducción y el consumo excesivo. Busca en lugar de cuantificar la contaminación existente como un medio para crear una mercancía negociable nuevo. En este marco, los comerciantes siempre optar por el más barato los créditos disponibles en el momento, pero lo que es barato en el corto plazo no es lo mismo que una gran eficacia ecológica o socialmente justa.

Algunos de los principales problemas con el enfoque de topes y comercio son las siguientes:

  1. El “comercio” componente no reducir todas las emisiones. Simplemente permite a las empresas elegir entre reducir sus propias emisiones o comprar más barato “créditos de carbono”, que se supone que representan reducciones en otros lugares
  2. El “tope” tiene muchos agujeros demasiado ya veces no las tapas . La tapa es tan difícil como la parte menos estrictas de todo el sistema. Esto se debe a que los créditos son vendidos por los que tienen un superávit, y la forma más barata de producir un excedente se debe dar muchos créditos también en el primer lugar (“aire caliente” créditos como consecuencia de las tapas sean demasiado elevados). El objetivo de la negociación es encontrar la solución más barata para la industria contaminante, y es consistentemente más barato comprar “aire caliente” de créditos para reducir efectivamente las emisiones.
    Marco Cap es un proceso político que es altamente susceptible a la presión de las empresas lo que significa que es invariable en la asignación de permisos de contaminación. De hecho, el cabildeo se fomenta a través de la industria amplia “parte interesada” la participación
  3. Compensaciones de aflojar la tapa . Si bien la tapa y el comercio en los límites de la teoría de la disponibilidad de permisos de contaminación, “compensar” los proyectos son una licencia para imprimir los nuevos. Cuando los dos sistemas se juntan, tienden a socavar los demás – ya que uno se aplica un tope y las pistas de otras. Un desplazamiento es esencialmente un permiso para contaminar más allá de la tapa. Más actual y “propuestas” cap and trade sistemas permiten créditos de compensación a ser objeto de comercio dentro de ellos – incluyendo el régimen de comercio de emisiones de la UE (EU ETS) y la tapa de EE.UU. y el esquema de comercio (propuesto en el 2009 de Energía Limpia de América y la Ley de Seguridad, ACES)


4. mercados relacionados con el crecimiento sea capaz de ofrecer reducciones de carbono?

El otro problema es que los mercados son, por esencia, orientada al crecimiento, a fin de buscar nuevas fuentes de acumulación. En los mercados de carbono, esto se logra mediante el aumento de su cobertura geográfica y el número de sectores industriales y los gases que cubren. Sin embargo, esto contradice la esencia de la lucha contra el cambio climático que se trata de reducir el uso de combustibles fósiles y el consumo.

Por ello no es una sorpresa que la introducción de carbono como una mercancía ha dado lugar a nuevas oportunidades para el beneficio y la especulación. El mercado del carbono ya está en desarrollo el camino de los mercados financieros con el uso de instrumentos financieros complejos (el comercio de futuros y derivados) para cubrir el riesgo y aumentar los beneficios especulativos. Esto corre el riesgo de crear una “burbuja de carbono.” Esto no es una sorpresa, ya que fue creado por muchas de las mismas personas en el Chicago Climate Exchange que ha creado los mercados de derivados que llevaron a la crisis financiera reciente.

5. ¿Qué ejemplos ha habido de los regímenes de Capitalización y Comercio?

Ha habido una serie de Cap y los mercados de Comercio – el ETS de la UE, los Estados Unidos Programa de Lluvia Ácida, la Región de Los Angeles Mercados de Aire Limpio (recuperar), el Chicago de Reducción de Emisiones Sistema de Mercado (SGDEA) y la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero. La ETS de la UE, establecida en enero de 2005, es el más grande la tapa y el esquema de comercio de la operación en todo el mundo y es el mejor para ilustrar cómo el comercio de carbono no ha logrado en la práctica.

6. ¿Por qué la Unión Europea de Comercio de Emisiones (EU ETS) otorgará sistemáticamente sobre la asignación de permisos de contaminación?

La mayoría de la tapa y los mercados comerciales utilizan proyecciones de las emisiones históricas proporcionados por la propia industria para calcular la letra inicial en mayúscula. La industria tiene un claro incentivo para exagerar sus emisiones anteriores para obtener más créditos.

Como resultado, la tapa y los mercados comerciales comenzar con los permisos de más. Este fue el caso del comercio de emisiones que de forma sistemática otorgado mayores contaminadores con más permisos de contaminación libre (llamado EUA, la Unión Europea los subsidios) que su nivel real de emisiones de carbono. Esto significa que se les daba ningún incentivo para reducir las emisiones, y como resultado el precio de los permisos se derrumbó – de un máximo de € 31 a finales de 2007 de € 0,01. En la fase I (2005-2007) en su conjunto, de acuerdo a los datos propios de la UE, los mayores contaminadores se permite un valor un 3,4 por ciento más que su nivel real de emisiones.

7. Pero no la segunda fase del ETS de la UE (2008-2012) resolver este sobreasignación?

La UE afirma que ha aprendido de sus errores y que la segunda fase de su plan está funcionando. Si bien es cierto que por primera vez en 2008, los contaminadores se concedieron menos permisos que su nivel real de emisiones, todavía hay exceso de asignación de permisos:

  1. La gran mayoría de las fábricas y los sectores económicos son aún más asignados – que es sólo el sector de la energía que necesita para comprar créditos
  2. El impacto de la recesión en toda la UE significa que la HTA como un todo volverá a estar sobre-asignado en 2009
  3. Corporaciones obtener el mismo número de créditos, incluso si cerrar temporalmente o reducir las operaciones por razones económicas a corto plazo

8. Pero no es la Fase II sin embargo, que conduce a la reducción de emisiones?

La UE pide la reducción de emisiones del 3 por ciento, o 50 millones de toneladas, en los sectores de ETS en 2008. El problema es que al menos 80 millones de toneladas de “compensaciones de carbono” en el mundo en desarrollo fueron comprados como parte de las ETS en 2009 – más que el nivel de la tapa. Así, una vez más, la ETS no requiere reducción de las emisiones por las empresas en la UE.

9. Entonces, ¿quién se benefició del comercio de carbono?

Las empresas reciben la mayoría de los créditos de carbono de forma gratuita. Esto es equivalente a una subvención – y con las asignaciones realizadas sobre la base de las emisiones históricas, la mayor subvención va a los más sucios de la industria (sobre todo las plantas de energía alimentadas con carbón).

Los beneficios inesperados también surgen de un truco contable en torno a “costos de oportunidad.” Las compañías eléctricas optar por hacer lo más barato para cumplir con su objetivo de ETS – que suele ser la compra de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) créditos – sino que pasa en los costos como si estuvieran haciendo el más caro – en realidad la reducción de emisiones.

Incluso las empresas de alimentación que reciben créditos de libre de la ETS sin embargo, han pasado en el costo de estos créditos a los consumidores. La investigación de mercado, los analistas de Point Carbon y WWF calcula que la probabilidad “extraordinarios” los beneficios obtenidos por las compañías eléctricas en la fase II podría ser de entre € 23 y € 71000000000, y que estos beneficios se concentraron en los países con el mayor nivel de emisiones.

ArcelorMittal, la mayor compañía mundial de acero, es otro ejemplo típico. En general, se recibe un cuarto y un tercio más créditos de lo que sería necesario para comenzar incluso la reducción de emisiones.La compañía es probable que han hecho más de € 2 mil millones en ganancias de la ETS entre 2005 y 2008, con más de € 500 millones en este conseguido sólo en 2008 – sin embargo, ha necesitado de no hacer cambios proactivos a sus emisiones de hacerlo.

10. ¿Qué pasa con la fase III de la ETS de la UE?

ETS de la UE en fase III se extiende desde 2013 a 2020, y el debate en Bruselas se centra en el riesgo de “fuga de carbono.” Esto se refiere a las reclamaciones de la industria que las regulaciones estrictas en una parte del mundo va a fomentar la contratación externa a los lugares donde las normas son más débiles. Ya se está utilizando como chantaje táctica de la industria para reducir sus objetivos y obligaciones dentro de la ETS de la UE (y otros esquemas propuestos en Australia y los EE.UU.). Más de la mitad de los 258 sectores industriales en Europa se está evaluando la exposición a la fuga de carbono en el marco del RCDE UE tendrá derecho a los derechos de emisión gratis a partir de 2013, de acuerdo con una evaluación inicial por la Comisión Europea.

11. Entonces, ¿cuál es el problema con la compensación de carbono?

Las compensaciones de carbono permite a las empresas y países para evitar reducir sus propias emisiones mediante la compra de la manera de salir del problema con la reducción teórica en otros lugares. Hay dos regímenes intergubernamentales – la más famosa de las Naciones Unidas Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) -, así como programas de voluntariado realizada en gran parte para la compra de los consumidores individuales. Desafortunadamente ambos sistemas son completamente erróneas:

  1. Venta de pisos. Compensación se basa en la “adicionalidad”, afirma acerca de lo que “de otro modo habría pasado”, ofreciendo a las empresas contaminantes y consultorías financieras la oportunidad de convertir historias de un futuro desconocido en créditos de carbono financiables. La UE admite que al menos el 40 por ciento de estos son falsos, mientras que un estudio realizado por International Rivers se encuentran más del 60 por ciento de los proyectos a ser “no más”.
  2. Compensaciones aumentan las emisiones. El resultado neto del clima es que la compensación tiende a aumentar en lugar de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, desplazando a la necesidad de actuar en un mismo lugar por una demanda teórica de actuar de manera diferente en otro. Por otra parte, mantiene retrasar cualquier acción interna real y permite la expansión de más extracciones de combustibles fósiles.
  3. Hacer las cosas de la misma. El valor de los proyectos del MDL se basa en la construcción de toda una serie de dudosas “equivalencias” entre las prácticas industriales diferentes y muy económica, con las incertidumbres de la comparación vecinos para asegurar que un solo producto se puede construir e intercambiados. Esto no altera el hecho de que quemar más carbón y el petróleo no es de ninguna manera eliminado (y ciertamente no en el mismo período de tiempo) por la construcción de más represas hidro-eléctrica, la plantación de más árboles o capturar el metano en minas de carbón.

12. Las compensaciones de carbono tienen graves impactos ambientales y sociales locales

El uso de máscaras de la retórica de “desarrollo” la injusticia fundamental de la compensación, que las manos de una nueva fuente de ingresos para algunas de las industrias más contaminantes en el Sur, al tiempo que ofrece a las empresas y los gobiernos en el Norte un medio para retrasar la evolución de sus propias prácticas industriales y uso de energía.

En la práctica, los proyectos de compensación de carbono tienen la mayoría de las veces dio lugar a expropiaciones de tierras, conflictos ambientales locales y sociales, el desplazamiento de pueblos indígenas de sus territorios, así como la represión de las comunidades locales y movimientos.

13. Podría programas de reforestación, como el trabajo de REDD?

La inclusión de la plantación de árboles y otros proyectos similares “sumideros” en el MDL y la tapa y los sistemas de comercio también está bajo consideración.

Estos plantean problemas adicionales de medición, ya que muchos proyectos no son adicionales, son difíciles de medir, no incluyen el mantenimiento de los árboles y asumir la absorción instantánea de carbono ya han sido despachados – cuando en realidad se llevará a miles de años para que el carbono que se absorbe .

“Reforestación” también tiende a contar con plantaciones de monocultivos como los bosques, cuando no lo son ya que carecen de la biodiversidad, y contribuir así a la degradación del suelo, y también requieren intensivo de fertilizantes sintéticos, que contribuyen significativamente al cambio climático, la contaminación del agua y los daños a la población local de salud.

Los planes para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD) repetir el error de comercio de emisiones por mercantilizar los bosques. Ellos suponen que la deforestación se debe a que los bosques en pie que menos dinero que los bosques que se talan. De hecho, la mercantilización de los bosques es lo que impulsa la deforestación.

Esta mercantilización incluye el papel del banco de inversión empresarial y el desarrollo de nueva infraestructura minera y los proyectos de extracción de petróleo, minas y tierras para dar paso a plantaciones de monocultivo para la pulpa y el papel y las industrias de aceite de palma, la tala industrial. REDD es probable que la especulación inmobiliaria y de combustible para exacerbar los conflictos de tierras, despojando a los pueblos indígenas y comunidades forestales.

14. ¿Qué impacto tendrán los nuevos esquemas de comercio tienen en la compensación y los mercados de carbono de los bosques?

Los compradores más activos de créditos de compensación en 2008 fueron las empresas europeas, que compró 80 millones de créditos del MDL o de proyectos de aplicación conjunta (un similar sistema de las Naciones Unidas, operado en los países que tienen compromisos de reducción de emisiones bajo el Protocolo de Kyoto), ya sea como una alternativa más barata a reducir sus propias emisiones (ETS bajo), o con el fin de la especulación y la reventa. Pero este mercado es probable que se expanda de forma masiva si la Energía Limpia y la Ley de Seguridad (ACES) se pasa, que propone permitir a las empresas EE.UU. para la compra de 1 hasta 1,5 mil millones las compensaciones internacionales cada año. Esto estimularía un aumento masivo de dañar los proyectos de compensación, creando una enorme presión para reducir los controles, ya insuficientes en su integridad ambiental.

15. ¿Cuáles son los créditos sectoriales?

créditos sectoriales que introduciría nuevas compensaciones como parte de lo que se llama de mitigación apropiadas a nivel nacional las acciones (MMAP) en la jerga política climática. Este es uno de una serie de propuestas que actualmente se está debatiendo para su inclusión en un nuevo tratado climático de la ONU.

La idea básica es que los países en desarrollo deberían comprometerse a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero “en un rango indicativo por debajo de lo habitual”, como el proyecto de declaración de L’Aquila del G-8 en julio de 2009 lo pone.

Esta desviación de una trayectoria futura supone sería considerado como una “reducción” (a pesar de que es necesario nada de eso) y se negocian a ayudar a las industrias en los países desarrollados no reducir sus propias emisiones. El dinero privado que fluye a través de estos mercados de carbono también podría ser un “doble cómputo” como parte del compromiso financiero que los países industrializados se comprometieron a hacer en la Conferencia sobre el Clima de la ONU en Bali.

16. Pero no es el comercio de carbono mejor que nada?

No. Como el comercio de carbono ayuda a evitar el cambio e incluso aumento de las emisiones, mientras que exacerban los conflictos locales, no es una cuestión de alternativas para el comercio de carbono, pero en lugar de tomar medidas que realmente luchar contra el cambio climático.

17. ¿Cuáles son las alternativas para el comercio de carbono?

Los mercados de carbono deben ser desmanteladas, a partir de las compensaciones. Una clara intención de suspender los mercados de carbono fatalmente puede socavar incluso antes de la acción legislativa. Alternativas a continuación, es necesario desarrollar que se consulta adecuadamente y desarrollado conjuntamente con las comunidades locales para prevenir una repetición de la desposesión y la injusticia social causada por los sistemas de compensación.

Una gama de diferentes enfoques serán necesarios, pero pueden ser:

  • El reconocimiento de las soluciones climáticas existentes.La amplia gama de soluciones que ya existen – que tienden a distinguirse por su sensibilidad a los contextos locales en los que operan, se pasan por alto en favor de la acumulación de gran escala “soluciones tecnológicas” o mercado sistemas basados en
  • Dejar los combustibles fósiles en el suelo. propuestas para poner fin a las nuevas centrales eléctricas de carbón y la exploración de nuevos y muchas veces “no convencionales” las fuentes de extracción de petróleo en la primera línea de la lucha por la justicia climática – y debe formar parte de una transición rápida a un mensaje – La economía de combustibles fósiles
  • del medio ambiente. protección Redescubriendo hay una amplia gama de instrumentos de política ambiental que han demostrado ser más eficaz que los enfoques basados en el mercado – que van desde las normas de eficiencia para electrodomésticos y edificios de primas en las tarifas para las energías renovables. El redescubrimiento de estas medidas podrían formar parte de una solución
  • Los nuevos ingresos: o terminan moneda de combustible y la especulación. impuestos y en lugar de un impuesto al carbono regresivo, los ingresos pueden ser generados por un impuesto sobre la especulación monetaria. Un impuesto pesadas o poner fin a la especulación en los precios de los combustibles fósiles también ayuda como una medida transitoria. Esto debe ir acompañado de medidas de política activa-profesional para hacer frente a la escasez de combustible, tales como la prohibición de prepago de medición
  • La energía renovable debe ser apoyado, pero no sin crítica– con la participación de las poblaciones locales y no como base para sostener la expansión en el uso de fósiles o el apoyo de modelo insostenible de la expansión industrial
  • La investigación pública de energía. La investigación privada sobre las alternativas de energía y favorece el uso “menos costosa” falsas soluciones (por ejemplo, los agrocombustibles, represas hidroeléctricas, la energía nuclear) en lugar de alternativas efectivas de medio ambiente, por lo que es menos eficaz que la investigación pública. Sin embargo, esto tendría que ser aliado de la transformación democrática de las instituciones de “gobernanza ambiental,” el orden del día que en la actualidad tiende a ser fijado por las empresas transnacionales
  • Vuelva a estimar la demanda de energía. Los modelos actuales suponen un crecimiento ilimitado y exagerar la demanda futura de energía, lo que ha animado a un exceso de oferta y mantuvo los precios bajos – que es, a su vez un factor clave estructural de exceso de consumo.
  • El movimiento de Ciudades de Transición va en cierto modo a volver a estimar la demanda con su “Descenso de la Energía los planes de acción”, pero carece de un análisis estructural del uso de la industria pesada (o de la acumulación capitalista) y es a menudo ajenas a la organización de una distribución más equitativa de la energía
  • Cambio de los cálculos económicos. contabilidad de costos-beneficio o no para tener en cuenta los costos ambientales o sociales, o es extremadamente reduccionista en sus supuestos.
  • Desafiando el “crecimiento” fetiche. Con frecuencia se afirma que continuó el crecimiento del PIB puede ir de la mano con la reducción de las emisiones. Sin embargo, no hay evidencia de que “avanzadas” las economías están reduciendo significativamente su huella de carbono, o que tal transformación podría ocurrir con la suficiente rapidez para reducir las emisiones.En el lado positivo, el PIB es un indicador muy pobre del bienestar humano, por lo que no es una condición para la mejora social o una buena vida. Si la obsesión con el crecimiento económico es a un lado, se hace más fácil para ver cómo hacer frente al cambio climático y el mantenimiento de una vida sostenible y agradable están lejos de ser objetivos contradictorios

.

Fuente:www.tni.org

El Acuerdo de Cancún se queda al desnudo con la oposición de Bolivia

23-12-2010
Nick Buxton Transnational Institute

En el famoso cuento de Hans Christian Andersen El traje nuevo del emperador, un tejedor se mofa de la arrogancia del emperador y le convence de que se ponga un traje que no existe explicándole que sólo es invisible a los ojos de los ‘irremediablemente tontos’. Como quizá recuerde el lector, el momento de la verdad llega cuando un niño, entre la multitud silenciosa, grita a pleno pulmón: “¡Pero si va desnudo!”. Lo que no siempre se recuerda es que, aunque el emperador desnudo sospecha que el niño dice la verdad, sigue marchando con orgullo como si nada.

El cuento se presta a no pocos paralelismos con los acuerdos sobre el clima que se firmaron en la ciudad mexicana de Cancún la semana pasada. Solo un país, Bolivia, se atrevió a manifestar su discrepancia con el acuerdo. Pero su voz quedó ahogada por el martillo de la presidencia y por las ovaciones de 191 países. Ellos, al igual que el emperador, saben que el acuerdo está desnudo y no tiene ninguna sustancia, pero siguen marchando con orgullo como si nada.

El texto de Cancún: un paso atrás
* El documento acaba con el único acuerdo vinculante, el Protocolo de Kyoto, a favor de un enfoque voluntario y totalmente inadecuado.
* Aumenta las vías de escape y los mecanismos flexibles que permiten a los países desarrollados mantenerse de brazos cruzados.
* Los compromisos financieros se debilitan.
* El Banco Mundial será el encargado de gestionar el nuevo Fondo Verde para el Clima.
* Ninguna discusión sobre los derechos de propiedad intelectual, un tema planteado repetidamente por muchos países.
* Constante preferencia por los mecanismos de mercado
* Se da luz verde al polémico programa REDD
* Exclusión sistemática de las propuestas que surgieron en la histórica Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático 

Cancún marca un peligroso camino sin retorno
El incansable negociador de Bolivia, Pablo Solón, lo expresó con contundencia durante la plenaria final, cuando dijo que la única forma de valorar si el acuerdo tenía algún ‘ropaje’ era analizando si incluía compromisos firmes para reducir las emisiones y si era suficiente para impedir un cambio climático catastrófico.

La preocupante realidad, como apuntó, es que el acuerdo se limita a confirmar las promesas voluntarias, totalmente inadecuadas, de reducir las emisiones del 13 al 16% para 2020 que se plantearon tras las negociaciones de Copenhague.

Según los análisis de Climate Action Tracker, con estas irrisorias ofertas ni siquiera se podría mantener el aumento de la temperatura por debajo del ya controvertido objetivo de los 2 grados centígrados. Con las propuestas que hay sobre la mesa, la temperatura se incrementaría entre 3 y 4 grados, un nivel que los científicos consideran extremadamente peligroso para la gran mayoría del planeta. En palabras de Solón: “No puedo con toda conciencia firmar este documento, que significa la muerte de millones de personas”.

Ante el silencio sepulcral del resto de negociadores, Solón también repasó toda una serie de fallos fundamentales en el acuerdo, desde su total falta de detalles sobre temas clave de financiación hasta su exclusión sistemática de las voces que llegan de países en desarrollo. Tal como indica un comunicado de prensa de Bolivia: “Las propuestas por parte de los países poderosos como los EE.UU. fueron tratadas como sacrosantas, mientras que las nuestras eran desechables. Los acuerdos fueron siempre a expensas de las víctimas, en lugar de los culpables del cambio climático”. Solón terminó su intervención afirmando que, en lo esencial, el texto de Cancún es poco más que un refrito del Acuerdo de Copenhague, que fue objeto de duras críticas el año anterior.

La ministra mexicana de Medio Ambiente, Patricia Espinosa, que presidió las conversaciones, se negó a plantear que se negociaran los puntos del borrador del texto y, aclamada por otros delegados, resolvió –en lo que sería una decisión legalmente discutible– que la oposición de Bolivia no representaba ningún impedimento para el consenso. Los acuerdos de Cancún fueron así ‘aprobados’ entre los grandes aplausos de la comunidad internacional.

La pegadiza melodía del optimismo

Poco después de finalizar la plenaria, se hizo evidente que lo que parecían clamores de apoyo al texto de Cancún eran más bien expresiones de alivio o de desesperación. Después del descalabro de Copenhague y a raíz de la política probablemente deliberada de las grandes potencias, que no dejaban de hablar de ‘bajas expectativas’, el simple hecho de cerrar un acuerdo parecía suficiente. Tal como explicaba Chris Huhne, secretario de Energía y Cambio Climático del Reino Unido: “Esto es mucho mejor de que lo que esperábamos hace apenas unas semanas”. Este sentimiento pareció calar entre las grandes organizaciones no gubernamentales que se dieron cita en Cancún. Greenpeace, que el año pasado tildó el Acuerdo de Copenhague, casi idéntico, de “escena de un crimen”, dijo que Cancún representa “una señal de esperanza que vuelve a sentar las bases para alcanzar un acuerdo mundial para luchar contra el cambio climático”. Oxfam siguió la misma línea, afirmando que “los negociadores han resucitado las conversaciones de la ONU y las han puesto en vías de recuperación”.

Después de Cancún, las principales voces en defensa del texto instan al realismo. Según Tom Athanasiou, de Eco Equity, en suanálisis del acuerdo: “El motivo por el que tanta gente celebra los acuerdos está en que creen que, dejando aparte los detalles, plasman el único pacto que era posible”. Muchos ambientalistas sostienen que, al menos, con este acuerdo y con la confianza renovada en la ONU contamos con un día más para seguir luchando. Al mismo tiempo, advierten que el fracaso de las negociaciones de Cancún habría quizá acabado para siempre con el proceso de la ONU e incluso con la posibilidad de todo acuerdo vinculante sobre cambio climático en el futuro. Casi todos ellos utilizan uno de los mantras preferidos de los negociadores, diciendo que los críticos “no deberían dejar que lo perfecto sea enemigo de lo bueno”.

¿El realismo de la ciencia o de los poderosos?

Este argumento, sin embargo, presupone dos cosas: en primer lugar que, en Cancún, se realizó algún avance, aunque fuera modesto, y en segundo, que es mejor tener algún tipo de acuerdo que ninguno. Este razonamiento, acompañado de las ofertas financieras, las zalamerías y las amenazas de las grandes potencias –como revelan claramente los cables filtrados de Wikileaks–, es sin duda lo que llevó a la mayoría de negociadores gubernamentales a firmar los textos de Cancún. Pero a pesar de ello, estas suposiciones son más que cuestionables.

En lo que se refiere a analizar los avances realizados, dejando al margen las muchas otras críticas del texto, hay pruebas de peso de que los acuerdos de Cancún representan un paso atrás y no adelante. Una de las características fundamentales del Protocolo de Kyoto –que, por lo demás, es totalmente insuficiente– es que integraba objetivos jurídicamente vinculantes y basados en la ciencia. Cuando estamos a punto de alcanzar la primera fecha límite de 2012, diecisiete países incumplirán con casi total seguridad sus compromisos de reducir las emisiones en un 5% para 2020 en comparación con sus niveles de 1990. Algunos países, como Canadá, Australia, Turquía y España, incluso han aumentado en gran medida sus emisiones. Sin embargo, el hecho de que hayan firmado objetivos jurídicamente vinculantes deja abierta la posibilidad de interponer recursos legales y supone un mayor incentivo para que los países intenten observar sus compromisos en el futuro.

El acuerdo de Cancún, en cambio, acaba con el Protocolo de Kyoto y lo sustituye por un sistema de promesas construido a base de compromisos voluntarios. Esto no solo lleva a los países a ofrecer lo que prevén hacer de todos modos, ignorando lo que exige la ciencia, sino que excluye totalmente la posibilidad de imponer sanciones en caso de que un país incumpla sus compromisos. Se trata, en definitiva, de una forma muy poco eficaz y tremendamente peligrosa de abordar una de las mayores crisis a las que se haya enfrentado jamás la humanidad.

¿Será lo bueno enemigo de lo necesario?

El segundo supuesto cuestionable es que cualquier acuerdo es mejor que ninguno. Puede que las cosas sean así con algunos debates internacionales sobre cuestiones menos críticas, ¿pero lo son también en el caso de una crisis ambiental que exige medidas urgentes y drásticas para impedir un cambio climático desbocado? Como apuntan incluso los defensores del acuerdo de Cancún, el texto se encarga fundamentalmente de aplazar las decisiones más difíciles hasta la próxima reunión de la Convención Marco, que tendrá lugar en la ciudad sudafricana de Durban en diciembre de 2011. Se adivina ya como probable que en ese encuentro se vuelva a repetir el bombo y platillo que se creó en torno a Copenhague y que el proceso termine en chapuza o fracaso, especialmente si, como parece, a los delegados se les puede tranquilizar con algunos gestos simbólicos como los demostrados en Cancún.

Mientras tanto, la ventana de oportunidad para actuar se está cerrando. Según un estudio de la London School of Economics, las emisiones de gases de efecto invernadero deberían alcanzar su punto máximo en 2015 para que haya el 50 por ciento de probabilidades de que el aumento de la temperatura se mantenga por debajo de 1,5 grados, la demanda planteada por más de 100 países en desarrollo. En la misma línea, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) señala el año 2015 como el momento en que las emisiones deberán alcanzar su punto álgido para que el CO2 atmosférico se estabilice a un nivel de entre 350 a 400 partes por millón. Ante esta realidad, ¿lo mejor que puede lograr la comunidad mundial es un acuerdo para seguir negociando? ¿Y nos contentamos con hablar de éxito? [Como nota al margen, resulta de un manifiesto cinismo que los países industrializados en Cancún fijaran el año 2015 como fecha para revisar si la meta mundial se debería establecer en 1,5 y no en 2 grados, teniendo en cuenta que, para después de entonces, será demasiado tarde para cualquier medida.]

Lo cierto es que en Cancún se reveló la vergonzosa incapacidad de la comunidad internacional –especialmente de los principales responsables del cambio climático– para encontrar una respuesta colectiva y eficaz a una crisis que afectará a los más vulnerables. Un informe del grupo Climate Vulnerable Forum señalaba en diciembre de 2010 que 350.000 personas mueren ya cada año a consecuencia de catástrofes naturales relacionadas con el cambio climático, y que es probable que esa cifra aumente hasta el millón anual si no cambiamos radicalmente de rumbo. Bolivia no puso palos en las ruedas de ningún avance; fue, más bien, el único país que tuvo la osadía de decir la verdad. En lugar de menos Bolivias, necesitamos a más actores dispuestos a alzar la voz y denunciar que el acuerdo está ‘desnudo’ y es inaceptable. Quizá, si más países –sobre todo grandes economías emergentes como India y Brasil– hubieran dejado claro que no aceptarían un acuerdo ilusorio, se habría empujado al mundo a ir más allá de enfoques cautos y a adoptar medidas drásticas a favor de la humanidad y del planeta.

Solo la movilización en masa puede cambiar el equilibrio de poderes

El giro que se debe dar en términos de planteamientos y acciones solo se hará realidad si nos movilizamos a una escala sin precedentes. La valentía mostrada por Bolivia vino en gran medida determinada por el mandato que recibió de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, que tuvo lugar en Cochabamba en abril de 2010, y del apoyo de las personas que se encontraban a apenas unas calles del centro de convenciones donde tenía lugar la cumbre oficial. Los miles de indígenas, pequeños campesinos y activistas de base que marcharon por las calles se mostraron rotundos en su condena de los acuerdos de Cancún y su respaldo a Bolivia. Son personas que ya ven los costos del cambio climático y que no están dispuestas a claudicar ante un acuerdo que no hace nada para salvaguardar su futuro. Sus reivindicaciones cuentan, además, con el apoyo de redes que trabajan por la justicia climática en todo el mundo.

A pesar de todo, el aislamiento de Bolivia en la plenaria de la conferencia evidencia que este movimiento deberá hacer frente a un desafío titánico en el próximo año. Tal como señala Bill McKibben, fundador de la campaña mundial 350.org, debemos “construir un movimiento que sea lo bastante fuerte como para enfrentarse a la empresa más rentable y poderosa que haya visto la civilización humana: la industria de los combustibles fósiles” y debemos hacerlo ya, antes de que sea demasiado tarde.

El texto de Cancún: un paso atrás

  • El documento acaba con el único acuerdo vinculante, el Protocolo de Kyoto, a favor de un enfoque voluntario y totalmente inadecuado.
  • Aumenta las vías de escape y los mecanismos flexibles que permiten a los países desarrollados mantenerse de brazos cruzados, incrementando las compensaciones y manteniendo los ‘excedentes de permisos de derechos de emisión’ de carbono después de 2010 por parte de países como Ucrania y Rusia, con lo que se anula efectivamente cualquier otra reducción.
  • Los compromisos financieros se debilitan: el compromiso para proporcionar “recursos financieros nuevos y adicionales” a los países en desarrollo se diluye para aludir vagamente a “movilizar [recursos] conjuntamente”, con la expectativa de que estos provengan fundamentalmente de los mercados de emisiones.
  • El Banco Mundial será el encargado de gestionar el nuevo Fondo Verde para el Clima, algo a lo que se oponen firmemente muchos grupos de la sociedad civil debido a la composición antidemocrática de esta institución y a sus dudosos antecedentes ambientales.
  • Ninguna discusión sobre los derechos de propiedad intelectual, un tema planteado repetidamente por muchos países, ya que las normas actuales dificultan la transferencia de tecnologías clave relacionadas con el clima a países en desarrollo.
  • Constante preferencia por los mecanismos de mercado como solución al cambio climático, aunque esta perspectiva no sea compartida por varios países, especialmente en América Latina.
  • Se da luz verde al polémico programa REDD (reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal), cuyo perverso mecanismo supone a menudo que se recompense a los responsables de la deforestación y se desposea de sus tierras a comunidades indígenas y a los habitantes de los bosques.
  • Exclusión sistemática de las propuestas que surgieron en la histórica Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, tales como el establecimiento de un Tribunal de Justicia Climática y el pleno reconocimiento de los derechos indígenas y de la naturaleza.

Nick Buxton Coordinador de comunicaciones y prensa online

Nick Buxton es el coordinador de comunicaciones y prensa online del TNI. Antes de instalarse en California, en septiembre de 2008, Nick vivió en Bolivia durante cuatro años, donde trabajó como redactor y editor web en la Fundación Solón, una organización boliviana que trabaja sobre cuestiones de comercio, agua, cultura y memoria histórica. Entre sus publicaciones, cabe destaca “Civil society and debt cancellation”, en Civil society and human rights (Routledge, 2004) and “Politics of debt”, en Dignity and Defiance: Bolivia’s challenge to globalisation (University of California Press/Merlin Press UK, enero de 2009)

http://www.tni.org/es/article/el-acuerdo-de-canc%C3%BAn-se-queda-al-desnudo-con-la-oposici%C3%B3n-de-bolivia

rebelion.org

A %d blogueros les gusta esto: