Testimonio de los daños que producen los cultivos transgénicos

Blogpost por Juan F. Carrasco – mayo 31, 2011 en 8:37

Con motivo del Consejo Informal de Agricultura de la UE que hoy y mañana está teniendo lugar en la ciudad húngara de Debrecen (recordemos que Hungría alberga actualmente la presidencia de la UE), en el que los representantes de los 27 Estados tratarán importantes asuntos sobre el futuro de la ganadería en Europa, un amplio conjunto de organizaciones ha llevado a cabo un congreso “paralelo”. Éste ha sido auspiciado por Greenpeace, por la sociedad húngara Protejamos el Futuro y por la red de organizaciones “Creating Coherence”. En él han participado expertos en ganadería, agricultura y cambio climático, así como delegados de 70 organizaciones de la sociedad civil, representantes de la Comisión Europea y de las presidencias Húngara y Polaca (el próximo país que dentro de un mes asumirá esta responsabilidad).

En dicho encuentro ha estado presente Greenpeace España para dar testimonio de los daños socioeconómicos generados por el cultivo de transgénicos en nuestro país. Cabe recordar que España es el único país de la UE cuyo Gobierno sigue tolerando estos peligrosos cultivos (en España se cultivan en torno a 70.000 hectáreas de un maíz insecticida de la multinacional Monsanto, el MON 810) y en el cual se lleva a cabo la mitad de los cultivos experimentales de toda la UE. En contraposición, Hungría prohibió en 2005 el cultivo de este maíz transgénico, prohibición que fue atacada por la Comisión Europea pero que quedó ampliamente refrendada en 2007 y 2009 con el apoyo mayoritario del resto de países.

En esta reunión se han desgranado y analizado los múltiples impactos de la ganadería intensiva, tanto en los países del Sur donde se producen las materias primas, como en los territorios de la UE donde se alimenta con ellas a la ganadería, un perverso modelo que destruye no solamente los ecosistemas y las formas de vida sostenibles de América Latina, sino los modelos agrarios familiares y a pequeña escala en la UE.

Una de las más importantes conclusiones es que Europa tiene la obligación moral de dejar de destruir los ecosistemas y los modelos agrarios justos y sostenibles del mundo, y para ello es urgente que las políticas que se van a implantar en la UE estén dirigidas a la independencia en materia de alimentación animal por una parte (autosuficiencia proteica, rotaciones de cultivo obligatorias, etc) y a la reducción de la producción de carne y leche por otra.

Además, la ausencia de etiquetado en los derivados (carne, leche, huevos) de animales que han sido alimentados con transgénicos es en realidad una imposición a los consumidores, quienes sin embargo se siguen manifestando mayoritariamente en contra de los transgénicos.

Esta mañana, primer día del Consejo Informal, estas mismas organizaciones han presentado en Budapest el informe del Banco Mundial y de la FAO “Evaluación Internacional sobre ciencia agraria y tecnología para el desarrollo”, el cual fue publicado por 110 gobiernos y 400 expertos. En él se analiza cómo la agricultura puede contribuir a la reducción de la pobreza y el hambre, reforzando la postura que las organizaciones ecologistas y y de la sociedad civil han mantenido durante décadas, a saber que la solución está en los modelos de producción familiar a pequeña escala y basados en la biodiversidad, y no la agricultura intensiva, cargada de pesticidas y con transgénicos.

Es evidente que España debe dar esos pasos por rescatar los modelos familiares y sostenibles, empezando por prohibir el cultivo de transgénicos, como hicieron en su momento Hungría y otros 6 estados de la UE.

En Hungría, Juan Felipe Carrasco, responsable de la campaña de Transgénicos de Greenpeace

– Muévelo en Twitter, en Facebook, en Tuenti y en Youtube

Con manifestación frente a La Moneda parte campaña contra transgénicos y privatización del patrimonio vegetal

Medio millar de personas llegaron a la protesta contra la aprobación del Convenio Upov 91, efectuada frente al palacio de La Moneda, en Santiago. Con pancartas, folletos informativos y mucha música los manifestantes dieron el puntapié a la campaña para sensibilizar a la ciudadanía.

 La tarde de este domingo cerca de medio millar de personas llegaron hasta la Plaza de la Constitución para protestar contra un convenio que junto a otros dos proyectos de ley en trámite permitiría la privatización de las semillas.

El Convenio Upov 91 fue aprobado por el Senado chileno el 11 de mayo de este año y hace referencia a laUnión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales, creada por un Convenio Internacional del mismo nombre y adoptado en París en 1961. Dicho acuerdo fue revisado en 1972, 1978 y 1991. En esta última puesta al día del convenio se adoptó que las semillas inscritas bajo regímenes de propiedad intelectual sean protegidas por las legislaciones de los países que adopten el acuerdo.

Esto implica que cualquier semilla patentada no pueda ser intercambiada, guardada o plantada por quienes no gocen de su ‘propiedad intelectual’. En Chile la empresa Semillas Baer, de propiedad del padre de la vocera de gobierno, Ena Von Baer; el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Inia), dependiente del Ministerio de Agricultura; y, ahora último, la trasnacional Monsanto, que ya experimenta con simientes transgénicos en el país, son quienes han registrado la mayor parte de las semillas existentes en el país.

Rodrigo Ulloa, de Chile sin Transgénicos, advierte que las semillas genéticamente modificadas pueden provocar “daños a la salud y en los cultivos. La misma industria que las produce no garantizan la inocuidad de sus alimentos, diciendo que no es su función asegurar esto, sino que sólo vender un producto”.

La organización Chile sin Transgénicos fue una de las convocantes a la protesta, junto al grupo Facebook Chile organizado y la Revolución de la Cuchara.

Ulloa advierte que si bien el Convenio no permite la apropiación de las semillas autóctonas, “les permite agarrar una semilla nativa, mejorarla en alguno de sus aspectos, sin que necesariamente hagan una modificación genética, y sacar un nuevo producto al mercado del que si son dueños, pero que a la larga afectará las cosechas de la especie original”.

Dichas organizaciones participaron el día anterior de la masiva protesta contra Hidroaysén, y detallan que “si bien son luchas diferentes en lo específico, detrás está una política pública de años de no reguardar el patrimonio ambiental y ecosistémico del país”.

Gonzalo Guiloff, de Chile Organizado, cuenta que “queremos difundir la información respecto de este acuerdo, lo que nos parece grave. Sobre todo cuando la estrategia en la tramitación de los proyectos de ley y del convenio han sido lo más secreto posible”.

Guiloff recalca que aprobar el Convenio Upov 91 “no es un negocio para Chile, sino que para Monsanto. Con ello logran el monopolio de los alimentos, ya que como ha pasado en otros países sus semillas se comen a las otras y hasta los que no la cultiven a la larga tendrían que pagar derechos a Monsanto”.

Damodar Maharaj, de la Revolución de la Cuchara, quienes acompañaron la protesta con tambores y música, contó que están ahí “porque nos sentimos un ciudadano de este planeta y debemos defender y proteger a la madre tierra y el derecho a la vida”.

Hasta hoy son 69 países que han suscrito el Upov 91 y en Chile sólo falta la promulgación  de la ley.

También hubo llamados a protestar en regiones y fuera del país.

Detrás del Upov 91 están las empresas Monsanto –que controla más del 90% del mercado de la semilla transgénica- Syngenta, Bayer, y Dupont/Pioneer. Las ventas de semillas y plaguicidas les reportan enormes ganancias a costa de la destrucción de la agricultura campesina, remplazada por la agroindustria y los monocultivos de semillas transgénicas. El precio de los alimentos, según FAO, se encuentra actualmente en los niveles más altos de la historia.

Monsanto es un monstruo de la química transnacional que genera dependencia a la agricultura. Es conocida por producir el herbicida bajo la marca Roundup. También es productor de semillas genéticamente modificadas, causando graves alteraciones y trastornos a las culturas, a la agricultura y a la productividad orgánica en diversos lugares del planeta.

Fuente: El Ciudadano

Rechazo de ciudadanía a Convenio UPOV 91 o “Ley Monsanto – Von Baer”

28 May, 2011

Desde Temuco, diversas expresiones de ciudadanía señalan: “Este convenio es un grave atentado a la soberanía de quienes habitamos en Chile, una transgresión a los derechos humanos colectivos, pasando a llevar patrimonios y conocimientos ancestrales, soberanía y seguridad alimentaria, vida rural campesina y comunitaria cuya base en la semillas y su diversidad hoy es entregada a los intereses de transnacionales como Monsanto”…

“Manifestamos nuestro total rechazo a la reciente aprobación del senado chileno para dar luz verde al Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 91) o llamada “Ley Monsanto” y que fue aprobada por los correspondientes senadores”….


COMUNICADO DESDE TEMUCO

Quienes suscriben, ciudadanos y ciudadanas concientes, de expresiones sociales desde la Región de la Araucanía, manifestamos nuestro total rechazo a la reciente aprobación del senado chileno para dar luz verde al Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 91) o llamada “Ley Monsanto” y que fue aprobada por los correspondientes senadores. Carlos Cantero (Antofagasta, Independiente); a los UDI Juan Antonio Coloma y Hernán Larraín (ambos de Maule), Pablo Longueira y Jovino Novoa (ambos de RM) y Jaime Orpis (Tarapacá); y a los RN Francisco Chahuán (Valparaíso), José García, Alberto Espina (ambos de Araucanía), Carlos Kuschel (Región de Los Lagos), Carlos Larraín (Valdivia), Baldo Prokurica (Atacama), más el PPD Eugenio Tuma (Araucanía, PPD). La cómoda abstención estuvo a cargo de los PS Camilo Escalona (R Lagos) y Juan Pablo Letelier (O’Higgins), junto a los DC Hossain Sabag (BioBio), Patricio Walker (Aysén) y Andrés Zaldívar (Maule) y Antonio Horvath (Aysén RN)..

Este convenio es un grave atentado a la soberanía de quienes habitamos en Chile, una transgresión a los derechos humanos colectivos, pasando a llevar patrimonios y conocimientos ancestrales, soberanía y seguridad alimentaria, vida rural campesina y comunitaria cuya base en la semillas y su diversidad hoy es entregada a los intereses de transnacionales como Monsanto para la promoción de patentaciones vegetales, el fomento de transgénicos, el monopolio del comercio y un lucrativo negocio cerrado entre este tipo de transnacionales y sectores empresariales de la agroindustria de origen latifundistas colonialistas que concentran el uso y control de la semilla, como la familia de la Ministra Von Baer.

Monsanto es un monstruo de la química transnacional que genera dependencia a la agricultura. Es conocida por producir el herbicida bajo la marca Roundup. También es productor de semillas genéticamente modificadas, causando graves alteraciones y trastornos a las culturas, a la agricultura y a la productividad orgánica en diversos lugares del planeta.

Este convenio que privatiza la comercialización, la importación y exportación de la semilla a favor de los grandes capitales, es una demostración más de cómo sectores políticos inescrupulosos continúan tomando decisiones a espalda de la ciudadanía, hipotecando nuestro presente y futuro, comercializando y mercantilizando elementos básicos de subsistencia para una alimentación sana y saludable.

Al respecto, es inconcebible como bienes públicos continúan siendo enajenados para el interés de privados. Ya el 80 % de las aguas de este País han sido entregadas a una transnacional como Endesa; Las largas y majestuosas montañas de esta cordillera de los andes han sido entregadas para la depredación y contaminación de tierras y aguas a transnacionales mineras como Barrick Gold; Los bordes costeros, la mar, la intervención de ríos para represas, todo absolutamente todo mercantilizado con industrias que vienen causando graves costos territoriales. Ahora son las semillas.

El modelo que nos están imponiendo es depravado, depredador, para nada pensado en quienes realmente vivimos aquí, sino en el lucro insaciable y codicioso de unos cuantos y frente a esto, como ciudadanía conciente, no podemos permitirlo y reaccionamos y exigimos poner fin a este desquiciamiento, a este grave atentado y hacemos responsable directo de esto al gobierno chileno, al oficialismo y ha sectores políticos de la concertación.

Extendemos esta misiva a quienes dicen representarnos en cargos públicos y los emplazamos a poner fin a este tipo de atrocidades y complicidades. Asimismo, esperamos que los órganos controladores, fiscalizadores y supuestamente autónomos del aparato público actúen de acuerdo a su competencia y facultades ante este acto violatorio.

Lo que ha ocurrido es un dispositivo más de una ofensiva en pro de ciertos sectores que lucran abusivamente en la agro industria y nefastas producciones en desmedro de los intereses colectivos, por ello, hacemos un llamado a la ciudadanía a reaccionar frente a este grave atentado a nuestra soberanía y revertir esta afrenta.

Suscriben,

Nicole Olate Cisternas, Revolución de la Cuchara

Freddy Muñoz Mora, Revolución de la Cuchara

Noemí Quezada, Revolución de la Cuchara

Marcos Sepúlveda, revolución de la Cuchara

Mauricio Cosio Llaitul, Revolución de la Cuchara

Fabián Lira Matus, Red de Permacultura

Alfredo Seguel, Grupo de trabajo por Derechos Colectivos

Enrique Pizarro, Red acción por los derechos ambientales, RADA

Marcelo Sandoval, Movimiento humanista

Deyanira Carrasco, Movimiento Humanista

Romina Negrón Otárola, Centro educación ambiental intercultural Mapuche

Carolina Ríos Jara, Comparsa Mujeres Espejo

Millaray Brito Siade, Presidenta Unión Comunal, JJ. VV. Curacautín

Andrea Coñoecar, Periodista

Leyla Noriega Zegarra, periodista

Catalina Gómez Vega, estudiante

Gino Uribe Alvarez, estudiante

Vicente Castañeda D., estudiante trabajo social

Viviana Huiliñir, Geografía – egresada

Andrés MacAdoo E., Psicólogo

Florence Bayer, onf Conosur

Rayen Hurilef, estudiante

Alexis Montecinos, estudiante

María Belén Silva, estudiante psicopedagogía

Diego Alvear Zuñiga, Trabajador y malabarista

Flabio Zuñiga, estudiante

Giselle Pincheira, estudiante sociología

INFORMACIÓN RELACIONADA

Categórico Rechazo de Red de Salud Mapuche a Convenio UPOV 91 o llamada “Ley Monsanto” / Acceder: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6954

23 May, 2011 / Exigen a Parlamentarios que Ley “Monsanto” vaya a Tribunal Constitucional / Después de la indignante aprobación en el Senado del Convenio UPOV 91, que permite que las transnacionales se apropien de semillas y de plantas medicinales de los pueblos indígenas, la Red Parlamentaria Indígena y de Políticas Públicas (RLIPP) llamó a los parlamentarios a “ir al Tribunal Constitucional para que se devuelva el tratado al Congreso y celebrar las consultas pertinentes”./ Leer Más:http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6937

Efecto Monsanto y el saqueo en Chile: Familia de la Vocera de Gobierno Ena Von Baer hará tremendo negocio con la Privatización de las semillas / Acceder:http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6924

Transgénicos y patentes vegetales: SENADO chileno se vendió a los intereses de la Transnacional Monsanto / Acceder: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6895

 Red Legislativa Indigena Y De Politicas Publicas Reprocha Al Congreso Nacional La Ausencia De Consulta Indigena Por Proyecto De Apropiacion De Variedades Vegetales / ACCEDER: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=6881

ANAMURI y su posición en contra de UPOV 91 / En contra de transgénicos y patentes vegetales / ACCEDER:http://www.mapuexpress.net/content/publications/print.php?id=5009

Fuente: mapuexpress.net

¿Qué tan segura es su comida? OMG, Enfermedades Transmitidas por los Alimentos y Biotecnología

Una revisión del informe de GRAIN sobre seguridad alimentaria

por Ananda Rady / Global Research , 06 de mayo 2011

GRAIN ha publicado un informe global, inocuidad de los alimentos para quién? Corporativo riqueza frente a los Pueblos de la Salud , que muestra cómo los gobiernos y las empresas utilizan “seguridad alimentaria” para manipular el acceso al mercado y el control. En lugar de hacer más seguro para el hogar y las reglas de comercio de alimentos “fuerza de apertura de los mercados, o las formas de puerta trasera para limitar el acceso a los mercados.” Destacar los aspectos del informe, los estados de GRAIN:

“En todo el mundo, la gente se está enfermando y muriendo de alimentos como nunca antes. Los gobiernos y las empresas están respondiendo con todo tipo de normas y reglamentos, pero pocos tienen nada que ver con la salud pública. Los acuerdos comerciales, las leyes y las normas privadas para imponer su versión de “seguridad alimentaria” sólo consolidar los sistemas corporativos de alimentos que nos enferman y devastar los que realmente alimentar y cuidar a las personas, las que se basan en la biodiversidad, los conocimientos tradicionales, y los mercados locales. “

Gráfico: Los datos compilados por GRAIN de fuentes gubernamentales y las Naciones Unidas, 2008-2010 (con excepción de Australia = 2005)

 Canadá leche cruda productor Michael Schmidt hace una breve reseña de estas leyes de seguridad alimentaria falsas que violan la libertad de alimentos en este vídeo (aunque él lo ha confundido con la soberanía alimentaria, que es el derecho de una nación para determinar las normas de seguridad alimentaria y tecnologías adecuadas a pesar de ag los acuerdos comerciales):

En el siguiente video, Paul Noble discute la leche cruda y la intrusión del gobierno. “Si Dios hubiera querido que bebamos leche pasteurizada, que habría puesto un pasteurizador de la vaca.”

señala GRAIN, “Durante la visita de EE.UU. del presidente Obama a la India en noviembre de 2010, la India el ministro de Agricultura Sharad Pawar dejó en claro que Estados Unidos puede producir todos los estudios científicos que quiere, y que se revisará con respeto, pero la India no importará lácteos EE.UU. productos nacionales que ofenden las sensibilidades religiosas. “

Que los gobiernos el control de las empresas es innegable, y vemos esto con la Ley de Modernización de Seguridad Alimentaria. El 4 de mayo, citando la FSMA de su autoridad, los EE.UU. Food and Drug Administration declaró que puede tomar alimentos sin evidencia de contaminación. Esto viola flagrantemente la Constitución de EE.UU. de proteger a los ciudadanos de la búsqueda e incautación irrazonable.

En su informe de 37 páginas, de GRAIN muestra cómo pasa el tiempo los acuerdos comerciales bilaterales inhibir las naciones en desarrollo de controlar las importaciones y exportaciones. Reglas generadas por la Organización Mundial del Comercio, en nombre de la seguridad alimentaria “, hacen muy poco para proteger la salud pública, que sirve tan sólo de imperativos de crecimiento empresarial y los márgenes de beneficio.” Varios ejemplos concretos. (Para seguir el desarrollo en curso y los acuerdos comerciales bilaterales, visite Bilaterals.org .)

Sin embargo, las normas estrictas de alimentos desaparecen cuando se trata de alimentos genéticamente modificados:

“En la mesa de negociación comercial, el gobierno de EE.UU. es bien conocido-y temido-para empujar las normas laxas en los alimentos genéticamente modificados. De hecho, un cable diplomático no cubierto por Wikileaks muestra que la administración de George W. Bush presionó al gobierno francés para facilitar su postura en contra de los OGM. En un cable de 2007, el embajador de EE.UU. en Francia fue tan lejos como para sugerir que «nos calibrar una lista de represalia objetivo que causa un poco de dolor en toda la UE ya que esto [la aceptación de los OMG] es una responsabilidad colectiva, sino que también se centra en parte en los peores culpables. ” Y agregó: “La lista debe ser medido en lugar de viciosos y debe ser sostenible en el largo plazo, ya que no debemos esperar una pronta victoria.”

“Estos ‘diplomacia’ es para el beneficio claro y directo de Monsanto, DuPont y otras empresas de biotecnología agrícola que no les gusta los países extranjeros la prohibición de semillas modificadas genéticamente o los alimentos, y mucho menos exigir etiquetas que informen a los consumidores de la presencia de ingredientes transgénicos. las empresas de EE.UU., especialmente los miembros de la Organización de la Industria Biotecnológica, religiosamente uso negociaciones del TLC por parte de funcionarios de Washington como una plataforma para garantizar el acceso al mercado de los OGM a través de agresivas reformas de la reglamentación. “

Aunque la FDA hace un gran problema de etiquetado impropio, se niega a etiquetar los alimentos modificados genéticamente en los EE.UU.. Esto sólo sirve a las empresas de biotecnología, ya que el 95% de la poblaciónquiere etiquetado de los OGM.

“Además de los OGM”, GRANO continúa, “la política comercial de EE.UU. también es vista como desestabilizadora la soberanía de otros países sobre la seguridad alimentaria y asuntos de salud, en la medida en que Washington exige regularmente la relajación de las normas contra la importación de productos agrícolas de EE.UU. que los demás consideren de riesgo, tales como carne de vacuno (EEB, hormonas), vacuno (hormonas), pollo (cloro) y carne de cerdo (gripe porcina) “.

El informe va a cubrir el creciente mercado de alimentos “halal”, el bienestar animal, y los supermercados transnacionales. Mencionar Bayer CropScience y Syngenta, GRAIN escribe:

“Con la industria de los plaguicidas tan íntimamente involucrados en el desarrollo e implementación de estándares de los supermercados, no es de extrañar que la contaminación de plaguicidas sigue siendo frecuente en supermercados. Las pruebas realizadas por Greenpeace en China en 2008 y 2009, sobre las verduras y frutas populares que se encuentran la contaminación por pesticidas mucho más grave de los recogidos en los supermercados Wal-Mart y otros grandes que en los recogidos en los mercados húmedos “.

GRANO también se centra en el creciente número de movimientos de resistencia indígena “la seguridad alimentaria de las empresas” de las selvas del sur, las zonas rurales a las ciudades de Maine que se declara la soberanía alimentaria, a los principales centros urbanos de todo el mundo. Al igual que un circuito de retroalimentación, estos pequeños movimientos, localizada fomentar un sentido creciente de la autonomía:

“La resistencia del pueblo coreano a la carne vacuna de EE.UU. se ha convertido en una expresión de profunda desconfianza hacia el sistema de Corea de la democracia de representación, incluyendo la relación del Estado con los EE.UU., no un miedo irracional de los priones. En Australia, la campaña ha sido más sobre cómo mantener los alimentos en manos de Australia Australia, la preocupación de que muchos pueblos en todo el mundo comparten en lo que respecta a la gobernanza y el control de los suministros de alimentos de su propio país.

“En cuanto a la lucha contra los transgénicos, que son tan diversos como las campañas de lucha contra la carne de Estados Unidos, pero también han sido acerca de los problemas profundos de la democracia, la supervivencia de las culturas locales y los sistemas alimentarios en contra de la embestida del oeste de” soluciones “, teniendo sobre semillas y el conocimiento vivo en manos de las comunidades y desafiar los modelos de todo el desarrollo. “

Reconociendo que la super-higiene, alimentos estériles destruye los probióticos, el movimiento de los alimentos crudos está despegando en los países industrializados:

“Muchas organizaciones de productores y grupos de consumidores, por no hablar de grandes movimientos como el Slow Food, están convencidos de que la complejidad de la diversidad biológica y ecológica – en contraposición a la higiene extrema – son las claves de los sistemas de salud y estable. La naturaleza aborrece el vacío, después de todo. Por supuesto, estos sonda se acerca a la inocuidad de los alimentos también se basan en circuitos cortos, la obtención de alimentos de la granja o la planta de procesamiento a pequeña escala en los hogares de las personas a través menos complejos, los sistemas de distribución más directos (los clubes de los alimentos, todo tipo de agricultura en la comunidad de apoyo sistemas, las cooperativas, y así sucesivamente). “

El calor destruye las enzimas, la leche cocida carece de los probióticos que hacen que la leche un alimento sano naturales. Los EE.UU. requiere que la leche pasteurizada se si se venden a través de las fronteras estatales. No sólo eso, sino que la misma leche es adulterado con ingredientes modificados genéticamente y los antibióticos, los cuales se alimentan a las vacas y que transfiere a la leche.

GRANO concluye que “lo desea, puede dejar de hablar de inocuidad de los alimentos por completo y hacer valer su lugar nuestras propias demandas de calidad de los alimentos, o algo similar más integral. Seguridad alimentaria, calidad de los alimentos o en términos más amplios, es un terreno en el que la gran agricultura empresarial y la cultura de supermercados no pueden superar a los pequeños productores y mercados locales. El desafío es asegurar que el pequeño y lo local se mantenga vivo y girar a la mayor preocupación hoy en día en materia de seguridad alimentaria en nuestro favor. “

El informe es oportuno y pertinente, y una lectura obligada para aquellos que quieran una visión global de la iniciativa de control de los alimentos del mundo.

Siguientes pasos:

F. William Engdahl, Semillas de Destrucción: La Agenda Oculta de la Manipulación Genética

David Gumpert, Revolución de leche cruda: Detrás emergentes Batalla de América por el derecho de Alimentos

Rady Ananda especializada en Recursos Naturales y administra los sitios, la libertad de Alimentos y Informe COTO ..

Fuente: globalresearch.ca

¿La Comida de McDonald’s no se pudre?

19/09/2010

Nuestra intriga con respecto a la vida eterna de una hamburguesa McDonald’s comenzó luego de leer un articulo escrito por la fotógrafa neoyorkina Sally Davies (1) de acuerdo a su proyecto artistico basado en “Happy Meals”: Davies compró una “Cajita Feliz” y puso la hamburguesa  y las papas fritas de McDonald’s sobre una mesa a modo de experimento. Sally decidió fotografiar la comida todos los días para medir a que velocidad se deterioraban los alimentos. Sus fotografías revelaron que transcurridos 145 días, la hamburguesa y las papas fritas parecían tan frescas como el primer día cuando fueron adquiridas en McDonald’s hacia casi 5 meses.

En realidad, nuestro interés creció cuando descubrimos que varios consumidores habían llevado a cabo experimentos similares con hamburguesas de McDonald’s.

En ellos ninguna de las hamburguesas de McDonald’s se descompuso tras extensos períodos de tiempo, oscilando de entre 1 año a más de una década. La consultora en nutrición Karen Hanrahan mantuvo intacta una hamburguesa de McDonald’s por el lapso de 12 años (2). Compró la hamburguesa en 1996 y posteó su informe con las insólitas imágenes en su página web en el año 2008.

.La autora de libros sobre obesidad y activista Julia Havey almacena una hamburguesa con queso de McDonald’s (y papas fritas) hace ya mas de 4 años, y Joann Bruso, una abuela de 62 años de edad,  “se aferró” a una “Cajita Feliz” de McDonald’s durante todo un año. Todos estos eventos fueron grabados en vídeo y fotografiados.

Para ilustrar la diferencia entre la comida natural o real cuando se pudre, Julia Havey  realizó un vídeo donde compara visualmente y en forma impecable como “reacionaron” en el lapso de cuatro años las papas fritas de McDonald’s y una papa normal.

Luego tenemos el video de Foley, “La hamburguesa bionica” (Bionic Burger). Foley coleccionó hamburguesas de McDonald’s “con queso”, y “Big Mac” durante más de 19 años, y “¡se ven exactamente igual al día en que las compré!”, dice Foley. “Estas hamburguesas estan no hechas con sustancias naturales (de acuerdo a la forma en que pensamos normalmente sobre alimentos)”, “son mezclas químicas que contienen el aspecto, sabor y olor de la comida, pero no se deje engañar.”, No hay nada en esa comida “que se parezca a los alimentos convencionales, en lo absoluto.”

Para incrédulos, Foley tiene esto para decir: “No quiero que me creas. Preferiría que compres un par de hamburguesas de McDonald’s y sigas las instrucciones para crear una Bionic Burger tu mismo”.

Ingredientes

Carne picada de McDonald / Papas frita

No, usted no encontrará fluido para embalsamar momias figurando entre los ingredientes de una hamburguesa de carne de McDonald’s, aunque yo no me sorprendería.

McDonald’s emite un comunicado institucional afirmando: “Ningún conservante se añade a la carne para hamburguesa en hamburguesas McDonald’s”.

Sin embargo, según Foley, lo que cualquier bioquimico puede encontrar en una hamburguesa de McDonald’s es 1,1,1 – tricloroetano, 1,2,4 – trimetilbenceno, BCH, cloroformo alfa, clorotolueno, chlorpyritos, DDE, p, p, el DDT (de Monsanto), p, p, dieldrina, difenil 2-fosfato wthylhexyl y etilbenceno, entre una verdadera multitud de productos químicos.

El absurdo para explicar que una hamburguesa no se pudre en mas de 10 años:

Algunos sugieren que “debido a la enorme cantidad de grasas que constituyen el 50 por ciento de las papas y el 35 a 54  por ciento de las hamburguesas”,”estos altos niveles de grasa dejan menos espacio para la humedad, lo cual impide la germinación del moho”.

El pan de McDonald’s

El pan está “enriquecido” (harina de trigo blanqueada, harina de cebada malteada, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, hierro reducido), agua, jarabe de maíz alto en fructosa, aceite de soja parcialmente hidrogenado, levadura, contiene menos del 2% de cada una de las siguientes: sal, sulfato de calcio, carbonato de calcio, silicato de calcio, gluten de trigo, harina de soja, bicarbonato de sodio, emulgente (mono-y diglicéridos, ésteres diacetil tartárico de los ácidos grasos, el etanol, sorbitol, polisorbato 20, potasio propionato), sodio estearoil lactilato, acondicionador de masa (almidón de maíz, cloruro de amonio, sulfato de amonio, el peróxido de calcio, ácido ascórbico, azodicarbonamida, enzimas), propionato de calcio (conservante).

Creación McFrankenstein

Para aquellos de ustedes que aún consideren las hamburguesas eternas de McDonald’s como lo maximo, consideren esto: Las patas de pollo fritas de McDonald’s contienen butilhidroquinona terciaria (TBHQ),  una mezcla basada en productos derivados del petróleo que también se agrega a los barnices, lacas, resinas, y los aditivos de aceita para el campo, y dimetilpolisiloxano, un antiespumante utilizado en Silly Putty.

Y antes del año 2003, incluyeron incluso más tóxicos químicos en los “McNuggets” de pollo de McDonald’s que sorprendieron tanto a un juez federal que ordenó retirarlos.

En el 2003, un juez federal llamó a esa “comida”una “creación de McFrankenstein” que utilizaba varios elementos que definitivamente no son familiares para un cocinero”. Los unicos ingredientes que fueron autorizados a permanecer fueron el TBHQ y dimetilpolisiloxano.

Cómo crear su propia hamburguesa inmortal:

  • 1.1. Compra unas hamburguesas en tu restaurante favorito de comida rápida: McDonald’s, Wendy’s, Burger King (cualquier lugar donde sirvan productos hibridos, repletos de quimicos y genéticamente modificados. Portadores también de hormonas cargadas con plaguicidas) – ¡PERO NO SE LAS COMA!

  • 2.2. Ponga sus hamburguesas en un lugar lo mas seco posible y déjelas reposar durante muchos, muchos años.

ADVERTENCIA: No ponga las hamburguesas en recipientes cerrados, ni tampoco en frascos. Dejelas “respirar” el aire libre que funciona mejor.

  • 3.3. ¡Y eso es todo! ¡Usted es ahora el orgulloso dueño de su propio Museo de hamburguesas!

Después de 6 o 7 días, usted podrá mostrarlo con orgullo. No se preocupe. ¡Ningún animal o insecto va a tocarlas! – lo cual debería hacer que nos preguntemos porque nosotros si.

Según indica la sabiduria popular McDonald’s no es una “golosina” saludable. Y, si usted ha visto Fast Food Nation, sabrá que la “suculenta” oferta que ofrece la compañía tiene un montón de ingredientes desagradables. A pesar de que no me gusta pensar en esto comiendo un Big Mac, la artista de New York Sally Davies creo de la “Cajita Feliz” un insolito proyecto de arte que proporciona evidencia de que este producto es uno de los peores que usted puede poner en su cuerpo. Davies compró una Cajita Feliz (hamburguesa y papas), la puso (abierta) sobre la mesa de su sala de estar, y como dicen por allí, decidió “ver qué pasa”. Ella tomo fotografías de la hamburguesa y las papas todos los días, y tras los primeros 137 días del proyecto (sin final en el sitio web), los resultados son notables dado que los cambios en los productos son realmente insignificantes. A nuestros ojos, la hamburguesa y papas fritas se ven exactamente igual el día 1 que el día 137. ¿Hambriento todavía?

Mire el slideshow

(2) 1996 McDonald’s Hamburger

Julieta Biaggioni
Diego Ignacio Mur
BWN Patagonia

Fuente: Jaume Satorra.blogspot.com

La contaminación y los transgénicos provocarán alergias al 50% de la población

Campo de maíz transgénicos. (Imagen: ARCHIVO)

  • Según alertó el jefe del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, Pedro Guardia.
  • También afectarán los productos químicos utilizados para las frutas.

Todo sobre: AlergiasContaminación

.

EUROPA PRESS. 17.05.2010 – 17.46 h

Entre el 40 y el 50% de la población mundial sufrirá algún tipo de alergia a mediados de este siglo XXI como consecuencia del uso “cada vez más extendido” de alimentos modificados transgénicamente o de productos químicos “potenciadores de la madurez de frutas y verduras”. También influirá el uso generalizado de antibióticos en animales y la propia contaminación ambientalde las ciudades, según alertó el jefe del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, Pedro Guardia.

Los productos transgénicos deben estar etiquetados

Guardia sostuvo que en el futuro la “mayoría” de estas alergias serán de tipo alimentario, tras advertir, en este sentido, que el 15% de todas las consultas al alergólogo en menores de edad “lo son ya por alergias a los alimentos” o que en el período de 1995 a 2005 las consultas por alergias a alimentos “como frutas, verduras o productos que contienen lactosa, huevo o maíz, se han duplicado”.

Así, y a modo de ejemplo, este especialista explicó que en la actualidad cada vez es más frecuente que en los cultivos de frutas y verduras “se utilice mucho productos químicos que hacen madurar estos productos de forma artificial”, una acción que provoca en el propio alimento “una reacción inmunológica de respuesta, generando unas proteínas de defensa que a la postre son las que el ser humano reconoce como un alergeno -sustancia extraña al organismo-“.

En cuanto a la proliferación de los alimentos transgénicos, esto es, aquellos producidos a partir de un organismo modificado genéticamente, Guardia apostó por que el etiquetado de todos estos alimentos “recoja de forma clara y detallada su composición”.

.

Artículos relacionados:

En 20minutos.es

En otros medios

• El 50% de la población mundial sufrirá alergias en este siglo debido a la contaminación, los transgénicos y los químicos (terra.es)

La lista de enlaces a otros medios se genera de forma automática. 20minutos.es no se hace responsable de los contenidos alojados en esas páginas.

Guía Roja y Verde

.

Greenpeace presenta la 5º versión digital de la Guía Roja y Verde de alimentos Transgénicos

Para la actualización de la Guía volvemos a solicitar a productores y distribuidores de alimentos comercializados en España información sobre su política de utilización de ingredientes transgénicos o sus derivados. Las listas que ofrecemos corresponden al mercado alimentario español y se elabora en función de las respuestas recibidas y de las declaraciones que Greenpeace recoge. La Guía es un documento vivo que va modificándose según los cambios en las posiciones de la industria alimentaria, así como la inclusión de empresas nuevas.

Para garantizar una cadena alimentaria libre de transgénicos y de sus derivados, debemos seguir rechazando su empleo por parte de la industria. ¡Contamos con el uso de tu libertad de elección a la hora de comprar!

Una victoria para los consumidores y consumidoras
El éxito de las cuatro ediciones anteriores de esta Guía Roja y Verde de Alimentos Transgénicos y la necesidad de conocer la evolución de la política de las empresas en materia de transgénicos nos ha llevado a preparar esta cuarta edición actualizada.

Tras años de debate público, la mayoría da ciudadanía española, al igual que la del resto de Europa, mantiene una actitud contraria a los transgénicos también llamados Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Esta oposición ha llevado a la mayor parte de las empresas a eliminar los ingredientes transgénicos de sus productos.

¿Qué podrás encontrar en esta guía?
Los cultivos transgénicos utilizados para alimentación humana en la UE son fundamentalmente algunas variedades de maíz y de soja. Por eso en esta guía figuran sólamente alimentos que contengan al menos un ingrediente o aditivo producido a partir de estos cultivos. Algunos ejemplos de ingredientes y aditivos derivados del maíz y de la soja, y por tanto “sospechosos” de tener un origen transgénico, son:

* Soja: harina, proteína, aceites y grasas (a menudo se “esconden” detrás de la denominación aceites/grasas vegetales), emulgentes (lecitina-E322), mono y diglicéridos de ácidos grasos (E471), ácidos grasos.
* Maíz: harina, almidón*, aceite, sémola, glucosa, jarabe de glucosa, fructosa, dextrosa, maltodextrina, isomaltosa, sorbitol (E420), caramelo (E150), grits.ç

(“Almidón modificado” hace referencia a una transformación físico-química sin relación con los transgénicos.)

Por eso, esta guía no menciona alimentos frescos ni productos en cuya composición no intervengan ninguno de estos dos cultivos.

¿Verde y rojo?
Lista verde
Incluye aquellos productos de los cuales Greenpeace tiene constancia de que los fabricantes han garantizado que no utilizan transgénicos -ni sus derivados- en sus ingredientes o aditivos.

Lista roja
Incluye:
– productos cuyos fabricantes no garantizan a Greenpeace ausencia de transgénicos o sus derivados- en sus ingredientes o aditivos.
– productos para los cuales hemos encontrado transgénicos en laboratorio transgénicos (en este caso, la totalidad de los productos de ese fabricante).

– Productos en cuya etiqueta figura que contienen transgénicos o derivados.

Marcas propias
Sección dedicada a las marcas propias de las grandes cadenas de distribución (supermercados, hipermercados, etc.). Todos los productos envasados con esta marca quedan incluidos, sea cual sea la categoría a la que pertenecen (no se trata de todos los productos vendidos en ese supermercado, sino slamente la marca propia a que se hace referencia).

Marcas de fabricante
En esta sección figuran los productos de marcas comerciales, que se pueden encontrar en cualquier tipo de tienda, clasificados por categorías.

Agricultura ecológica:

En la agricultura y ganadería ecológicas (en algunos sitios conocidos como orgánica o biológica) no está permitido el uso voluntario de transgénicos. Sin embargo, el pasado 12 de junio de 2007 se aprobó en la Unión Europea una legislación que permite la contaminación “accidental o técnicamente inevitable” de los productos ecológicos con hasta un 0,9% de transgénicos y sin tener que informar de ello en la etiqueta. Una medida que favorece una vez más a las grandes corporaciones biotecnólogicas y que deja totalmente desprotegido al consumidor.

A %d blogueros les gusta esto: