El nuevo despliegue de 511 efectivos en Afganistán costará 100 millones de euros al año

Chacón explica ante la comisión de Defensa que la bomba que mató al soldado colombiano tenía 12 kilos de explosivo..

Madrid – 17/02/2010

La ministra de Defensa, Carme Chacón, señala en un mapa el lugar del último atentado contra las tropas españolas.-.

Carme Chacón está compareciendo esta tarde en la comisión de Defensa del Congreso con un “doble objetivo”: informar del atentado que costó la vida al soldado colombiano del Ejército español John Felipe Romero Meneses en Afganistán, y pedir el apoyo al envío “absolutamente necesario” de 511 militares adicionales y 40 guardias civiles, con un coste de 100 millones de euros al año y que comenzará este mismo mes. Está previsto que la comisión respalde el despliegue con el apoyo de todos los grupos, salvo IU, ICV y ERC. La ministra de Defensa ha revelado un dato desconocido hasta ahora: que la bomba que mató a Romero Meneses y causó seis heridos el 1 de febrero era un “plato de presión” con “12 kilos de explosivo”, es decir, “con una elevada potencia y capacidad de destrucción”.

La responsable de Defensa, que ha admitido que ésta es la “misión más dura y más compleja” a la que se ha enfrentado nunca el Ejército español, ya que se desarrolla en un escenario “altamente arriesgado, de conflicto y de guerra”, ha explicado que el ataque se produjo contra una patrulla de reconocimiento conjunta compuesta de 11 vehículos y que el fallecido y los heridos iban en el primero, un BMR “modernizado, con brindaje, nuevos motores, mejoras de seguridad e inhibidores de frecuencia”, ha defendido Chacón. Se trata del blindado más antiguo de las Fuerzas Armadas, que está siendo sustituido por vehículos RG-31, mejor preparados para soportar explosiones.

En marzo “no habrá ni un sólo BMR”

Afganistán

La ministra ha reconocido que aún quedan 24 BMR en uso en Afganistán y, en respuesta a una pregunta durante la sesión de control de la mañana, Chacón ha prometido que cuando en marzo llegue el próximo relevo de tropas “no habrá ni un sólo BMR”, y en su lugar estarán los nuevos blindados en los que el Gobierno ha invertido 321 millones de euros. “El PP en ocho años de Gobierno invirtió cero euros en esto”, ha subrayado, para añadir que el Ejecutivo socialista está “dando la vuelta a una decisión errónea que tomó José María Aznar, prolongar la vida útil de los BMR, que ya entonces tenían 30 años”.

Siguiendo con el relato del atentado, Chacón ha precisado que en su camino hacia la ciudad de Qala-i-Naw, sufrieron “hostigamiento” y “disparos” y, tras la intervención de los helicópteros para allanar el camnio, siguieron su marcha y cumplieron su cometido. De regreso, se produjo “la explosión y un nuevo hostigamiento”. La ministra ha destacado “la rápida y adecuada” reacción de los militares, que permitió que se abatiera a tres insurgentes, considerados por Defensa autores del atentado, y la “evacuación de los heridos”, así como “evitar más bajas”. De los heridos, “dos sufrían heridas de cierta consideración” y los otros cuatro “de menor” gravedad. John Felipe Romero Meneses estaba destinado en el Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62 con bases en Barcelona y San Clemente de Sasebas (Girona).

El conflicto de Afganistán

La explosión causó seis heridos, dos de ellos graves, y el resto leves. Los dos más graves eran el teniente del Ejército de Tierra Jordi Francesc Rubio Carceller, de 28 años, casado y natural de Hospitalet (Barcelona) y el soldado de nacionalidad colombiana Daniel Ospina Quintana, de 23 años y soltero, que regresaron a tratarse a España, junto a un tercero. Los otros cuatro heridos son los soldados Juan Morales Aroca, de 24 años y natural de Sevilla; Joshua Alcalá Silvera, de 20 años y natural de Tenerife; Carlos Gatos Guardado, de 23 años y natural de Barcelona y Gerson Jaime Rodríguez, de 19 años y nacionalidad colombiana. “El resto, decidió quedarse en Afganistán de forma voluntaria”, lo que según la ministra es una muestra “de la unión y del espíritu de servicio” de nuestras tropas. Rubio fue dado de alta el viernes y Quintana evoluciona favorablemente y saldrá del hospital “en pocos días”. Tras informar sobre la evolución de los heridos, Chacón ha restado importancia a la nacionalidad del militar fallecido y le ha “rendido el más sentido homenaje” y le ha enviado “el agradecimiento sincero de la Cámara y de España” tanto a él como al resto de las víctimas del ataque.

Formaremos “a uno de cada 20” soldados afganos

Tras este homenaje, la ministra ha entrado de lleno en los argumentos a favor el refuerzo del contingente español en Afganistán, que en la actualidad es de 1.068 efectivos -la misión se inició en 2002 y ha costado ya 1.550 millones, un millón al día en el último año-. El objetivo de este refuerzo, según Chacón, es trabajar en la “afganización” para que las fuerzas militares y de seguridad afganas se hagan con el control lo más pronto posible. “Para acabar antes nuestro trabajo y podamos ver una realidad: a los afganos haciéndose cargo de su propio destino como país”, ha dicho. Con este envío, España “va a contribuir de una forma más que notable a la formación del Ejército Afgano”, ya que formaremos “a uno de cada 20” nuevos soldados afganos hasta llegar a 2.000.

La previsión del Estado Mayor de la Defensa es que el grueso de los nuevos soldados se incorporen a partir de marzo al equipo de reconstrucción de Qala-i-Naw, coincidiendo con el relevo de parte del contingente permanente que España tiene en Afganistán, compuesto por 998 soldados.El resto llegará “en función de las necesidades aliadas en lo que queda de año”, aunque la previsión es que lo hagan antes de julio, según Chacón. Sobre la Guardia Civil, que ya tiene 18 efectivos en el país, Chacón ha adelantado que está previsto que durante febrero 24 agentes -los primeros en llegar de la nueva remesa de tropas- se integren dentro de la Gendarmería Europea para la instrucción de policías afganos. El resto del personal hasta completar los 40 se desplegará con posterioridad, y todos ellos tendrán el apoyo de un grupo de 16 militares. Con este refuerzo, España elevará su número de soldados y agentes en Afganistán a 1.600, entre los que están los 70 que velarán por la seguridad del aeropuerto de Kabul hasta 30 de marzo..

Noticias relacionadas:

156 españoles muertos en misiones en el extranjero

El despliegue militar español cuesta un millón al día

Militares españoles matan a tres talibanes en un tiroteo tras sufrir un atentado mortal

Zapatero acepta debatir en el Congreso sobre Afganistán

Cuatro meses de soldado, y a Afganistán

Emboscada mortal en el avispero afgano

Los talibanes muertos en la emboscada son los autores del atentado contra los españoles

España enviará 511 soldados a Afganistán

Una respuesta

  1. Aún me emociono a leer la muerte de John en la misión, podria ser uno de nuestros queridos hijos, cumpliendo con su deber ahí en Afganistan.
    Me ha gustado leer lo bien redactado y informado articulo. Hay que reconocer que la ministra Chacon es una grande mujer¡ espero coja las mejores decisiones por el bien de nuestras tropas y el futuro de ese país Afganistan y cuanto antes puedan cojer las riendas de su nación y azí nuestras tropas no seguir ahí.Que Dios os bendiga¡

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: