Ángeles González-Sinde: historia de un tremendo error

OPINIÓN DE ENRIQUE DANS

Conviene repasar, para los archivos, el breve paso por la política de Ángeles González-Sinde, un lapso de poco más de dos años y medio (increíble lo inmensamente largo que se ha hecho) del que dice sentirse “contenta y orgullosa de haber servido a mi país”. Son esas cosas que la biografía oficial no dice. Examinemos, a la luz de las hemerotecas y de las reacciones generadas, las impresionantes “hazañas” de la ministra:

20-09-2011 – La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, utilizó la tarima del Festival de Cine de San Sebastián para anunciar su decisión de abandonar la política. Es, como muy adecuadamente decía David Bravo, ver como “tiran de una patada un lastre desde un globo; y el lastre, mientras cae, asegura gritando “¡Es que he decidido abandonar el globooooo!”.

Conviene repasar, para los archivos, el breve paso por la política de Ángeles González-Sinde, un lapso de poco más de dos años y medio (increíble lo inmensamente largo que se ha hecho) del que dice sentirse “contenta y orgullosa de haber servido a mi país”. Son esas cosas que la biografía oficial no dice. Examinemos, a la luz de las hemerotecas y de las reacciones generadas, las impresionantes “hazañas” de la ministra:

  • La verdadera motivación del nombramiento de la ministra aparece con la orden que regula el desarrollo de la Ley del Cine. El movimiento “Cineastas contra la orden” acusa a la ministra de atentar contra la diversidad cultural y, sobre todo, de fomentar las prácticas monopolísticas y beneficiar únicamente a los grandes y a aquellos empresarios que “pretenden exclusivamente obtener rentabilidad económica”.
  • Como prueba clara de este desencuentro, surge la crisis de las ayudas en Bruselas: la Comisión Europea decide bloquear las ayudas al cine español. Dada la decisión precipitada y temeraria del Ministerio de Cultura de haber publicado en el BOE una Orden Ministerial sin contar antes con el visto bueno de Bruselas, el bloqueo supone la derogación automática de la normativa anterior, y da lugar a una congelación temporal de las ayudas.
  • La Comisión Nacional de la Competencia emite un informe sobre la situación de las entidades de gestión en nuestro país, en el que afirma que estas entidades (SGAE, DAMA, CEDRO, VEGAP, AGEDI, EGEDA, AIE y AISGE) realizan su actividad desde una evidente posición monopolística, lo que reduce sus incentivos a operar de manera eficiente y provoca la aparición de mercados ineficientes, conflictos de intereses y numerosos problemas de todo tipo (ver noticia enEl PaísEl MundoPúblicoABCEl Economista…) La respuesta de la ministra fue, en contra del riguroso informe, defender a las entidades de gestión y archivar el informe en un cajón.
  • La crisis de la SGAE, sus elecciones fraudulentas y el enorme entramado de corrupción desvelado a partir de las investigaciones del juez Pablo Ruz ponen en evidencia la triste realidad del lobby de la propiedad intelectual en nuestro país, encabezado y defendido por Ángeles González-Sinde. ¿Su primera reacción ante la noticia de la intervención? Pedir “respeto para Bautista“.
Como pequeño mapa de ruta para saber lo que la ministra hizo, no está nada mal, y eso que faltan muchas, muchas cosas, que se podrían vincular muchas, muchas más noticias (y que os agradeceré que lo hagáis en los comentarios). Podríamos también seguir con lo que la ministra NO hizo: NO reformó una ley de propiedad intelectual anclada en el pasado, NO se preocupó lo más mínimo de toda aquella cultura que no fuese cine, NO fue capaz de aproximar al mundo de la cultura hacia la realidad de la red, NO llegó jamás a superar el cuatro en la encuesta de valoración del CIS, y NO fue capaz de contactar con una ciudadanía que siempre la vio como lo que era: una enviada de lo más rancio de la industria del cine para defender una serie de prebendas y repartirse más dinero.
.
González-Sinde terminará pasando a la historia como uno de los episodios más tristes de una política corrupta, de hasta qué punto los lobbies llegaron a controlar el poder en España. Como una demostración del tipo de cosas que tenemos que cambiar, que no deberían volver a suceder, que como ciudadanos tenemos la obligación de impedir que ocurran. Desde el principio, hasta el final: todo un tremendo error.REPRODUCIDO DEL BLOG DE ENRIQUE DANS

internautas.org

Anuncios

Una respuesta

  1. Thank you for sharing with us, I conceive this website truly stands out : D.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: